Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Beneficios de la actividad física grupal en los adultos mayores

22/09/2009 23:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Enfermedades que resultan beneficiosas con la actividad, caminar o tareas cotidianas sin esfuerzo, recomendaciones, otros beneficios

BENEFICIOS DE LA ACTIVIDAD FISICA GRUPALEN LOS ADULTOS MAYORES

El ejercicio físico se ha mostrado específicamente efectivo en seis condiciones o enfermedades que pueden afectar a los adultos mayores:

1) cardiopatía isquémica;

2) hipertensión;

3) obesidad;

4) diabetes;

5) osteoporosis;

6) alteraciones del bienestar psicológico.

Hay estudios que indican que la actividad física mejora -sin límite de edad- la capacidad aeróbica y favorece el equilibrio, que es esencial tanto para asegurar la movilidad como la prevención de caídas, cuya principal consecuencia son las fracturas de huesos en casos de osteoporosis.

El ejercicio es útil para muchas enfermedades tales como osteoarticulares, neurológicas u otras generadoras de movilidad deficiente.

Caminar o tareas cotidianas sin esfuerzo

Todos los días brindan la oportunidad de hacer ejercicio con un mínimo esfuerzo. Por ejemplo: para hacer compras, se puede andar por el camino más largo y evitar un medio de transporte, o bajar unas paradas antes.

El ejercicio ayuda a conciliar y mejorar el sueño, a aumentar la autoestima, reducir la ansiedad y conseguir una mejor imagen corporal. Pero si se hace en grupo facilita las relaciones interpersonales, algo muy importante a todas la edades y necesario para los más mayores que empiezan a tener pérdidas entre los vínculos laborales, familiares y del círculo de amistades de siempre. Porque realizar ejercicio en compañía de otros, caminando o en un gimnasio, obliga moralmente y estimula las relaciones sociales.

Recomendaciones

Se deben evitar los ejercicios a solas o en sitios de poca concurrencia. Los más útiles son el paseo y las caminatas, de forma moderada y constante porque mejora el sistema cardiovascular y la agilidad.

No es bueno salir a caminar inmediatamente después de comer, sino esperar un par de horas. Hay que evitar los momentos de más calor, ya que es fácil deshidratarse. Lo más recomendable es caminar a media tarde, dado que además mejora el sueño nocturno.

Para acentuar la flexibilidad, coordinación y equilibrio, se aconseja:

  • caminar entre 30 minutos y una hora diarios, a buen ritmo y sin pausas; aunque si la persona no se siente capaz, no debe preocuparse: puede parar y retomar la actividad tras un descanso y cuantas veces le resulte apropiado;
  • usar ropa y calzado cómodos, estos últimos con buena sujeción, cordones o veltro para conseguir mayor estabilidad y evitar caídas.
  • No hay nada mejor que pasear o visitar lugares de interés con amigos o familiares.

Existen otras prácticas como el Tai chi, que contribuye al equilibrio, la flexibilidad y el sistema cardiovascular; gimnasia de mantenimiento con propiedades similares y la natación.

Otros beneficios

El ejercicio tiene clara influencia en la esfera psicológica y la percepción de bienestar, sobre todo, si la actividad se realiza de manera grupal, debido a que refuerza la socialización y no se incurre en el aislamiento.

Se ha demostrado también que el ejercicio moderado en edades avanzadas mejora el sistema inmunitario, es decir, las defensas, e impide la oxidación, causa del envejecimiento. Asimismo, previene la aparición de trastornos de memoria.

No hay que forzar los músculos y las articulaciones; si al día siguiente de hacer ejercicio la persona los siente doloridos, significa que ha hecho más de la cuenta y que tiene que optar por una intensidad menor. Se debe recurrir al médico en las siguientes circunstancias:

  • dolor o presión en el pecho;
  • dificultad para respirar o sensación excesiva de "falta de aire";
  • mareo o vértigo;
  • dificultad para mantener el equilibrio;
  • náuseas.

Fuentes: Dirección General de Mayores

Área de Gobierno de Empleo y Servicios a la Ciudadanía

Ayuntamiento de Madrid

RJ Nied, M.D., and B Franklin, PH.D. (American Family Physician)


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
7833
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.