Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que José M. Amorós escriba una noticia?

Biblioteca digital cubana

29/04/2011 10:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un cubano residente en Canadá solicita ayuda para su proyecto personal sobre una biblioteca digital especializada en literatura cubana

Un buen amigo me ha hecho el favor de saber de la existencia de Sergio de los Reyes, un hombre de mi edad que emigró desde La Habana y que hoy en día vive en Toronto sin olvidar sus orígenes. Supongo que todos somos conscientes de lo que supone publicar en Internet una Biblioteca Cubana de Literatura, no voy a entrar en polémicas sobre el estado cubano y sus instituciones. Esto es, sin duda, una muestra más del cambio que se percibe desde España en la isla caribeña, algo que me alegra personalmente pues tuve la oportunidad de conocer La Habana hace unos años.

Una ciudad en la que era difícil conseguir una conexión a internet, donde todo parece suceder a cámara lenta, rara vez ves a alguien correr por la calle, ni siquiera el que intenta esquivar a un coche de esos que circulan a 30 km/h. Los niños juegan a pelota (baseball) en las calles y no a la playstation encerrados en casa, y los mayores charlan y beben ron sentados en la acera o la escalera de su edificio. No van al cine ni a cenar fuera, ni de copas... sólo se reúnen en sus casas, beben y ríen. Nada más llegar allí paseé solo por la ciudad durante horas y descubrí que no tienen las comodidades que podemos tener en Europa, y no las envidian. Y son felices.

Mi vista se cruzó en varias ocasiones con algún que otro coche de unos 50 años de antigüedad, aparcado a un lado, oxidado y cubierto de polvo, es decir, signos evidentes de que está muy cerca de ser retirado de la circulación; y sólo unos segundos despues se subió a él un buen hombre, arrancó el motor (con cierto esfuerzo) y se marchó.

El tiempo dejó de transcurrir allí alrededor del año 60. Si el cambio es el elemento que hace evidente el paso del tiempo, allí éste literalmente se detuvo y no ha sucedido nada que suponga indicio alguno de su existencia. Sin saber lo que significa la palabra "estress" ni comer en fast foods, son gente agradecida que, a la hora de trabajar con ellos, lo desquician a uno fácilmente, pero con su amabilidad y una sonrisa se le quitan a uno las ganas de discutir.

Mi más sincera enhorabuena a Sergio por el proyecto y espero que le den toda la libertad que la causa merece y se obtenga una extensa base de datos de la cultura cubana.

Para entrar en la misma este es el link: http://bibliotecacubana.net


Sobre esta noticia

Autor:
José M. Amorós (1 noticias)
Visitas:
2300
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.