Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Bélgica sigue sin gobierno un año después de celebrar elecciones

13/06/2011 11:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El 13 de junio de 2010 los belgas acudieron a las urnas para votar un nuevo Gobierno, tras la caída del liderado por el primer ministro democristiano Yves Leterme, y dieron la victoria a los secesionistas flamencos de la Nueva Alianza Flamenca (N-VA), seguidos por el Partido Socialista valón, pero doce meses después de aquellas elecciones anticipadas el país sigue bajo un Ejecutivo en funciones por la incapacidad de los distintos grupos políticos implicados en la negociación de lograr un acuerdo que permita un Gobierno de coalición.

Las fuertes diferencias entre las dos principales comunidades del país --flamenca y valona-- que forzaron la crisis política siguen siendo el mayor obstáculo para avanzar hacia un consenso en la profunda reforma de Estado, con mayores competencias para las regiones, que los partidos flamencos han marcado como requisito previo para apoyar la formación de un nuevo Gobierno.

La N-VA de Bart de Weber, que hace un año sumó 27 de los 150 diputados de la Cámara belga y se convirtió en la fuerza más votada del país, ha seguido ganando en popularidad, a tenor de las últimas encuestas, que le conceden un 35, 1% de los apoyos en el norte del país (logró un 28, 2% en los comicios de 2010) pese a haber sido señalado como el principal responsable de la falta de avances y de frenar al resto de partidos de Flandes en las conversaciones para un compromiso.

Desde el comienzo de la crisis, el rey Alberto II ha nombrado sin éxito a distintos mediadores para tratar de acercar posturas entre los grupos llamados a la mesa de negociaciones (primero siete, ahora nueve), incluidos el propio De Weber, el líder de los socialistas francófonos, Elio di Rupo, y el actual viceprimer ministro y responsable de Finanzas, el liberal valón Diider Reynders.

El pasado mayo, el monarca encomendó por segunda vez a Di Rupo la misión de intentar formar un Gobierno de coalición y está previsto que el líder socialista presente un informe preliminar sobre el resultado de sus trabajos a finales de este mes, con la esperanza de que evite tener que convocar de nuevo elecciones este otoño. De lograr su objetivo de "formador", Di Rupo se convertiría en el primer político valón que ocupa el cargo de primer ministro belga desde la década de los setenta.

Entretanto, Bélgica ha ejercido la presidencia rotatoria de la Unión Europea durante el segundo semestre de 2010, ha visto peligrar su imagen en los mercados y su Gobierno en funciones ha podido aprobar un presupuesto con una reducción del déficit mayor que la exigida por Europa y contribuir a la misión internacional en Libia.

Además, los jóvenes han convertido las patatas fritas típicamente belgas en el símbolo de su hartazgo por la incapacidad de la clase política para poner fin al bloqueo político y han llevado a cabo varias protestas para exigir una solución, la más importante con cerca de 30.000 personas manifestándose en Bruselas bajo el lema 'Shame' ('Vergüenza', en inglés).

También han protagonizado otras iniciativas pintorescas como una acampada virtual frente a la sede del Gobierno para exigir la devolución de los impuestos si continúa el 'impasse' o llamar a la población a dejarse crecer la barba hasta que se forme nuevo Ejecutivo.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1607
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Organizaciones
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.