Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ascohastalanausea escriba una noticia?

Brasil: nueva oportunidad 64 años después

14/06/2014 19:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Después de ser sede de la primera copa que se celebró al término de la II Guerra Mundial, en 1.950, y perder frente a Uruguay por 2-1 en el mítico Maracaná, esta segunda edición representa una oportunidad incomparable de que Brasil despegue

Lo dije en este mismo medio hace ahora un año. En Brasil como en cualquier pais del mundo, cuando el hambre llama a la puerta, el fútbol, como el amor, salta por la ventana. Http://es.globedia.com/brazil-hambre-llama-puerta-futbol-salta-ventana

Sin embargo, después de ser sede de la primera copa que se celebró al término de la II Guerra Mundial, en 1.950, y perder frente a Uruguay por 2-1 en el mítico Maracaná, en mi opinión, esta segunda edición representa un oporunidad única e incomparable, en términos sociales y económicos, a más de por razones de estricta revancha futbolística, de que Brasil despegue.

Mas pan y menos circo que diría nuestro refranero popular. Y lo cierto es que así debía de ser y por eso defendí a los indignados cariocas, paulistas y demás brasileños que salieron a la calle hace mas de un año por todo el país y aún no han vuelto a sus casas.

Lo de Brasil es un escándalo social de proporciones épicas y descomunales, casi como su propia extensión. Quinto país por tamaño y a la cabeza de la élite (BRICS) de los emergentes, soporta unas desviaciones estructurales, sociales y de infraestructuras que le pasarán factura para cuando despierten de su sueño en 2016 al término de las olimpiadas.

Comprendo a los indignados brasileños pero no comparto su protesta enfocada al mundial

Basta enumerar solo aquellas condiciones que mas castigan a la clase baja brasileña -la mas numerosa- y la clase media: una inflación o encarecimiento de la cesta de productos básicos -ya de por si desproporcionada- muy por encima del crecimiento salarial; unas comunicaciones por carretera no ya malas o irregulares sino, lo que es peor, inexistentes o extremadamente peligrosas por la ausencia de mantenimiento (no hablamos aquí de las que puedan unir a las grandes urbes del país sino de las que utiliza cada día la inmensa mayoría de la población); un transporte ferroviario inexistente, una red aérea cara y una amalgama de transporte por autobús (segundo transporte mas utilizado después del turismo particular) con un parque obsoleto y apenas mantenido con unas rutas interminables por razones de pura recaudación; un endeudamiento que supera a la fecha el 50% del salario disponible de las familias por razón de la apertura del crédito automático al consumo -en la compra de cualquier cosa que supere los 100 reales (35€)- con unas tasas de interés que superan muy frecuentemente el 100% TAE anual; una red de salud publica, escasa y mal dotada; unas condiciones laborales muy precarias en materia de jornada y descansos; un precio de la vivienda en las grandes urbes inaccesible; para colmo, un nivel impositivo complejo y confiscatorio en muchos aspectos; una corrupción imparable a todos los niveles; una obesidad que afecta al 50% de la población y una inseguridad ciudadana que convierte a Brasil en el primer país del mundo por número de homicidios anuales.

El panorama es desalentador y la tarea es inmensa pero, a su favor diré, que es el país que lo tiene todo: extensión (casi 18 veces España) población (200 MM aprox.) reservas de petroleo, biodiesel, ganadería, agricultura, pesca, materias primas, industria, servicios, reservas de divisas, fútbol, sol, belleza, encanto, amabilidad de sus gentes y, por encima de todo, un sentimiento de unidad y amor a su tierra, su himno y su bandera que ya quisiéramos para nosotros los países europeos. Como consecuencia, es solo cuestión de activar desde el gobierno federal en Brasilia y desde los respectivos estados (27 estado mas DF) y prefecturas (ayuntamientos) las medidas necesarias en todos los ordenes para hacer de Brasil un país cada día un poco mejor.

Al respecto de las protestas sociales con ocasión del mundial, las comprendo, pero no las comparto. Para empezar, si no se hubiera comprometido esa mil millonaria inversión que hoy se rechaza y denuncia por los manifestantes, Brasil no hubiera resultado elegida como sede del campeonato. No es de recibo acoger los juegos con la inmensa riqueza que eso genera al país elegido, pero solo a las maduras, o sea, sin gasto ni inversión. En esas condiciones se apuntaría Haití o Bangladesh.

De otra parte, si España tiene una población de 45 millones de habitantes y un turismo anual de 60 millones (el 130%), en proporción Brasil, con 200 millones de habitantes, debía de tener un turismo anual de 260 millones y, muy lamentablemente, la cifra anual de turismo en Brasil apenas roza los 9 millones de turistas anuales (el 4, 5% de su población). Los Mundiales como las Olimpiadas, con sus inversiones directas e indirectas, publicas como privadas, son el mejor gasto que un país emergente, único y bello como Brasil, puede realizar para lanzar la imagen y marca de su país y potenciar lo que sin duda representa el autentico motor económico del país en un futuro no muy lejano. Confundir o no ver esa oportunidad es un error -comprensible- pero un error, por parte del amable pueblo brasileño.

Brasil es el país que lo tiene todo

AscoHastaLaNáusea


Sobre esta noticia

Autor:
Ascohastalanausea (267 noticias)
Visitas:
1267
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.