Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Arrancandomotores escriba una noticia?

Una botella al mar con mis emociones.

19/05/2011 18:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con el blogger indisponible ("Sentimos esta interrupción del servicio"), leía en ElArsenal que cada entrada que dejas en tu blog es una botella que arrojas al mar: no sabes a quien llegará.Esta mañana de viernes, que ha amanecido soleada en La Fresneda, pero con niebla en Alcañiz, he cogido mi botella de cristal y he pensado que pondría dentro si quisiera transmitir un mensaje sobre la F1.

Por supuesto que mi primera idea ha sido meter el sueño de Jon: llegar a ser piloto de F1; pero, ¿cómo se mete un sueño en una botella de cristal?.

imageDescartado el sueño, pensé en meter su primera victoria , cuando aún estaba en la Fórmula Karting 2008; fue en el circuito de karting de Torremocha .Él y Jacobo Murillo se habían distanciado en las dos primeras posiciones; Jacobo lideraba la prueba, llevando a Jon detrás de él; sobre mitad de la carrera Jon le pasó, pero en seguida Jacobo recuperó la posición. A partir de ahí Jon se mantuvo pegado a su pontón trasero vuelta a vuelta, sin perder en ningún momento la distancia. Y en la última curva de la última vuelta le dio el hachazo definitivo, levantando al público que veríamos la carrera desde la terraza. Después nos dijo que mientras corrían había ido estudiando donde adelantarle y lo que lo hizo al final para darnos más emoción. A partir de ahí son muchas las imágenes que pondría en la botella: la celebración con Champi en Alcañiz, el triunfo en Villena, el reconocimiento como mejor deportista promesa, las galas del motor... pero dentro de una botella no caben los trofeos que ahora amueblan de recuerdos su habitación.

Así que, ni sueños ni recuerdos, por lo que tiro de Youtubeteca para meter el mensaje en la botella con el secreto deseo que alguien sienta con esas imágenes las mismas emociones que me producen a mí: nos remontamos al GP de F1 de Francia de 1979; Gilles Villenueve, de rojo Ferrari, y René Arnaux, de amarillo Renault, luchan por repartirse los dos escalones más bajos de un podio presidido por Jean Pierre Jabouille. Posiblemente sean las cuatro vueltas finales más hermosas de la F1: en las primeras se pasan y repasan en el mismo sitio, saliendo del rebufo al final de recta; pero en la última vuelta dan permiso a la genialidad para inventarse trazadas y frenadas al límite en paralelos imposibles: claro, que eso ocurría cuando aún los alerones delanteros eran simplemente unas sencillas alas.

Relájate y prepárate para disfrutar viendo arte sobre ruedas.

¿Qué meterías tú en la botella para lanzarla al mar? .

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Arrancandomotores (96 noticias)
Fuente:
pulguitaatodogas.blogspot.com
Visitas:
5487
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.