Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pedro Borrero escriba una noticia?

Beneficios de un buen masaje

19/05/2010 01:09

0 Un buen masaje beneficia a todo nuestro cuerpo, sobre todo cuando es realizado por manos calificadas que combinan fragancias aromáticas naturales y música que relaja el cuerpo y la mente..

0

Un buen masaje es una experiencia integral que beneficia a todos los aspectos del ser, sobre todo cuando se combina la manipulación experta con fragancias aromáticas naturales y música que relaja el cuerpo y la mente.

Existen distintos tipos de masaje, y tal vez el más placentero y conocido, sea el masaje relajante que nos ayuda a resolver distintos trastornos ya sean pasajeros o crónicos.

Los "nudos" en la espalda

Debido a la mala postura frente a la computadora, las horas que invertimos en transportarnos y el estrés al que nos hemos hecho adictos, los músculos responden contrayéndose por largos periodos de tiempo, ocasionando dolor, inflamación y la aglomeración de las fibras musculares. A esta molestia se le conoce como contractura muscular, que no nos permite concentrarnos y nos limita las actividades diarias.

Con un buen masaje terapéutico se movilizan las contracturas musculares y se desintoxica el cuerpo, además de aliviar dolores y tensiones emocionales. Como beneficio adicional, una sesión de masaje nos brinda el espacio interior de relajación y reflexión que tanta falta nos hace en nuestra vida.

La salud de nuestro cuerpo depende de la salud de nuestras células. Las células a su vez dependen de un flujo abundante de sangre y linfa, y si el masaje mejora la circulación de la sangre y el flujo de la linfa, ayudará a llevar nutrientes a las células y a eliminar impurezas y sustancias tóxicas.

El masaje también aumenta la capacidad de la sangre para transportar oxígeno. De hecho se sabe que el masaje ayuda a aumentar los glóbulos rojos y blancos de la sangre, ayuda a liberar esas sustancias llamadas endorfinas que nos dan una sensación de bienestar y ayudan a combatir el dolor.

Cuando se combina con una dieta equilibrada y con ejercicio, el masaje ayuda a restaurar el contorno del cuerpo y a disminuir los depósitos de grasa. Un buen masaje relajante y terapéutico, contribuye a que los músculos mantengan su flexibilidad, reduce el estrés y si recordamos que más de dos terceras partes de las enfermedades están relacionadas con el estrés nos daremos cuenta de por qué el masaje es tan beneficioso para la salud.

Para aliviar dolores musculares y trastornos menores, se recomienda recibir tres masajes terapéuticos con intervalos de una semana entre cada uno.

Beneficios del Masaje Terapéutico

- Mejora las defensas: Estimula el sistema Inmune, evitando infecciones.

- Relaja los Músculos: Eliminando las contracturas musculares.

- Desintoxica el cuerpo: Mejorando la circulación sanguínea.

- Evita el envejecimiento: Al nutrir y desintoxicar cada célula de tu cuerpo.

Existen distintos tipos de masaje, y tal vez el más placentero y conocido, sea el masaje relajante que nos ayuda a resolver distintos malestares ya sean pasajeros o crónicos..

- Libera emociones: Soltamos todo lo reprimido en el cuerpo.

- Alivia el dolor: Al ser un tonificante y relajante del Sistema Nervioso.

- Aclara la mente: Un cuerpo y una mente relajados toman mejores decisiones.

- Mejora la autoestima: Al contacto tus células lo interpretan con la química del amor.

- Ayuda en la depresión: Al equilibrar los neurotransmisores y química cerebral.

- Tonifica los músculos: Los mantiene nutridos y con buena irrigación sanguínea.

Mayor rendimiento físico e intelectual.

Mayor movilidad articular.

Sensación de claridad mental.

Desentumecimiento físico.

Nutrición de los tejidos corporales, previniendo y anulando la vejez prematura del individuo estresado.

Mayor capacidad de percepción.

Mayor consciencia del esquema corporal.

El masaje antiestrés comienza con una serie de balanceos, que le recuerdan al cuerpo los acunamientos de su edad temprana, envolviéndolo y llevándolo a la evasión de la tensión mental, dejándolo en un estado de semiinconsciencia y somnolencia, de paz y de descarga, que permite que el terapeuta prosiga con unos movimientos más profundos a nivel muscular, descargando toda la musculatura afectada por el estrés. Por último, unos pases y presiones en los pies (donde se refleja cada parte de nuestro organismo), terminarán de sedar y recuperar cada zona de su cuerpo. Tras el masaje, la persona queda completamente en armonía, descansada pero dispuesta a afrontar su actividad diaria.

Diferentes tipos de masajes para distintos beneficios Mente y cuerpo se benefician de un buen masaje realizado por un profesional cualificado

Aunque cualquier masaje correctamente dado por manos expertas alivia las tensiones musculares, favorece la circulación sanguínea y ayuda a relajarse, no todos ejercen su influencia del mismo modo ni actúan en el mismo foco de dolor sobre nuestro cuerpo y mente. Existen técnicas específicas de masaje que buscan estimular ciertas zonas corporales en particular o estabilizar ciertos malestares vitales en particular y que son aplicadas según las necesidades de cada cliente. Algunos favorecen la relajación mediante el uso de aceites aromáticos, otros ayudan a liberar tensiones con estratégicas aplicaciones de calor mientras otros tipos de masajes se valen de las manos para ejercer presiones en puntos concretos del cuerpo con el objetivo de restablecer su energía vital, etc.

Tipos de masajes

Masaje con aromaterapia: Se trata de un masaje con aceites esenciales que son aplicados en función del estado del paciente a todos los niveles para aportarle beneficios a nivel físico y mental a través de masajes aromatizados.

Masaje Shiatsu: Se trata de una técnica japonesa milenaria que utiliza la "acupresión" (presión con las manos) para estimular ciertos puntos del cuerpo; mediante estas presiones estratégicas, el masajista pretende mejorar el flujo energético de su paciente para favorecer su equilibrio emocional y corporal.

Masaje con piedras calientes: Este tipo de masaje se realiza mediante aplicación de piedras calientes en zonas determinadas del cuerpo para equilibrar la energía de las distintas partes del organismo.

Masaje tonificante: Este tipo de masaje es recomendable en personas con baja vitalidad o apatía pues tonifica sus músculos devolviendo al paciente fuerza y energía.

En definitiva podemos decir que hay tantos masajes como tipos de personas y que cualquier paciente puede encontrar aquel que mejor le sienta.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en