Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicacurico escriba una noticia?

Balnearios de La Pesca, Iloca y Duao de Licantén fueron arrasados por el mar

02/03/2010 20:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Más del 50% de sus instalaciones desaparecieron Por suerte, no hubo que lamentar víctimas fatales

Los habitantes y veraneantes de los balnearios, (más de 2.000 personas) de La Pesca, Iloca y Duao, por suerte, tuvieron alrededor de una hora para poder escapar a los cerros, después del terremoto que se sintió en gran parte del país el sábado por la madrugada.

Ocurrido el movimiento, la mar se recogió más de 100 metros y de acuerdo a la experiencia de los lugareños, inmediatamente comenzaron a dar la alarma, indicando que solamente tenían que subir por donde fuera los altos de los cerros de los tres balnearios. Por suerte, debido a esta acción, no se tuvo que lamentar víctima alguna, teniendo muy contenta a la población y a sus autoridades.

Pocos fueron los que vieron (por la oscuridad, pese a que había luna llena y porque estaba algo cerca) como el mar destruía todo a su paso, como casas, locales comerciales, colegios, autos, buses, tendido eléctrico, juegos de entretención, etc.

FOTO

Una vista aérea de entre La Pesca y Naicura, muestra los daños

Vista aérea de entre La Pesca y Naicura, muestra los daños

Algunos más experimentados de la zona, como los pescadores y campesinos, antes del sismo, notaron un comportamiento raro en los animales y aves, colocando atención al respecto y, algunos, pese a que comentaron con sus familias que algo ocurriría, poco fueron tomados encuestas. Es más, un veraneante, dijo que, “en un momento, en la tarde del viernes, observe como había una corriente de agua formaba un remolino, no dejando que un sobrino se bañara, pese a que insistía”.

FOTO

Poblaciones de La Pesca-Naicura, totalmente destruidas.

Amaneció y todos, despabilados, desde lo alto y quienes bajaron, vieron la magnitud del desastre, muchos de ellos, pese a ser valientes, explotaron en llanto y estados de pánico, olvidando en gran medida el terremoto, porque lo vivieron más escapando que observando, pero con el desastre, que tuvieron el tiempo para pensar lo que el mar había provocado, imaginándose lo que había y lo que quedó.

Desde El Médano hasta el mismo Duao y un tramo de Lipimávida, no había Ruta, sino que autos, casas, postes, etc. Lo primero que hizo el municipio licantenino el día sábado, con la ayuda de personas, fue hacer un camino para comenzar a entregar la primera ayuda, como era agua. Ya en la tarde, eso se había logrado y cayó la noche, debiendo esperar todos en los altos, para recién el día domingo tener contacto con los afectados.

Los residentes y turista más valientes, bajaron a cuidar lo suyo y a recibir la ayuda pertinente, especialmente de la comunidad curicana, a través de una acción loable de la Radio Tropical Latina (RTL), la que a poco del terremoto comenzó a transmitir de manera improvisada, afianzándose ahora y teniendo informada a la comunidad, ya que los fonos fijos y celulares no funcionaron las primeras horas.

La comuna de Vichuquén, sin duda que fue la más aislada, entregando sus reportes recién el día domingo de la magnitud de la catástrofe. Gran parte del pueblo de Vichuquén, con sus antiguas casas, desapareció, como asimismo el balneario de Boyeruca, que fue en alrededor de un 90%, mientras que Lipimávida y otros sectores de la comuna, en un buen porcentaje, según informó su alcalde, Román Pavez.

En tanto, el jefe comunal de Licantén, Héctor Quiero, dijo que “el día sábado (pese a que resultó lesionado en una de sus piernas porque su casa en un gran porcentaje se cayó), tuvo que caminar del sector El Médano hasta Iloca, por entre los escombros, ya que la maquinaria recién había comenzado a despejar la vía, en ciertos sectores, porque habían casas y autos sobre ella, debiendo buscar desvíos para lograr el objetivo de conectividad terrestre”.

Lo malo, es que muchos llegaron solamente para ver lo que había ocurrido (filmando y tomando fotos) y otros, para saquear lo poco y nada que quedó, debiendo Carabineros y del Ejército, controlar minuciosamente a los extraños, lo que poco o nada sirvió, porque los delincuentes que llegaron de inmediato, comenzaron su trabajo, mientras que los residentes y veraneantes que tienen sus casas en los balnearios, vivían su tragedia.

Para graficar un poco la situación de los tres balnearios, la parte alta se salvó, mientras que, lo restante, simplemente despareció.

Ya no hay escuelas y postas en La Pesca y Duao, mientras que Iloca, solamente la Posta quedó parada no así el colegio y el Jardín Infantil. Las plazoleta de La Pesca, construida recién el año pasado, desapareció como asimismo condominios, autos y cabañas. El Iloca, muchas casas de material ligero no están, siendo la zona más afectaba donde estaba la Feria Artesanal, que no quedó nada; el Terminal, que solamente quedaron algunas murallas y Carabineros, edificio que quedó totalmente dañado. En Duao, se salvó el edificio de La Caleta, pero no así los cerca de 90 botes, quedando disponibles, alrededor de tres.

Crónica Curicó Noticias

http://www.cronicacurico.com


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicacurico (10 noticias)
Visitas:
13272
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.