Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pedro Borrero escriba una noticia?

Betacaroteno, el color de la salud

17/05/2010 16:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Betacaroteno es proveedor de vitamina A que favorece la función celular, regenera los tejidos, fortalece el sistema inmunológico y promueve una piel lozana, entre otras bondades..

Proveedor de vitamina A que favorece la función celular, regenera los tejidos, previene infecciones, fortalece el sistema inmunológico y promueve una piel lozana, entre otras bondades. Conozca este nutriente de fuentes naturales.

Existe un dicho que reza: “Eres lo que comes”. Pues bien, la frase viene como anillo al dedo en este tema. ¿En cuántas ocasiones hemos escuchado que ingerir zanahorias es beneficioso para mantener una piel sana y hermosa o mejorar la visión? Esto se debe a su alto contenido de betacaroteno, un nutriente pródigo en bondades.

Entre la amplia gama de vitaminas, que como seres humanos no somos capaces de producir aunque se traten de compuestos básicos para nuestro organismo, encontramos dos grandes clasificaciones que son las liposolubles y las hidrosolubles. “Las liposolubles se hallan en alimentos con alto contenido de grasa y las hidrosolubles en alimentos ricos en agua”, explica la nutricionista Mónica Pita.

La vitamina A, muy conocida como retinol, caroteno o betacaroteno, según indica Pita, pertenece al primer grupo y destaca por su relevante papel en la formación y mantenimiento de una dentadura sana, de tejidos corporales blandos y óseos, de las membranas mucosas y de la piel, así como también por su positiva contribución a la visión.

Al ser descubierta, sólo se creía obtenerla de fuentes animales como por ejemplo los huevos, la carne, la leche, el riñón y el hígado, específicamente como retinol. Sin embargo, en beneficio de sus consumidores, se halló otra fuente precursora de esta vitamina, libre de grasa y colesterol —a diferencia de las primeras—, que se encuentra en diversas frutas y verduras frescas: los llamados carotenos, y en especial el betacaroteno. “Dentro de los vegetales hallamos los carotenoides, y dentro del abanico de carotenoides, que son alrededor de seiscientos, tenemos al betacaroteno” dice la experta.

Los carotenoides, y entre ellos el betacaroteno, son pigmentos que aportan el característico color amarillo, naranja e incluso rojo a los alimentos que lo contienen: remolacha, tomate, naranja, zanahoria y auyama entre otros. Una vez ingeridos, y a medida que lo va necesitando, el cuerpo los convierte en vitamina A con la particularidad de desechar los excesos.

Según Pita, en el caso del betacaroteno, “se localiza generalmente en la zanahoria y en los vegetales que tienden a ser amarillos o naranja”. Mientras más intenso sea el color de la verdura o la fruta, mayor será su contenido de betacaroteno. Si bien son excluidos en muchas dietas, los especialistas recomiendan ingerir estos alimentos diariamente, a fin de proporcionarle al organismo la cantidad indicada de este nutriente.

Sobre sus efectos

El gran poder atribuido al betacaroteno, componente rico en vitamina A, es su acción antienvejecimiento. Diversos estudios señalan que es capaz de neutralizar la degeneración de las células al destruir los radicales libres que genera el propio organismo y causan la oxidación, convirtiéndose en el complemento perfecto de la vitamina E, que previene su aparición.

Tal como indica Pita, mantiene la piel tersa, saludable y con cierto grado de humedad. “Interviene directamente en los pigmentos de la piel haciéndonos parecer más lozanos, e igualmente favorece la prevención del envejecimiento de las células porque es un antioxidante”.

Asimismo, actúa protegiendo la piel de agresiones externas como el sol, el tabaco, la mala alimentación, el alcohol y la contaminación atmosférica. “Da una mayor efectividad a las funciones de las células epiteliales o las células de los tejidos como tal, haciéndolas más resistentes a cualquier tipo de daño, sobre todo daños ambientales”, señala la especialista.

El betacaroteno es un alimento que retarda el envejecimiento ya que es capaz de neutralizar la degeneración de las células al destruir los radicales libres..

Por otra parte, entre sus principales ventajas, las investigaciones han arrojado que reduce los riesgos de sufrir enfermedades cancerígenas (especialmente de pulmón, boca, estómago y próstata), al estimular el proceso inmunitario del organismo; de la visión (cataratas, por ejemplo), porque interviene directamente en la formación de pigmentos ubicados en la retina, el corazón y úlceras estomacales.

“Está comprobado que las personas que tienen un alto consumo de este nutriente poseen un sistema de defensa que actúa eficazmente ante cualquier tipo de infección, y contraen o tienen menor riesgo de contraer enfermedades como el cáncer, por su efecto antioxidante” explica Pita, señalando que básicamente mejora las funciones inmunológicas. Su efectividad en el tratamiento de accidentes que sufren los tejidos corporales, problemas de la piel y heridas expuestas también ha sido comprobada. Además contribuye al proceso de cicatrización.

“Hay que resaltar que este tipo de compuesto siempre va a trabajar en conjunto. No tiene sentido hablar de una sola vitamina sin darle importancia al resto que actúa junto con ella. Unidos a otros nutrientes que también encontramos en ensaladas, vegetales y frutas, los carotenoides son mucho más eficientes. Estando juntos, estos elementos sintonizan o ajustan las funciones vitales a nivel celular”.

En cuanto a efectos secundarios, lo único evidenciado se debe a dosis extremas, y es la coloración amarillenta de la piel —especialmente en las manos y la planta de los pies— por su pigmentación, y manifestaciones alérgicas que generalmente desaparecen sin dejar secuelas. Según Pita suele suceder cuando la gente tiene una buena ingestión de vegetales y frutas con este componente, y además consume una gran cantidad de vitaminas y minerales en cápsulas.

Para obtener los múltiples beneficios del betacaroteno y hacerlos evidentes, entre ellos una piel saludable y resistente, el consejo es empezar a tomarlo con más frecuencia a través de jugos o batidos, incorporando las frutas y verduras indicadas a la dieta diaria en ensaladas y sopas, o bien con sus suplementos en cápsulas y en tabletas bajo la asesoría de un experto.

Coloración a la medida

Junto al alfa, el betacaroteno es el único carotenoide que se transforma apreciablemente en vitamina A. Sin embargo, existen otros carotenoides que también han cobrado importancia como el licopeno —que da una coloración roja a los vegetales y se encuentra especialmente en el tomate—, reconocido por la ciencia como efectivo componente antioxidante.

“Lo ideal es mezclar todos los tipos de carotenos para cubrir los requerimientos del organismo y obtener mejores resultados” comenta Pita. ¿Cómo hacerlo? consumiendo vegetales y frutas diariamente en el marco de una dieta balanceada. Lo correcto sería ingerirlos en las tres comidas; si se trata del desayuno por ejemplo, incluir un jugo natural, una fruta entera, o trozos de frutas diversas; y en el caso del almuerzo y la cena, incluir vegetales, ya sea en ensaladas o agregados a otras comidas.

En cuanto al aporte de vitamina A del betacaroteno, no existe diferencia entre el consumo de frutas y vegetales y la utilización de suplementos. “La fuente natural siempre es mucho mejor, pero el requerimiento puede cubrirse igualmente con cápsulas” afirma la experta. La única desventaja es que la cápsula sólo aporta ese componente sin proveer el resto de las vitaminas. Si el consumo de estos alimentos es diario y generoso, no es necesario acudir a suplementos.


Sobre esta noticia

Autor:
Pedro Borrero (76 noticias)
Visitas:
6237
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.