Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jjcomunicaccion escriba una noticia?

Brasa y Leña, enseña de restauración brasileña, refuerza su expansión mediante la concesión de franquicias

02/12/2010 17:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Carne de calidad (cerdo, ternera, cordero y pollo) preparada al estilo brasileño esto es, asada y servida en el mismo 'spiedo' en el que son introducidas al fuego, y a un precio razonable. Además, la cantidad que el comensal desee, y como la lleva el 'churrasquero' del asador a la mesa, siempre caliente y recién hecha. Los clientes tiene derecho a servirse libremente las guarniciones y los postres, ubicados en grandes mesas centrales.

Esta es en líneas generales la propuesta de la cadena de restaurantes Brasa y Leña, ideada y puesta en marcha por un emprendedor, Pedro López, y su familia, dedicada a la distribución cárnica, y que comienza ahora de conceder franquicias para acelerar su implantación en toda España. Una propuesta nada despreciable, pues el pasado año, y con sólo cuatro locales abiertos, ya facturó en torno a los cinco millones de euros.

La puesta inicial de Brasa y Leña ha sido espectacular: cinco restaurantes en Madrid en menos de tres años. Detrás de este arranque, Pedro López, que cuenta con el apoyo de la empresa familiar. Su experiencia profesional en el sector de la alimentación y del mercado brasileño llevaron a este emprendedor a poner en marcha un concepto de negocio basado en el ‘ rodizio’ , "muy común en Brasil, y poco y mal conocido en España, que hiciera cambiar la idea generalizada que tenemos sobre que los buenos restaurantes de carnes son caros". Pues bien, con la idea de abrir próximamente dos locales más en Madrid, ya planifica la expansión nacional a través del sistema de franquicia.

El objetivo de esta central es crecer "de una forma lenta, pero segura, aprovechando el conocimiento de su mercado local que tenga cada uno de nuestros franquiciados". Brasa y Leña quiere expandir su concepto de negocio, en el que las 'caipirinhas', la siempre seductora música de samba y las carnes de los típicos 'rodicios' brasileños pretenden conquistar a los comensales. Detrás está un grupo especializado en la distribución de productos cárnicos de calidad, el plato estrella de esta nueva cadena de hostelería. La empresa cuenta con más de cuatro décadas de tradición en el sector cárnico, y dispone de instalaciones dónde recibe y elabora los cortes de carne al estilo brasileño, para después abastecer a sus restaurantes. La cercanía con el franquiciado es la primera base sobre la que esta central quiere construir su red asociada. En segundo lugar, destaca la calidad, un marchamo que tratan de trasladar en toda la cadena de valor ofrecida al cliente, desde la selección de producto a la decoración, ambientación y servicio.

Sus impulsores están convencidos de la acogida de este proyecto pese al difícil momento del mercado. La gastronomía brasileña no está tan implantada en España como los restaurantes italianos u orientales, y por lo tanto cuenta con un plus de originalidad. Al mismo tiempo, su oferta y ambientación es muy cercana a los gustos de los comensales españoles. En estos 'rodicios' brasileños se pueden degustar productos típicos como las carnes seleccionadas –que la central entrega en exclusiva al franquiciado– repostería típica caribeña y cócteles tan conocidos como las famosas 'caipirinhas' o la sangría brasileña. Todo ello amenizado con música de samba brasileira.

Pese a la inversión inicial necesaria para la puesta en marcha del negocio, que ronda los 400.000 euros, los planes de expansión de esta central hablan de un crecimiento de media docena de establecimientos por año a partir del cierre de 2010, un ejercicio en el que pretenden haber inaugurado al público español al menos tres restaurantes franquiciados.

Los establecimientos Brasa y Leña se ubican en locales de unos 300 metros cuadrados, más terraza. La localización se considera como el principal factor de éxito, por lo que el franquiciado es asesorado sobre este respecto, incluido dentro de un completo programa de formación, al igual que en la fase de apertura y durante el funcionamiento del negocio. El retrato-robot del futuro franquiciado de Brasa y Leña muestra un emprendedor con experiencia en franquicias de restauración, con capacidad de crecimiento en un territorio determinado y ducho en el día a día del negocio.


Sobre esta noticia

Autor:
Jjcomunicaccion (901 noticias)
Fuente:
comunicacionfranquicias.es
Visitas:
8642
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.