Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miseshis escriba una noticia?

¿Pueden los bancos centrales evitar los auges y declives con la cantidad «correcta» de creación de dinero?

6
- +
24/05/2019 08:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La mayoría de los economistas opinan que una economía en crecimiento requiere un stock de dinero en crecimiento, porque el crecimiento económico da lugar a una mayor demanda de dinero, que debe ser acomodada.

De no hacerlo, se mantiene, dará lugar a una disminución en los precios de los bienes y servicios, lo que a su vez desestabilizará la economía y conducirá a una recesión económica o, peor aún, a la depresión.

Para la mayoría de los economistas y comentaristas, el papel principal de la Reserva Federal es mantener la oferta y la demanda de dinero en equilibrio. Cada vez que se produce un aumento en la demanda de dinero, para mantener el estado de equilibrio, el ajuste de la demanda de dinero por parte de la Reserva Federal se considera una acción necesaria para mantener a la economía en un camino de estabilidad económica y de precios.

Mientras la tasa de crecimiento de la oferta monetaria no exceda la tasa de crecimiento de la demanda de dinero, el ajuste del aumento de la demanda de dinero no se considera una impresión de dinero.

Tenga en cuenta que en esta forma de pensar, la tasa de crecimiento en la demanda de dinero absorbe la tasa de crecimiento de la oferta de dinero, y por lo tanto no se produce un aumento efectivo en la oferta de dinero. Entonces, desde esta perspectiva, no se inflige daño a la economía.

El significado de la demanda de dinero

Ahora, una demanda de un bien no es una demanda de un bien particular como tal, sino una demanda de los servicios que el bien ofrece. Por ejemplo, un individuo exige alimentos porque los alimentos proporcionan los elementos necesarios que sustentan su vida y bienestar.

La demanda aquí significa que las personas quieren consumir los alimentos para asegurar los elementos necesarios que sustentan su vida y su bienestar. Sin embargo, este no es el caso con respecto al dinero. Según Rothbard,

El dinero, per se, no se puede consumir y no se puede usar directamente como un bien de los productores en el proceso productivo. El dinero per se es, por lo tanto, improductivo; está muerto y no produce nada.1

El trabajo principal del dinero es simplemente cumplir el papel del medio de intercambio. Al cumplir el rol de medio de intercambio, el dinero solo facilita el flujo de bienes y servicios entre productores y consumidores.

Con la ayuda del dinero, varios bienes se vuelven más comerciales: se pueden cambiar por más bienes que en una economía de trueque. Lo que permite esto es el hecho de que el dinero es el producto más comercializable.

Un aumento en la demanda general de dinero, digamos, a causa de un aumento general en la producción de bienes, no implica que los individuos quieran quedarse con el dinero y no hacer nada con él. La razón clave por la que una persona tiene una demanda de dinero es para poder cambiar dinero por otros bienes y servicios.

Más sobre

Por lo tanto, en este sentido, un aumento en la oferta de dinero no será absorbido por un aumento correspondiente en la demanda de dinero, como será el caso con varios bienes.

Un aumento en la oferta de manzanas es absorbido por el aumento en la demanda de manzanas (es decir, la gente quiere consumir más manzanas). Por ejemplo, la oferta de manzanas, que aumentó un 5%, es absorbida por el aumento de la demanda de manzanas en un 5%. Sin embargo, no se puede decir lo mismo con respecto al aumento en la oferta de dinero, que se ha producido en respuesta al mismo aumento en la demanda de dinero.

Nuevamente, a diferencia de otros bienes, un aumento en la demanda de dinero implica un aumento en la demanda de emplear dinero para facilitar las transacciones.

En consecuencia, un aumento en la oferta de dinero para acomodar un aumento correspondiente en la demanda de dinero va a poner en movimiento todos los aspectos negativos que hace un aumento en la oferta de dinero.

Además, cuando hablamos de la demanda de dinero, lo que realmente queremos decir es la demanda de poder adquisitivo del dinero. Después de todo, las personas no quieren una mayor cantidad de dinero en sus bolsillos, sino que quieren un mayor poder de compra en su poder. Según Mises,

Los servicios que presta el dinero están condicionados por la potencia de su poder adquisitivo. Nadie quiere tener en su efectivo un número definido de piezas de dinero o un peso definido de dinero; él quiere mantener una tenencia de efectivo de una cantidad definida de poder de compra.2

Una vez que el mercado ha elegido un producto en particular como dinero, el stock dado de este producto siempre será suficiente para asegurar los servicios que proporciona el dinero.

En un libre mercado, en semejanza con otros bienes, el precio del dinero está determinado por la oferta y la demanda. En consecuencia, si hay menos dinero, su valor de cambio aumentará. Por el contrario, el valor de cambio caerá cuando haya más dinero.

En el marco de un libre mercado, no puede haber algo como «muy poco» o «demasiado» dinero. Mientras se permita que el mercado se despeje, no puede surgir ninguna escasez o excedente de dinero.

Según Mises:

Como la operación del mercado tiende a determinar el estado final del poder de compra del dinero en un punto alto en el que la oferta y la demanda de dinero coinciden, nunca puede haber un exceso o una deficiencia de dinero. Cada individuo y todos juntos disfrutan siempre de las ventajas que pueden derivar del intercambio indirecto y el uso del dinero, no importa si la cantidad total de dinero es grande o pequeña... Los servicios que presta el dinero no pueden mejorarse ni repararse cambiando la oferta de dinero... La cantidad de dinero disponible en toda la economía siempre es suficiente para asegurar a todos todo lo que el dinero hace y puede hacer.3

Conclusión

Se sostiene que si la Reserva Federal acomoda un aumento en la demanda de dinero, este alojamiento no debe considerarse como un aumento en la oferta de dinero como tal. Pero esta acomodación, como cualquier otra acomodación por parte de la Reserva Federal, resulta en un aumento en la oferta de dinero, y por lo tanto un intercambio de nada por algo. Esto pone en movimiento la amenaza del ciclo de auge y declive.

El artículo original se encuentra aquí.

1.Murray N. Rothbard, Hombre, Economía y Estado (Los Ángeles: Nash Publishing, 1970), p.670.

2.Ludwig von Mises, La Acción Humana, 3rd rev. ed. (Chicago: Contemporary Books, 1966), p.421.

3.Ludwig von Mises, La Acción Humana, 3rd rev. ed. (Chicago: Contemporary Books, 1966), p.421.


Sobre esta noticia

Autor:
Miseshis (1374 noticias)
Fuente:
miseshispano.org
Visitas:
218
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.