Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Blair prometió apoyar a EEUU casi un año antes de la invasión de Irak

21/01/2011 14:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image El ex primer ministro británico Tony Blair ha afirmado ante una comisión que investiga el papel de Reino Unido en la guerra de Irak que casi un año antes de la invasión, que se produjo en 2003, se comprometió a apoyar a Estados Unidos en caso de que emprendiese acciones contra el régimen de Sadam Husein.

Blair, que no ha dicho que hubiese prometido a principios de 2002 al entonces presidente estadounidense, George W. Bush, el apoyo militar incondicional de Reino Unido, como aseguran algunos, ha dicho que siempre estuvo de acuerdo en que había que hacer algo contra Sadam.

"Acepto totalmente que iba a estar del lado de América a la hora de abordar este asunto", ha admitido ante los miembros de la comisión de investigación en Londres. "Lo que yo le decía al presidente Bush" en el verano de 2002 "era algo muy claro y sencillo: 'Puedes contar con nosotros, vamos a estar contigo para tratar de resolver esto, pero hay dificultades'", ha recordado.

El momento concreto en que se decidió participar militarmente en Irak es una cuestión importante para quienes se oponían a la guerra, que acusan a Blair y a Bush de haberse preparado para la invasión independientemente de si era legal o si iba a contar con el visto bueno de la ONU.

Ésta es la segunda vez que comparece Blair ante la comisión de investigación británica, que le ha convocado para que aclare las pruebas que proporcionó durante su primera comparecencia, en enero de 2010. Reino Unido envió 45.000 soldados a Irak para llevar a cabo la invasión, liderada por Estados Unidos, en marzo de 2003.

SITUACIÓN TRAS EL 11-S

El ex primer ministro ha repetido algo que ya dijo en su primera intervención: que los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos modificaron el cálculo del riesgo, es decir, que había que expulsar a Sadam del poder porque suponía una amenaza para el mundo y se negaba a acatar las normas de la ONU.

Blair ha precisado que la posibilidad de forzar un cambio de gobierno en Irak es algo que se barajó inmediatamente después del 11-S. "Si se convertía en la única forma de abordar esta cuestión, íbamos a estar preparados para ello", ha explicado, para después agregar que convenció a Bush para que buscase el apoyo de la ONU.

En una declaración entregada a la comisión de investigación, Blair revela que ignoró los consejos del fiscal general, Peter Goldsmith, que en enero de 2003 le advirtió de que la invasión de Irak sería ilegal si no estaba respaldada por una resolución de Naciones Unidas.

Goldsmith cambió de opinión poco antes de la invasión, y Blair ha argumentado que consideró que la advertencia que le había hecho previamente era "provisional" y que cambiaría cuando el fiscal general conociese las negociaciones en la ONU.

MALESTAR DE LOS CIUDADANOS

La decisión de participar en la guerra de Irak fue una de las más polémicas tomadas por el Gobierno de Blair, que gobernó durante diez años, hasta 2007. Generó protestas masivas en las calles y el entonces jefe del Ejecutivo fue acusado de haber engañado a los británicos sobre los motivos de la invasión.

Junto al lugar donde ha comparecido el ex primer ministro, cerca del Parlamento, se han manifestado unas 50 personas contrarias a la guerra que han coreado frases como "Blair miente, miles de personas mueren".

Alastair Campbell, que fue director de Comunicación y Estrategia de Blair y uno de sus asesores más cercanos hasta que dimitió a finales de 2003, ha reconocido que muchos británicos siguen sintiendo rabia por haber participado en la guerra. "Algunas personas a las que les gustaba Tony Blair cuando se convirtió en primer ministro (...) nunca le perdonarán lo de Irak", ha declarado al canal de televisión Sky News.

La investigación sobre la participación de Reino Unido en la guerra de Irak, que comenzó en noviembre de 2009 y está dirigida por John Chilcot, miembro del Consejo Privado de la reina Isabel II, fue ordenada por el sucesor de Blair, Gordon Brown, para aprender las lecciones del conflicto, pero su objetivo no es echar la culpa a nadie en particular.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
4524
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.