Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Petronis escriba una noticia?

Bandera de Cariño

20/02/2011 16:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ya está publicado el segundo libro de la web: www.aliaspetronis.com, y aquí os adelanto un poquito de él, donde unas almas unidas transmiten sentimientos y creacciones propias en plena libertad

Los vientos de la vida soplan con fuerza y nos hacen ondear nuestros sentimientos sin precisar todo lo que decimos, no en vano cuando te duelen tantas cosas siempre es la bandera del cariño quien te cobija y protege.

El color de la misma es invisible, sin tonalidad que coharte la libertad mental, su extensión es ilimitada con una proporción del sentido común, no se trata de perdones ni excusas, porque al no confundir la ansiedad por calmar la soledad, el único objetivo es creer en la verdad sin falsas promesas no viviendo de lo que pudo ser.

Al subir la montaña con ella, cuando llegas a la cima y la clavas en la tierra, te sientas a su lado controlando ese paisaje más pequeño que tú, mientras te echa la mano encima de los hombros con esa brisa que te hace tanto bien, mitigando el dolor de la incomprensión.

Los amores se esfuman, se quiebran, parten el corazón en pedacitos irrecuperables y cuando ya lo dás todo por perdido, aparece ella con su luz brillante estabilizando tus inquietudes que te sacan de la cueva del absurdo día a día, para poder dormir abrazados sin escapar de un amanecer.

Su presencia nunca se pierde ni cambia, la quieren comparar o incluir con la amistad y para nada son iguales, ni se compra ni se vende, nunca fracasa y mucho menos te engaña, te envuelve de tal forma que sus pasos abarcan todo el espacio abierto del corazón, donde el respeto avanza por caminos con encrucijadas bien señaladas.

Mi pasión por la bandera del cariño siempre me hizo ver mucho mas lejos de mí mismo, cuando tuve necesidad, no la llamé desesperadamente, solo tuve que mirar a lo alto del mástil y ella con su sonrisa inquebrantable, me decía estas tres palabras: " ven, ven, vennn...".

Preciosa, estás en todas partes...


Sobre esta noticia

Autor:
Petronis (8 noticias)
Visitas:
3158
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.