Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Hamermedic escriba una noticia?

Biolicuefacción Cardiovascular Líquida: "La más poderosa biocirugía cardiovascular del mundo"

26/06/2016 09:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Neurocientífico venezolano ha hallado una poderosa fórmula líquida a base de plantas, frutos y sales minerales capaz de disolver las placas de ateroma que obstruyen las arterias coronarias en tan sólo 7 días

 

¿Qué es la Biolicuefacción Cardiovascular Líquida?

También conocida como "Biocirugía Cardiovascular Líquida", es el nombre dado al proceso interno que se lleva a cabo específicamente en el órgano del corazón a través de la ingesta líquida de una magistral fórmula natural a base de plantas, frutos y sales minerales, cuyos principios activos demostraron una capacidad de actuar curativamente de forma casi exclusiva en hasta ahora casi todas las enfermedades que puedan suscitarse en el corazón, sin importar la capa embrionaria de donde éstas provengan: Tejido Endodérmico (atrios/músculo cardíaco liso),  Tejido Mesodérmico Cerebeloso (pericardio),  Tejido Mesodérmico Cerebral (musculatura cardíaca estriada) y Tejido Ectodérmico (arterias y venas coronarias),  pero más específicamente en este último, puesto que demostró una poderosa acción para disolver (licuar) en micropartículas las "placas de ateromas" que obstruyen las arterias y venas coronarias por más avanzadas y complicadas que éstas se encuentren.

 Este proceso de biolicuefacción cardiovascular (acción de licuar de forma natural los ateromas coronarios) se lleva a cabo gracias a unos poderosos principios activos hallados en ciertas hojas, cortezas y raíces de plantas científicamente seleccionada que demostraron su acción biolicuefactora de los ateromas coronarios. Fueron descubiertas por el Neurocientífico Investigador venezolano, de 39 años de edad, José Azócar, PhD, quien luego de emprender una búsqueda entre los saberes médico-naturales del vulgo en general y de los gurús y chamanes indígenas venezolanos, consiguió dar con plantas usadas por éstos con la capacidad de resolver enfermedades cardíacas a corto, mediano y largo plazo. No obstante, el Dr. José Azócar se dio cuenta que cuando combinaba todas las mejores plantas y frutos con poder curativo a nivel cardiovascular, y le agregaba ciertas sales minerales y oligoelementos para reforzarlo, lograba un milagroso efecto sinérgico tan sorprendente que la primera dosis surte efecto en las primeras 4 horas con resultados increíbles. Los síntomas como la disnea (falta de oxígeno al respirar) y la angina pectoris (dolor en el pecho) desaparecen casi por completo en las primeras 4 a 24 horas de iniciado el tratamiento. Todo esto lo comprobó una y otra vez, el Dr. José Azócar, en cientos de casos de pacientes previamente diagnosticados por un cardiólogo con el Síndrome Coronario Agudo que accedieron por voluntad propia, bajo la supervisión de los médicos venezolanos Dr. Gregorio Gómez y Dr. Ignacio Rondón, tomar la fórmula que hace posible la biolicuefacción cardiovascular. A esta fórmula, el Neurocientífico lo bautizó con el nombre de "Bioquimium Cardiovascular",  ya que según su apreciación, la fórmula se trata de una especie de quimioterapia natural (Bioquimio) que disuelve las placas de ateroma. Por ello le dio este nombre. 

Lo que más sorprende de todo esto es que la biolicuefacción cardiovascular se lleva a cabo sin importar el sexo, la edad, la raza, ni lo avanzadas ni complicadas que estén las obstrucciones coronarias, o si el paciente tiene o no alguna otra enfermedad, así sea diabetes, insuficiencia renal o cáncer; la biolicuefacción siempre se llevará a cabo, sin dejar efectos colaterales de ningún tipo, los resultados son inmediatos y la cura se lleva a cabo a corto plazo casi siempre durante un período de 7 días de iniciado el tratamiento.

 Por estas y muchas más razones, la biolicuefacción cardiovascular líquida se ha convertido en la herramienta número uno contra las obstrucciones coronarias en el mundo por consagrarse un procedimiento ambulatorio, no invasivo, definitivo y sin efecto colaterales. Además, la fórmula no interfiere con ningún otro tratamiento farmacológico, lo que lo hace inocuo. Por otro lado, el Bioquimium Cardiovascular tiene la poderosísima capacidad de borrar los registros de infartos electrocardiográficamente hablando, puesto que tiene una acción regeneradora de la necrosis (muerte de tejido celular) causada en el músculo cardíaco supuestamente irreversible. También reactiva electrofisiológicamente el músculo cardíaco atrofiado, entre muchas otras cosas más.  

EL Neurocientífico explica que los sorprendentes resultados que se obtienen durante las primeras 4 horas de iniciado el tratamiento, se deben en primera instancia al poder antiinflamatorio que poseen otros principios activos de algunas plantas seleccionadas añadidos a la fórmula. El Dr. Azócar asegura que estos principios activos en cuestión tienen un poder "antiesclerótico" (es decir, antiinflamatorio cardiovascular) muy potente. "La fórmula en cuestión, más que disolver los ateromas, en principio actúa como un poderoso antiesclerótico permanente,  ya que la "aterosclerosis"como su nombre lo indica,  es una terminología que se compone de dos complicaciones en una, a saber: “atero” (que es la aterosis o placa de ateroma en sí) representa sólo el 30% de la obstrucción. Y la “esclerosis” (que es la inflamación en sí) representa el 70% de la obstrucción y se trata de un engrosamiento inflamatorio casi permanente de las arterias coronarias", sostuvo el Dr. Azócar.

Asimismo, señala que en las primeras 24 cumplidas con el tratamiento, la angina pectoris (dolor en el pecho) desaparece porque las arterias ya están desinflamadas en gran manera, por lo que el engrosamiento inflamatorio arterial que representa el 70% de la obstrucción arterial -y no por el ateroma como se cree- al desinflamarse, lógicamente desaparece el dolor de forma inmediata y permanente. Y, por otro lado, al bajar el engrosamiento inflamatorio arterial (arterioesclerosis), automáticamente comienza el flujo sanguíneo, lo que significa que la disnea (falta de oxígeno) también desaparece. En otras palabras, si los médicos investigadores se enfocaran en tratar la arterioesclerosis (el engrosamiento inflamatorio arterial) en los pacientes cardiópatas en vez de tratar al mal temido colesterol que tan sólo constituye el 10% de la obstrucción, ya tendrían el 70% de la batalla ganada a la aterosclerosis.

El Bioquimium Cardiovascular tiene la poderosísima capacidad de borrar los registros de infartos electrocardiográficamente

Por el desconocimiento de que la placa de ateroma (aterosis) sólo representa el 30% de la obstrucción -ni siquiera la mitad-, y que de ese 30% sólo una tercera parte (un 10%) lo constituye el colesterol LDL, es que no logran avances significativos para la cura de la aterosclerosis. Los cardiólogos pasan su vida entera creyendo que el colesterol es el causante de las obstrucciones coronarias sin saber que él sólo representa un insignificante 10% de la supuesta culpa. Numerosos estudios bioquímicos e histoquímicos aseguran que sólo han conseguido colesterol LDL, entre otras cosas, en el ateroma (aterosis), el cual constituye una tercera parte. Sin embargo, en el engrosamiento inflamatorio arterial (esclerosis) hay 0% de colesterol, así como que hay 0% de colesterol en los trombos coronarios, lo que echa por tierra que los trombos no se desprenden ni están hechos de placas de ateroma. Es ilógico seguir creyendo que el colesterol LDL es el culpable de esta enfermedad, como es de incongruente seguir medicando al paciente con hipocolesterolemiantes (medicamentos para bajar el colesterol en sangre) para supuestamente evitar las obstrucciones coronarias. Hoy en día, cientos de investigaciones bioquímicas aseguran que la presencia de colesterol LDL en los ateromas coronarios tiene un sentido biológico. Cumple un papel de cemento endotelial (capa interna de las coronarias). Éste aparece para ayudar a sellar unas ulceraciones que se han producido en el endotelio de las coronarias. Es decir, el colesterol LDL forma parte del proceso de cicatrización endotelial cuando el organismo decide reparar el tejido de la íntima coronaria. Indiferentemente de la intervención de los hipocolesterolemiantes, el proceso de cicatrización se llevará a cabo con o sin el consentimiento del médico y del paciente. La cicatrización es un proceso natural que se cumplirá así se administre medicamento para bajar el colesterol LDL en sangre. Y para llevar a cabo esta cicatrización es necesario el colesterol LDL como pegamento. Este proceso natural es indetenible.

Cuando las ulceraciones son muy profundas y tuvieron lugar por mucho tiempo, en efecto, la cicatrización se reflejará muy pronunciada también, manifestándose un fenómeno que el investigador en cuestión ha denominado para referirse a él en sus investigaciones como “queloide coronario”. Por eso se tiende a sobrecicatrizar las paredes de la íntima coronaria. Otra acción directa sobre la placa de ateroma que tiene el Bioquimium Cardiovascular es precisamente la de comportarse como un “agente antiqueloidal coronario”, además de su capacidad para disolverlo. Lo que significa que la fórmula detendrá también de forma definitiva la cicatrización queloidal coronaria que en muchos casos se manifiesta de forma progresiva y permanente, llegando así a complicar cada vez más al cardiópata. Además, tiene una acción cicatrizante no queloidal, no inflamatoria y rápida para el resto de las ulceraciones arteriales que aún faltan por cicatrizar.

Ahora bien, el investigador asegura que el fenómeno de la ulceración que sufren las arterias coronarias previo a la aparición de la placa de ateroma y el engrosamiento inflamatorio arterial como repuesta regenerativa, lo explicó con total precisión y demostrable científicamente en el 100% de los casos, el médico alemán, científico investigador, Dr. Ryke Geerd Hamer en la década de los 80. El Dr. Hamer demostró que a las enfermedades como el cáncer y análogas a éste, así como todas las cardiopatías, están sujetas a las 5 Leyes Biológicas de la Naturaleza que describió este médico, y que el mismo Dr. Azócar verificara y comprobara su existencia. Indiscutiblemente son leyes que existen y se cumplen en cualquier rincón del mundo para todos los seres vivos por igual con o sin el consentimiento del más escéptico de todos los científicos del mundo. El Dr. Hamer se dio cuenta que las ulceraciones coronarias se producían cuando una persona o animal vivía un evento o shock en su vida de manera inesperada, dramática (traumatizante) y en soledad (que pasa día y noche pensando en ello). A este fenómeno que da inicio a cualquier enfermedad, él lo denominó SDH (Síndrome de Dirk Hamer, por sus siglas en inglés y en honor a su hijo). El conflicto que lo activa es el Conflicto de Pérdida de Territorio, que significa que la persona ha perdido algo que creía era de su entera propiedad y dominio. Por ejemplo, perder su casa, su trabajo, su pareja, su matrimonio, su familia, su poder, su autoridad, entre otras. Prácticamente todos pasamos por episodios de vidas como éstos aquí expuestos. Por ello es considerada la enfermedad número uno en el mundo, porque es imposible que alguien no viva en un momento de su vida un Conflicto de Pérdida de Territorio. El que unos enfermen y otros no, habiendo sufrido eventos parecidos estriba en la habilidad que tienen algunas personas para resolver a tiempo su conflicto o simplemente no lo sufren como conflicto. Por eso es necesario que se viva como un DHS que es un shock vivido de manera inesperada, dramática y en soledad; de lo contrario, no habrá ulceración endotelial en la íntima coronaria.

El Dr. Hamer comprobó que a toda persona o animal que vive un Conflicto de Pérdida de Territorio le aparece una imagen en forma de círculos concéntricos, que puede ser visualizado por una tomografía computarizada cerebral simple (sin medio de contraste), en el lóbulo temporal derecho de la corteza cerebral (es decir, a la altura de la oreja derecha). A esta imagen que se visualiza en el 100% de los casos en la tomografía se le conoce como Foco de Hamer, aunque en la medicina oficial se le tiende a confundir con un artefacto, palabra esta que se le da a imágenes tomográficas brillantes en el cerebro ajena al mismo. Sin embargo, sí es producida bioelectromagnéticamente por el cerebro. Este lugar del cerebro donde se manifiesta el Foco de Hamer corresponde a la zona cerebral de donde inervan (nacen) y son controladas las arterias coronarias tanto para animales como para humanos. Y la aparición del Foco de Hamer allí indica que la persona está viviendo activamente sin resolver un Conflicto de Pérdida Territorial. En efecto, la respuesta orgánica que le ocurrirá a la íntima coronaria es ulceración endotelial. Y esto tiene un propósito natural. La NATURALEZA lo que intenta es abrir más la luz del túnel de las arterias coronarias por medio de la ulceración, como si lo lijara por dentro, con el fin de que entre más sangre al músculo cardíaco y pueda la persona tener más fuerza para luchar y recuperar el territorio perdido. A mayor cantidad de sangre al músculo cardíaco, mayor fuerza y resistencia tendrá una persona. Mientras el conflicto siga vivo en la persona, el Foco de Hamer siempre estará encendido y las ulceraciones seguirán llevándose a cabo a lo largo y ancho de las arterias coronarias. Mientras mayor sea el sufrimiento y el tiempo que la persona viva con el conflicto sin resolver, mayores serán las ulceraciones. Una vez la persona resuelva el Conflicto de Pérdida Territorial, bien sea porque lo superó o porque recuperó su territorio, o consiguió uno nuevo que lo reemplazó de buena manera, en ese mismo instante, se desactiva el Foco de Hamer en el lóbulo temporal derecho de la corteza cerebral, y todo aquello que se ulceró tendrá que cicatrizarse por completo. Ya no hay necesidad de más sangre al corazón porque no hay motivo por el qué luchar para recuperar territorio. He aquí, se pone en marcha el proceso de cicatrización endotelial conocido como placa de ateroma y el engrosamiento inflamatorio arterial conocido como esclerosis. A todo este proceso de regeneración celular se le ha mal llamado enfermedad aterosclerótica o aterosclerosis.

Gracias a este vasto conocimiento científico que maneja el Neurocientífico José Azócar, PhD, con respecto a las enfermedades cardiovasculares, y a su apasionada tendencia por el estudio del corazón como el cuarto y más importante cerebro que tenemos, como en efecto se ha referido él en uno de sus artículos científicos titulado “Nuestros Desconocidos Cuatro Cerebros”  de su autoría, es que pudo llegar a crear una fórmula que tuviera la capacidad de comportarse como la propia Biocirugía Cardiovascular, entre otras bondades mencionadas aquí y las que faltaron por nombrar. Esperemos cada día más, muchas personas en el mundo se puedan beneficiar de este importantísimo invento, si se quiere, el más grande de entre todos los alcanzados hoy en día a nivel cardiovascular, sin duda alguna. Vale decir que la única empresa autorizada por el Dr. Azócar, hasta ahora, para elaborar y distribuir el Bioquimium Cardiovascular es la firma comercial GENAPRIM, en Venezuela. Para más información, y muy pronto disponible en la internet, podrá visitar la web oficial del Dr. Azócar www.hamermedic.com, por ahora en construcción, donde podrá consultar con médicos en línea y adquirir esta fórmula con envíos nacionales e internacionales. Por otro lado, si desea un tratamiento intensivo al respecto, con médicos especializados en Biolicuefacción Cardiovascualr Líquida, sólo la empresa Aguópolis International reúne el equipo calificado para tal fin, por lo que deberá contactar con ella directamente siguiendo los contactos que aparecen en la imagen aquí ilustrada. 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Hamermedic (5 noticias)
Visitas:
12502
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.