Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

Basura espacial: un problema muy difícil de resolver

09/10/2009 03:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con la llegada de la Era Espacial, con el tiempo numerosas naves se han puesto en órbita. Algunas están funcionando todavía, enviando información útil a sus estaciones de control en la Tierra. Pero muchas de ellas están lentamente cayendo, fuera de control, ocupando un espacio valioso que podría ser usado por nuevos sistemas más avanzados. En este momento los lanzamientos de pequeños satélites están añadiendo cada vez más chatarra a la órbita. Además los ensayos antisatélites y las colisiones en órbita, como la sucedida en enero, están destruyendo satélites desperdigando montones de piezas.

En realidad existen actualmente en decenas de miles de partículas de basura espacial en la órbita terrestre que viajan a enormes velocidades y que suponen un riesgo muy real para los equipos espaciales actualmente en funcionamiento. En la reciente conferencia y Exposición Space 2009, en Pasadena, California se dedicó una sesión entera al tema. Durante ella los expertos trataron de valorar posibles soluciones para la limpieza de la alta atmósfera, donde se mueve un gran número de trozos de basura.

Uno de los peores episodios de contaminación espacial tuvo lugar en enero de 2007, cuando China ensayó su arma anti-satélite destruyendo uno de sus propios satélites. Además de probar de que China tiene unas capacidades militares mejoradas, la explosión sirvió para esparcir en la órbita miles y miles de pequeños fragmentos de chatarra, que han estado suponiendo un gran riesgo para la integridad estructural de las naves que viajan a la Estación Espacial Internacional, la Luna, Marte, o a cualquier otro lugar. Las agencias ESA, JAXA, NASA, y RosCosmos son las operadoras de estos vehículos.

En el principal problema de la basura orbital es que siempre existe el riesgo de una reacción en cadena, puesto que cuando un satélite resulta impactado por basura, se fragmenta en multitud de trozos que a su vez impactan otros satélites, y así el ciclo se amplifica, provocando grandes cantidades de pequeños trozos de basura espacial que cubren todas las órbitas posibles. Esto implicaría esencialmente que, por ejemplo, un trasbordador no podría despegar, puesto que sería destruido al alcanzar una determinada altitud.

Cada punto representa un trozo conocido de basura espacial de al menos 10 cm en órbita baja terrestre. Esta zona de la órbita es donde se mueven los transbordadores y la Estación Espacial Internacional. En total hay unos 19.000 objetos artificiales de este tamaño, o mayores. Existen también incontables objetos más pequeños orbitando el planeta. Crédito: NASA/Orbital Debris Program Office.

"Cuando realizamos proyecciones a largo plazo del ambiente de basura espacial, concluimos que los procesos para paliar la basura espacial retrasarán, pero no evitarán que sucedan colisiones ocasionales en cascada en órbita baja terrestre. Esto sucedería incluso si dejas hemos de efectuar lanzamientos ahora mismo, y una vez que la reacción [en cadena] ha comenzado no hay forma de controlarla" explicó Heiner Klinkrad, jefe de la Oficina de Basura espacial de la Agencia Espacial Espacial Europea (ESA) / Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC) en Darmstadt, Alemania.

Fuente original

Publicado en el Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
8721
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.