Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gerson E. A. Arenivar escriba una noticia?

Benjamín Franklin: Un Problema de la Humanidad

03/11/2008 21:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Al pensar sobre el contenido de mi artí culo para esta entrega, no pude menos que imaginar lo que significa que un nombre quede grabado en los anales de la Historia. Entonces me hice la pregunta: ¿ Por qué unben_franklin nombre puede esculpirse allí , donde las generaciones venideras puedan volver a leerlo? Resumiendo a la má xima expresió n la historia, bien podemos decir que está salpicada por los nombres de hé roes y antagonistas, personas que sobresalieron por el bien que buscaron para la humanidad o por los horrores que le causaron. Sin embargo, los nombres má s gratos para recordar son los que nos han legado, má s allá de la etnia o la geografí a, una razó n para ser mejores seres cada dí a.

Un problema de la humanidad.

Benjamí n Franklin es uno de esos seres extraordinarios que era ordinario; es decir, no nació en una cuna brillante, no con riquezas, no diferente de ti y de mí , pero se realizó y se convirtió en un verdadero icono. En sus propias palabras: ‘ De la pobreza y la oscuridad en que nací y pasé mi infancia, logré elevarme hasta alcanzar cierto prestigio y una posició n de influencia en el mundo’ .

Desde entonces, pienso yo, Franklin se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para la humanidad, debido a su incansable bú squeda de la perfecció n. La perfecció n, esa palabra que parece incomodarnos mucho, especialmente porque ha sido confundida con el perfeccionismo. En mi humilde opinió n, la perfecció n tiene que ver con el crecimiento personal, con vivir una vida de excelencia, llena de ideales, de sueñ os, aunque suena algo romá ntico, y de hecho la idea es en sí romá ntica. Mientras, el perfeccionismo tiende a obligar a otros a ser algo que ni nosotros estamos dispuestos a pagar el precio de ser. De allí vienen las frustraciones, de querer que los otros hagan, aun cuando nosotros nos amilanamos frente al reto de vivir una vida como seres excelentes.

Lamento si suena a sermó n o el tono es muy pesado, es solo que cuando nos medimos con los ideales, nada que no sea elevado puede encajar. Haz la prueba, convié rtete en un problema para la humanidad siendo el mejor de lo mejor en lo que haces, sin perder de vista tu humildad, y notará s que, aunque no hagas algo diferente de otras personas (puede ser que tú seas un fontanero, o una ama de casa, una secretaria, o un alto ejecutivo) en tu propia forma de ser eres diferente, porque tus pensamientos son diferentes, son pensamientos de excelencia, que buscan la perfecció n personal.

Me parece que vivimos en un tiempo de grandes oportunidades, pero tambié n de grandes distracciones. Y me parece que lo que nos falta es el equilibrio para aprovechar el conocimiento que hemos adquirido y convertirlo en algo especial, diferente, constructivo para cada uno. ¿ Será posible que el acomodamiento sea el resultado de todos los grandes avances de los que somos testigos? Quiero creer que no es así , porque si eso sucede, todo lo que nos puede deparar el futuro es la decadencia.

Pero ahora imaginemos un está ndar como este: ‘ De niñ o me gustaba leer, y todo el poco dinero que me llegaba a las manos se me iba en libros’ . ¿ Y de adulto? ‘ La lectura era la ú nica distracció n que me permití a. No gastaba el tiempo en tabernas ni en juegos ni en fruslerí as de ninguna clase’ . Claro está que Benjamí n Franklin no tení a computador portá til ni acceso a Internet, y tampoco podí a disfrutar del Nintendo Wii, entre otras cosas, pero ¿ qué hay detrá s de su forma de vivir? ¿ Qué principios que lo hicieron grabar su nombre en los dorados anales de la historia? ¿ Podrí amos usar esos mismos principios para hacer algo extraordinario de nuestras vidas?

Deseo que é sta muy breve valoració n de la vida de un hombre de excelencia, nos permita encontrar nuestro propio curso de acció n. De ninguna manera me he  propuesto aleccionar a nadie, pero, humildemente, creo que si miramos con atenció n lo que otros han hecho para vivir vidas plenas, nosotros tambié n podremos vivirlas, y es má s, me parece a mí que hasta podemos imageaspirar a superar lo que nos han legado todos estos hombres y todas estas mujeres que nunca se rindieron en la bú squeda de la perfecció n de su propio cará cter, de sus sueñ os e ideales.

Recuerda dejar tus comentarios, hasta la pró xima... y que tengas un gran dí a.

Nota: Las citas en comilla son de la autobiografí a de Benjamí n Franklin. No he colocado el nú mero de pá gina por dos razones: 1) Cuestió n prá ctica. Estos nú meros no corresponderí an con otras ediciones ni en españ ol ni en inglé s, a menos que sea la misma que yo tengo. 2) Para que el que ya ha leí do el libro disfrute de recordar dó nde leyó dicho pasaje, y el que no lo ha leí do, se interese en buscar el libro y disfrutarlo de su propia cuenta.


Sobre esta noticia

Autor:
Gerson E. A. Arenivar (566 noticias)
Fuente:
vivirlaexcelencia.blogspot.com
Visitas:
10410
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.