Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

Los BIRCS, el objetivo a batir

10/04/2018 10:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La geopolítica es cada día más importante en un mundo multipolar en el que las viejas potencias imperialistas intentan revivir el pasado, mientras crece el poder y la influencia de los nuevos actores que no comulgan con el neoliberalismo

Si observamos la evolución de la situación individual de cada uno de los componentes de los BRICS, a nivel internacional, regional y local, podemos apreciar la enorme ofensiva que se ha desatado contra el grupo, con la clara finalidad de desgastarlo y desintegrarlo.

Brasil se aleja cada día más de sus socios y el acoso, derribo y encarcelamiento de Lula es un claro síntoma de este alejamiento y su escasa participación en las iniciativas del grupo, cuyo protagonismo recae fundamentalmente sobre Rusia, China, India y en menor medida Sudáfrica.

El caso de Brasil no es un hecho aislado de las injerencias en los asuntos internos de Ecuador la fuerte presión que sufre la izquierda en Argentina, Chile, Perú y Bolivia.

Sudáfrica también se ha visto salpicada por el escándalo de los distintos procesos judiciales a los que ha sido sometido el anterior presidente de la república Jacob Zuma al que sucedió su vicepresidente el empresario y líder sindical Cyril Ramaphosa cuando su partido el Congreso Nacional Africano forzó su dimisión.

Sudáfrica ostenta la presidencia rotativa de los BRICS, cuya cumbre anual se celebrará en Johannesburgo del 25 al 27 de Julio de este año y a la que acudirá de nuevo como invitada Argentina, además de Angola, Namibia, Ruanda y otros seis países africanos, en un claro intento de dar protagonismo y apoyo a los países africanos, tradicionalmente espoliados por el Tío Sam y sus aliados.

Mientras tanto desde la Casa Blanca y el 10 de Downing Street, se desatan furibundas campañas contra Rusia y China, con tal de ensombrecer su presencia internacional y ningunear sus éxitos políticos y económicos, a la vez que violentan los acuerdos comerciales vigentes para imponer sanciones y aranceles a todos los países emergentes y especialmente a sus líderes mundiales China y Rusia.

Esta batalla por la implantación del neoliberalismo en el planeta, viene acompañada de la repetición del modelo propagandístico de la Guerra Fría, en una nueva edición sin el comunismo como escusa, o telón de fondo, lo que deja al descubierto a la gran oligarquía financiera internacional capitaneada por el Tío Sam y sus Aliados, que una vez más pretenden imponer sus reglas de juego en todo el planeta sin hacer asco a ningún tipo de medios.

EE.UU. vuelve a querer imponerse como el amo del mundo... la nación elegida por dios

Si durante el mandato de Barack Obama, el Tío Sam mantuvo ciertas formas, dentro de lo considerado como “políticamente correcto” consensuadas con los aliados y la Unión Europea, con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, estas formas ya no sólo no se respetan, sino que se ha entrado en una fase de agresión permanente al “adversario”  que ha pasado a convertirse en el “enemigo a batir”, sin atenerse a ningún tipo de razones.

En consecuencia los BRICS, están llamados a recoger en buena medida el descontento de los países no alineados ni con el Tío Sam ni con sus Aliados.

Buena prueba del ridículo espantoso y de espectáculo que están dando en Tío Sam y sus aliados, es su fracasa en la crisis de Siria, donde vuelven a recurrir a la artimaña empleada para justificar la guerra de Irak, con sus campañas sobre el uso de agentes químicos, o el esperpento de la crisis de Corea del Norte.

Sobre esta última volveremos a tratar en un próximo artículo retomando lo que a decíamos en los anteriores, cualquier solución al problema Coreano pasa necesariamente por China y Rusia y no precisamente por los EE.UU., en contra de la propaganda financiada por el Tío Sam, que pretende darle un protagonismo que no tiene ni va a tener en este asunto.

Lo dicho: Los BRICS son la alternativa a un mundo unipolar impuesto por el Tío Sam y sus Aliados. Muerto el comunismo -- como buenos judeocristianos-- ahora tienen que inventarse un nuevo chivo expiatorio con el que distraer a las masas de adocenados borregos a los que convierten día a día con sus campañas de propaganda ideológica.

Mientras tanto Lula resiste desde la cárcel, como lo hiciera Mandela y él mismo antes de llegar a ser presidente.

Así es la democracia, un juego cínico y tramposo que se admite como bueno a pesar de saber que es perversamente malo.

 

@ordosgonzalo

 

 

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1285 noticias)
Visitas:
6119
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.