Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emir Iskenderian escriba una noticia?

Bolivia: CLIMA Y POLITICA

15/06/2010 21:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En Tiquipaya, durante la Conferencia Mundial de los Pueblos y los Derechos de la Madre Tierra, grandes polémicas intentan asomar su rostro: ¿Calentamiento o Enfriamiento? ¿Capitalismo o Comunismo?

Se expresó la idea en la frustrada cumbre climática de Copenhaggen y hoy ese pensamiento se realiza. Cobra forma material y movimiento propio. La realidad ha sido transformada por la acción política conciente, superando las primeras expectativas. El fenómeno adquiere símbolos y contradicciones. Sumando voluntades llegamos a un punto sin retorno. Estamos propios y extraños atentos a la Conferencia Mundial de los Pueblos y los Derechos de la Madre Tierra, en Tiquipaya, Cochabamba. Nos empuja la conciencia de una crisis climática sin precedentes en nuestra memoria colectiva inmediata. Grandes polémicas asoman su rostro: ¿Calentamiento o Enfriamiento?; ¿Capitalismo o Comunismo?

1. La Mesa 18 y el éxito del evento

En el Portal Web del evento hay inscritos cerca de 10.000 personas. Vendrán representando las múltiples facetas de más de 140 países. Hay confirmada la representación de ministros, presidentes o secretarios de 37 Estados. Debatiremos en mesas de trabajo y paneles sobre mercados de carbono, justicia climática, producción agrícola, deudas, tribunales, entre otros asuntos. Por otra parte habrán cerca de 200 eventos autogestionados de variada índole.

Muchos haremos una segunda mirada a la “inexistente” Mesa de Trabajo 18, dedicada a los conflictos socio-ambientales y derechos colectivos en Bolivia y el mundo. Tendrá su carpa ubicada – con temple de protesta - a las puertas de la Universidad de Tiquipaya. Es conocido ya el impasse entre organizaciones indígenas con el Gobierno a causa del intento de oficializar el establecimiento de esta mesa. Hoy por hoy, el gobierno dice expresamente que “no existe”. Sólo habrían 17 mesas y punto. La posición oficialista ha planteado que no rehúye ningún tema, pero que deben debatirse en el marco de la amplia estructura establecida.

En la llamada “Mesa 18” se proyecta debatir sobre problemas nacionales e internacionales.Uno de ellos es el impacto de una represa en el río Madeira, que afectaría la Amazonía boliviana, peruana y brasilera. Otro asunto, el proyecto IIRSA, que contempla la construcción de carreteras bi-oceánicas afectando áreas ecológicamente sensibles. El proyecto de minería en el cerro Mutún que pondría en peligro importantes acuíferos, también esta considerado. La mina de San Cristóbal que estaría utilizando el agua que necesitan los pobladores y dejando desértica una importante zona de producción de quinua, es otro episodio. Se trata en definitiva de un espacio más, que pretende articularse en torno a conflictos socio-ambientales que no han podido ser incluidos en las mesas de trabajo “existentes”.

El éxito del evento para el Gobierno Boliviano, consistiríaen logar que se pase la voz a los pueblos, para que se pronuncien y logar generar un acuerdo a la altura de la humanidad. Tratar de generar una corriente de opinión publica que mueva fuerzas sociales y presione a sus gobiernos con respecto al clima. Dedicado a este aspecto, hay un grupo de trabajo denominado “Estrategias de Acción”. Se planeta que se hagan referéndums simultáneos en varios países o la edición de libros dedicados al tema y su concientización. Que se organicen marchas mundiales o la creación de una alianza social internacional. Se trata de forjar la capacidad de movilización a futuro. Abrir espacios en cada país para que vayan legitimando una posición e instrumentos de presión respecto al Clima. Otra posición con respecto al éxito del la Conferencia sugiere que la verdadera conquista es lograr soluciones concretas a problemas puntuales, en todo el globo. Además, velar primero por nuestras necesidades básicas e inmediatas y aportar a la reconducción del “proceso de cambio” en Bolivia.

Algo nuevo sería una declaración por parte de los participantes de la Conferencia y la misma Asamblea Legislativa Plurinacional, con una posición oficial respecto a la polémica climática. Reconocer a factores naturales y antrópicos con incidencia en el Clima. Vivimos un breve período de calentamiento – agudizado por factores antrópicos - que precede a un enfriamiento abrupto, propio de una nueva Edad de hielos y diluvios. Tomar en serio lo que estudios de paleo-climatología sostienen: Vamos de Glaciación en Glaciación.

2. Gaia: Comunicación y Política

En estas épocas es realmente es innovador en materia legislativa y filosófica plantearnos tan abierta y mediáticamente, unos “derechos de la Tierra”. Sugerir que el planeta es sujeto conciente de derecho. Entonces ¿puede Gaia comunicarse? Respondemos a ello rescatando fragmentos de una prosa propia de nuestro artículo “Sangre de selva al borde del camino” (Bolpress). En ellas se comentan dos casos de “comunicación” entre pueblos indígenas y la Madre Tierra:

El primer caso se dio en San Ignacio, con la elección de Sixto Vejarano como alcalde: “… En Moxos, también hay creencias antiguas que a su manera, cambian el rumbo de los acontecimientos. Tal es el caso de las consultas hechas al Maíz y al Plátano. Aquel fin de año de 2005, en un par de comunidades mojeñas, portadoras de este saber preguntaron a estas plantas quien ganaría la contienda municipal. Su respuesta circuló rápidamente por los aires comunales y hay quien afirma, que hubieron aquéllos que creyeron seguir un consejo de la Tierra misma, al ir a votar. Quizás habría que volver a consultar a estas plantas sobre inminentes impactos socio-ambientales. Quizás las Madre Tierra si nos pueda dar un mensaje. Quizás…”

El otro caso corresponde a Rosalba Jiménez: “… Para concluir esta breve reflexión sobre la cuestión del proceso de consulta, cabe contar parte del relato de una dirigente indígena Sikuane, Májanu - Abuela de Clan de las Guacamayas. Explicó como una parte del pueblo U´wa (Colombia), al ver a sus hermanos del territorio vecino eran impactados (volvía a empezar el exterminio) por operaciones petroleras, decidieron prepararse para el momento en que a ellos les toque enfrentar ese tipo de invasión. Los sabios de su pueblo “visionaron el futuro” y entendieron que como pueblo, debían sumar a su fuerza espiritual, estrategias políticas y jurídicas, debían de aprender el idioma del opresor y defenderse. Crearon sus llamados Planes de Vida y erigieron centros de formación propios en antiguos lugares sagrados, y esperaron, esperaron. Poco después de una década, llegaría la hora. Serían esta vez, los jóvenes, los principales impulsores de la defensa del territorio. Los U´wa utilizando sus conocimientos ancestrales, indujeron el pensamiento de los consultores, cambiaron el lenguaje de los talleres de consulta, dilataron el proceso y finalmente detuvieron el avance petrolero…”

La película AVATAR con su árbol de la vida, cuyas raíces nos hacen escuchar a los ancestros, nos recuerda a los relatos de indígenas moxeños.Se cuenta que en alguna de lomas – antrópicas - dispersas por la pampa beniana, a cierta hora y fecha, se puede escuchar a los antiguos.

En estos términos tan rústicos, Gaia o la Pachamama que decimos, se comunica y guarda información. Alguna corriente de pensamiento ha propuesta la figura del “Registro Akásico”. Una suerte de gran memoria colectiva de todos los tiempos y todos los seres. Un registro universal que “graba” lo vivido y del que de alguna manera podemos “descargar información” o “visionar”.

El caso de Gregorio Mirabal, indígena curripaco venezolano es paradigmático en este sentido. Siendo dirigente de ORPIA tuvo ocasión de luchar contra la bio-piratería en sus territorios. Expuso con denuncias como instituciones con supuestas investigaciones científicas hacían bio-prospecciones vía conocimientos ancestrales con los nativos del lugar. Se accedía a recursos genéticos estratégicos sencillamente preguntando a los lugareños y sacando muestras. En defensa de sus conocimientos y recursos las comunidades decidieron cerrar el acceso sus territorios, lo que trajo consecuencias. Fueron convocados por el gobierno, instituciones académicas y una organización de propiedad intelectual en Ginebra a dar explicaciones sobre las razones para oponer resistencia a sus proyectos de investigación. Para salir a defender a los ancianosy el territorio, fue elegido Gregorio. Entonces decidió acudir a quienes debía defender, los sabios de su pueblo. Ellos lo llevarían a un viaje de conocimientos, capaz de prepararlo para el reto que tenían por delante. Así, se dirigieron a un lugar lejano en la selva profunda, del que el iniciado nada sabía. Allí, en un ritual de tres días, con agua y sus plantas, los ancianos manejarían su mente, llevándolo a conocer la historia de su pueblo, las antiguas y secretas luchas. Como resultado, salió fortalecido y jamás traicionaría a su gente. En definitiva, la victoria asomó en esta batalla. Los detractores – autoridades y académicos - hubieron de asumir el derecho de los pueblos indígenas a protegerse, hubieron de aceptar las demandas y determinaciones planteadas por éstos.

Resultaría que la Pachamama es una consumada política comunista anti-imperialista.

3. Derechos de la Pachamama, primeros calvarios

En el Materialismo Histórico se sostiene que en la vida de la sociedad, la política precede al derecho, lo sobre-determina, y a estos dos últimos, los determina la región económica. Actualmente asistimos a un emprendimiento político que sobrepasa al positivismo y su necesidad de materia medible. El concepto de “Derechos de la Madre Tierra” empieza ser parte de discursos y jurisprudencia. Aparece en las noticias, alguna Constitución Política, eventos internacionales, conversaciones diarias y triviales o bien cánticos rituales. Esta noción se va instalando poco a poco en la ideología de las clases sociales. Si prospera el reconocer a la tierra como sujeto de derecho, esto tendrá - casi forzosamente - connotaciones propias de la Ley en el Estado, es decir, capacidad de juzgar y ejecutar el veredicto con la coerción de la fuerza pública.

El año 2009, la representación boliviana propuso en la Asamblea General de las Naciones Unidas elaborar una Declaración Universal de los Derechos de la Madre Tierra. Planteó que se reconozca el derecho a la vida, el derecho de regeneración de su bio-capacidad, el derecho a vivir libre de contaminación y el derecho a vivir en armonía.

La agroindustria sería unos de los frentes en que medidas políticas a favor de la Pacha afectarían la estructura de la matriz deacumulación capitalista boliviana. Ya se han perfilado criterios durante la pre-cumbre climática de los pueblos.El Grupo de Trabajo 17 “Agricultura y Soberanía Alimentaria”, planteaba cuestiones como: Declarar y denunciar que el agro-negocio y su lógica de producción de alimentos para el mercado y no así para el derecho a la alimentación, haciendo perder a la Madre Tierra su capacidad productiva frente a la erosión y la destrucción de la diversidad biológica; Prohibir las tecnologías como los agro-combustibles, los Organismos Genéticamente Modificados, la nanotecnología y todas aquellas que bajo el supuesto de ayudar al clima, en realidad atentan contra la soberanía alimentaria. Promover políticas de control estatales sobre los sistemas de producción agropecuaria para evitar el daño a la madre tierra. Exigir que los gobiernos se comprometan en la defensa del modelo de producción agrícola ecológica.

Si se aceptan estos postulados y obrásemos según predicamos, en Bolivia habría que intentar erradicar a varias fracciones burguesas. En tierras bajas a todo el entramado agroindustrial y en tierras altas a los complejos mineros. Afectaríamos ambas “oligarquías”. Además, cerrar capítulo con la burguesía monopólica transnacional y sus intereses energéticos. Propiedad colectiva de los medios de producción, control obrero en las fábricas y autogestión a todo nivel, sería acciones para implementar estas políticas climáticas

Posibilidades desde luego difíciles y ambiciosas. Sin embargo, son ideas de carácter revolucionario, aunque sin incidencia en los ciclos climáticos milenarios que vive el planeta. No son ideas malas, por el contrario, devienen de demandas unas más vieja que otras, y su implementación mejoraría la vida en el planeta. Su problema reside en el sesgo ideológico. El ignorar que este nuevo sujeto del derecho, la madre tierra, es un ser de carácter glacial que tiende al frío y la lluvia. Sufre las poderosas y enérgicas influencias de su compañero Solar.

Mientras se siga construyendo un entramado de criterios y noticias, de leyes y políticas, basados en la falsedad ideológica del indefinido calentamiento global debido a causas antrópicas, seguiremos errando el camino en el reconocimiento de la verdadera naturaleza de aquel ser a quien le pretendemos otorgar derechos.

Estamos frente a la crisis climática, una crisis de ecosistemas deteriorados con microclimas alterados y una crisis social ante alteraciones del tiempo meteorológico

Nuestra madre tierra esta pariendo una Glaciación. Quizás debamos considerar que es un ser de partos permanentes. Deberíamos tratarla como a mujer preñada: caprichosa y vulnerable. Construir sus derechos sobre la premisa de que esta en el grupo de seres más vulnerables y necesita un cuidado constante.

4. Clima, Tiempo Meteorológico y Corrientes Oceánicas

Antes de seguir, unas breves consideraciones que distinguen al tiempo del clima. El tiempo meteorológico observa y mide las variables atmosféricas de un determinado lugar, en un momento dado. El clima indica los datos de esas mismas variables en el mismo lugar, pero en un periodo más largo, 30 años en adelante. Para estudiar el clima vemos los elementos del tiempo: la temperatura, la humedad, la presión, los vientos y precipitaciones. Factores que influyen sobre estos elementos pueden ser: la latitud geográfica, la altitud del lugar, las corrientes oceánicas, entre otras. De los cinco elementos del Tiempo, la temperatura y las precipitaciones son determinantes. La mayor o menor temperatura da origen a una menor o mayor presión atmosférica, pues el aire caliente tiene menor densidad y se eleva, mientras que el aire frío tiene mayor densidad y desciende. Esto provoca diferencias de presión que originan a los vientos. Esos acarrean humedad y nubes, ocasionando las lluvias sobre la superficie terrestre.

Veamos un poco en detalle uno de los factores que influyen en las variables del clima de la Pachamama: las corrientes oceánicas. Asunto que tampoco esta fuera de la polémica, ya que hay diferencias en cuanto a la interpretación de sus movimientos .

La corriente oceánica del Golfo fue descubierta por habitantes ibéricos hacia 1513. En adelante fue utilizada por las embarcaciones de Castilla en sus viajes de vuelta desde el Caribe hacia España. Esta corriente oceánica mueve una enorme masa de agua cálida desde regiones tropicales hacia las polares, desde el golfo de México hacia el Atlántico Norte. Con una profundidad de unos 100 m y más de 1000 km de ancho se desplaza aproximadamente a 1, 8 m/s con un caudal de 80 millones de m³/s. Su circulación asegura a Europa un clima cálido y palía la aridez en México y las Antillas. Su paso influye en la flora y la fauna marina. Es provocada por la acción combinada del movimiento de rotación del planeta, los vientos globales, la alta concentración sal de sus aguas y de la baja temperatura de la misma cuando llega a latitudes polares. Esto último se denomina circulación termohalina. Las masas enfriadas, más densas, se trasladan por gravedad hacia el fondo marítimo. Un incremento en el flujo de agua dulce en la superficie del Atlántico Norte, puede llevar a una reducción en la circulación termohalina

En la sección de “Documentos para la próxima glaciación” del sitio www.documaniatv.com, puede encontrarse un documento que sostiene: “El calentamiento del planeta provoca el deshielo del Círculo Polar Ártico, el crecimiento del caudal de los ríos de Norteamérica y Asia y el aumento de las lluvias en el Ártico, lo que se traduce en un incremento del agua dulce que se vierte en los océanos alterando su salinidad y densidad. Este cambio provocaría la paralización de la corriente del Golfo. La interrupción de esta benefactora circulación se produciría, según estas previsiones, a lo largo de este siglo con unas consecuencias dramáticas: sin los efectos térmicos de la corriente del Golfo, en Europa se alcanzarían temperaturas similares a las de Siberia, lo que supondría la escasez de recursos hídricos y la aparición de tormentas de nieve y vientos cada vez más frecuentes.”

Hay quienes acusan de alarmistas del Escándalo Climático, el “Climagate” a los que niegan el cambio climático global antrópico y afirman que estamos ante una próxima Edad de Hielo. Una noticia deRichard Black (BBC) dice: “La Corriente del Golfo no parece estar desacelerándose, afirmaron científicos estadounidenses que utilizaron satélites para monitorear los cambios en el mar. En concordancia con los resultados obtenidos por otros expertos que utilizaron distintas metodologías, el equipo estadounidense descubrió variaciones dramáticas en el corto plazo, pero esto no significa que se trate de una tendencia…” (www.atl.org.mx). Incluso Greenpeace ha denunciado que petroleras subsidian corrientes de pensamiento que niegan el calentamiento antrópico del clima en la Tierra.

En el sitio web www.burbuja.info se encuentra el escrito “Corriente del golfo y mini edad de hielo”, allí leemos que: “varios estudios paleo-climatológicos de los últimos años han demostrado que las pasadas atenuaciones de la corriente del Golfo, guardan una excelente correlación con las glaciaciones y otros periodos de enfriamiento en Europa. El último bajón de la corriente, por ejemplo, coincide con la "pequeña edad de hielo", el moderado enfriamiento (de 1 grado de promedio) que experimentó el continente entre los siglos XVI y XIX. La Pequeña Edad de Hielo fue un período frío que abarcó desde comienzos del siglo XIV hasta mediados del XIX. Puso fin a una era extraordinariamente calurosa llamada Óptimo climático medieval. Hubo tres máximos: sobre 1650, alrededor de 1770 y hacia 1850”.

Según estos datos, resulta que los bravos y salvajes conquistadores del viejo mundo llegaron enfermos de frío y hambrientos a las costas marítimas de la Abya Yala. Sus pestes provocarían entre los gentiles del continente el mayor colapso demográfico conocido.

5. Ciclos solares y clima terrestre

Vemos con algo de detenimiento a otros de los factores que hacen variar el clima. Un asunto que no hemos visto considerado en la Conferencia Mundial del Clima en Tiquipaya. Es otro tema en discusión, si hay una relación casual o causal entre el astro rey y el clima frío en la tierra.

El Sol tiene ciclos propios en lo que se calienta o enfría. Estos se aprecian por enormes erupciones conocidas como manchas solares. A mayor cantidad de manchas más calor hacia la tierra. Son enormes explosiones con la fuerza de miles de bombas atómicas, que despliegan mareas de radiación hacia la tierra, llegando a afectar las transmisiones de radio. Se conocen períodos con escasa manchas del Sol: el Mínimo de Maunder (1645 - 1715), el Mínimo de Spörer (1420 – 1570) y el Mínimo de Dalton (1795 – 1823).

El mínimo de Maunder (llamado así en honor del astrónomo solar E.W. Maunder quién descubrió las ausencias de manchas solares) es el nombre dado al período de mediados del siglo XVII a principios del siglo XVIII. Se observó en la época cerca de 50 manchas solares, mientras que lo típico sería observar entre unas 40.000 y 50.000 manchas. Durante este período se vivió en lo que hoy es Europa y Norte América un pico de frío con inviernos extremadamente fríos. Era lo propio de la llamada Pequeña Edad de Hielo, acaecida entre los siglos XV al XVII. Desde la mitad del siglo XIV hasta principios del XIX se dá en la tierra un período llamado Pequeña Era Glacial. Las condiciones del clima fuero durísimas. La temperatura global bajó entre 1 y 1.5º C respecto a las actuales. Esta era comprende los mínimos de Spörer, Maunder y Dalton. (Wikipedia.es)

Registros dan cuenta que en el año 1340 los vikingos modificaron la ruta comercial usual entre Islandia y Groenlandia a causa del el avance del hielo polar. Hacía 1347 la abandonaron del todo por que la navegación era imposible. En el invierno de 1422 a 1423, el hielo cubrió por completo la superficie del mar Báltico. Entre 1570 y 1574, los inviernos fueron muy fríos en Europa y los veranos casi inexistentes y lluviosos. El Ebro se congeló a su paso por Tortosa el 12 de diciembre de 1507 y este suceso se repitió en 1617 y hasta siete veces en los años siguientes. Durante el Mínimo de Maunder aumentaron los glaciares en el norte de Europa así como el largo de sus inviernos. El río Támesis estuvo helado durante semanas en el invierno de 1694-95 (www.ite.educacion.es)

Actualmente se cree que el Sol está atravesando el más profundo mínimo solar en casi todo un siglo. Transcurren semanas y, algunas veces, hasta meses sin que haya una pequeña mancha solar. Esta quietud se ha prolongado por más de dos años.El investigador Bill Livingston, ha estado midiendo los campos magnéticos de las manchas solares durante los últimos 17 años. Ha descubierto que la actividad magnética de las manchas solares va decreciendo. Si extrapolamos esta tendencia hacia el futuro, las manchas solares podrían desaparecer completamente cerca del año 2015. (unknown2012.wordpress.com) Para el astrónomo británico David Whitehouse, la falta de manchas en nuestro Sol, podría presagiar otra mini edad de hielo (xochipilli.wordpress.com).

6. Impactos micro-climáticos antrópicos: Ciudades

Mucho se comenta sobre la incidencia de la actividad humana sobre el clima. Pensamos que es un fenómeno muy local, que agudiza las variaciones del tiempo meteorológico y crea la ilusión de una transformación global.

Existe una variabilidad natural del clima y por otro lado un cambio climático antropogénico. Este último se manifiesta con claridad en las ciudades. Las grandes urbes producen microclimas, esto es “un lugar de características distintas a las que están en la misma zona en que se encuentra”. Sus factores pueden ser la topografía, temperatura, humedad, altitud, latitud, insolación o bien la cobertura vegetal.

El clima urbano se atribuye al hecho que la urbanización hace cambios irreversibles en el paisaje previo y provoca cambios en la atmósfera colindante. Las praderas, bosques, campos, se convierten en superficies de piedra, hormigón, asfalto, metal, ladrillos. Esto afecta al balance del calor y del agua, provocando cambios en las temperaturas atmosféricas, lluvias y nubosidad.El "Efecto de Isla de Calor Urbano" es causado por que el concreto, asfalto de caminos y edificios que tienden a calentarse durante el día y liberar calor en la noche, resultando en mayores temperaturas diurnas y nocturnas. Sin embargo, los científicos no creen que las grandes ciudades provoquen grandes perturbaciones al clima mundial. Se cree que la aportación del efecto de isla de calor urbano al aumento de 0.4 a 0.8ºC en la temperatura global del último siglo, no es mayor de 0.05ºC (www.atmosphere.mpg.de).

7. Apertura del telón al nuevo escenario climático

Esperamos en Bolivia la presencia de científicos que expongan estudios sobre los factores que afectan al clima. Que nos ilustren sobre el mar que no tenemos, las aguas saladas que no nos llegan, vientos marítimos que nuestros barcos no conocen. Queremos que de la Conferencia en Tiquipaya salga un consenso sobre bases científicas antes que ideológicas. Que salgan decisiones preclaras y no discursos demagógicos para un show mediático. Sobre todo, que se reconozca al nuevo escenario climático en el que todos estamos inmersos, un ciclo de glaciaciones. Esto daría una nueva orientación a la política correspondiente.

En cualquier época, energía, alimentos y clima habrían que ser los factores determinantes a considerar en la acción política inmediata. Estamos frente a la crisis climática, una crisis de ecosistemas deteriorados con microclimas alterados y una crisis social ante alteraciones del tiempo meteorológico. La Pachamama en latitudes bolivianas, tiene mucho que ofrecer para la sobrevivencia humana durante el Tiempo de Hielo al Norte y el Tiempo de Aguas al Sur del Planeta.

* Emir Iskenderian Aguilera

Licenciado en Relaciones Internacionales – emirartin@gmail.comCorrientes Marítimas


Sobre esta noticia

Autor:
Emir Iskenderian (12 noticias)
Visitas:
9360
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.