Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salvador Martínez Ortiz escriba una noticia?

Bailando con partículas hasta el amanecer (BLOG) 1º

08/03/2019 16:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No pidas peras al olmo y aviso de navegantes

 

(En este bonito dibujo, que se parece a la realidad tanto como una chincheta a una gaita, se ve un ámbito típicamente cuántico. El círculo representa un protón, y en su interior los tres quarks que lo integran y la fuerza nuclear fuerte que los mantiene unidos. Ese es uno de los territorio de la física cuántica o de partículas; es decir, de bichos que no se pueden dividir/descomponer, quarks en este caso. Las bases de la materia, y si me permiten, de la Realidad)

 

 

NO PIDAS PERAS AL OLMO Y AVISO DE NAVEGANTES

La mecánica cuántica describe la naturaleza como algo absurdo al sentido común. Pero concuerda plenamente con las pruebas experimentales. Por lo tanto, espero que ustedes puedan aceptar a la naturaleza tal y como es: absurda. Nadie comprende la física cuántica.

(Richard Feynman, uno de mis mentores, expresa con precisión lo que aguarda a los mortales que se adentren en estos pantanosos territorios).

BAilando con partículas hasta el amanecer es un blog en el que pretendo dejar constancia de mis progresos (uf!) en el campo de la física de partículas; y transmitir, al tiempo, mi perplejidad ante los fenómenos que se muestran en este ámbito tan apasionante como desconcertante. Es más un espacio en el que iré anotando mis relaciones (interacciones, que hay que hablar con propiedad) con la física de partículas, que un proyecto de divulgación. Blogs de divulgación de física cuántica hay un porrón, y algunos realmente buenos y mejor editados que este miserable y tercermundista blog que empiezo a publicar. Por tanto, nadie puede sentirse engañado si no se cubren las expectativas que se hayan depositado en él (ingenuamente).

¡Ah, que no se me olvide!: la física de partículas no hay dios que la entienda. Y el que afirme que sí, que la entiende, miente cual bellaco. ¿A que es bonito?

Tras ese bla, bla, bla diré, si he de ser sincero, que he emprendido este viaje a los límites del conocimiento humano sin más equipaje que mi limitada inteligencia y mi innata (y algo obsesiva) curiosidad por todo lo que se manifiesta en la realidad. Que nadie pretenda, pues, encontrar pasajes brillantes ideas personales o no menos brillantes deducciones rastreando este blog. Tan solo aspiro a dejar testimonio del progreso de mis conocimientos en esta dura materia, de mis errores conceptuales y de mis divagaciones, que no necesariamente hay de conducirme a buen puerto. Y compartirlos. Por supuesto.

Tan solo aspiro a dejar testimonio del progreso de mis conocimientos en esta dura materia

Con frecuencia, la gente se pregunta si los conocimientos de física de partículas ayudan a ligar con las mujeres (o viceversa). Vana pretensión, error de bulto, fatua aspiración. Si uno se acerca a una chica y le dice algo del tenor de: ¿Sabes?, el bosón de Higgs está asociado a un campo, es seguro que la chica enviará al informador a tomar viento (o algo peor). Así que más vale abandonar toda esperanza de obtener una ventaja en ese asunto. Tampoco ante Hacienda cabe esperar mejor receptividad sí, ante un requerimiento, se contesta: No he incluido la venta del apartamento de la playa porque no he podido determinar su colapso cuántico. (Informo de que en Hacienda no tienen sentido del humor; más bien lo contrario). Para el común, un tipo que se dedique a estudiar el comportamiento de entes que con frecuencia son puntuales y fantasmagóricos, es un chiflado. De ello no cabe dudar. Pero no todo es negativo en este asunto. Los que se adentren en las simas abisales de esta materia, estarán compartiendo ideas -que bailan en lejanas fronteras del conocimiento humano- con algunos de los mejores cerebros de la ciencia, con algunos de los más conspicuos pensadores de la historia de la Humanidad. Y, como dijo Newton, poder caminar a hombros de gigantes. ¿Hay quién dé más? Un lejano pastel que los simples mortales podemos saborear, o al menos olisquear. Y saberse participes de conocimientos profundos en ámbito tan importante imprime valor, y le deja a uno más contento que a un tonto con un bolígrafo. 

En otro orden de cosas, recomiendo a los que se adentren en la física de partículas sin tener conocimientos de física, que se hagan con un manual de física de 3º o 4º de la ESO, para adquirir soltura en los conceptos básicos que se dan por sabidos en todas las obras de divulgación. Es importante manejar con tronío y salero algunos conceptos: fuerza, campo, energía, momento, carga, entropía, gravedad, trabajo, movimiento, tiempo, espacio, ondas, electricidad, magnetismo... Pero no es imprescindible.  Otro aspecto positivo del asunto es que los grandes talentos en física de partículas son muy accesibles; bajan con naturalidad al nivel de los profanos para que las explicaciones puedan entenderse sin demasiada dificultad. Creo que fue Feynman el que dijo que si un conocimiento no se podía explicar con claridad es que no se había entendido bien. Soy afortunado, pues en la aventura voy a estar acompañado por maestros que me guiarán hasta que, adquirido el necesario aplomo, pueda andar en solitario. Por otra parte, este blog es una construcción en marcha, que crece a medida que se le añaden nuevos ladrillos, fruto de nuevos conocimientos (mayormente ajenos). En ocasiones dará la impresión (correcta) de que navego sin rumbo ni cartas náuticas; pero esa es una de mis características definitorias.

Otra característica de la física de partículas es que está avalada por muchos cálculos matemáticos y comprobaciones experimentales, producidos/as por  físicos teóricos y por matemáticos. Hay mucha matemática tras cada ecuación o descubrimiento.  Es decir, hablamos de conocimientos demostrados. Nada de elucubraciones. No obstante, renuncio  a exponer los complicadísimos cálculos matemáticos que avalan esta física.. Mi objetivo debe ser alcanzar un grado aceptable de conocimiento en la materia; no explicarlo matemáticamente. Una tentación clásica que aparecerá con sus cantos de sirena ante el explorador, es la fascinación por lo macro (El Universo, las estrellas, las galaxias…). Concretamente, el alegre salto de lo micro -partículas- a lo macro sin hacer transbordo. El iniciado deberá abstenerse de saltar de un ámbito al otro. Hay un tiempo para todo, y lo macro hay que dejarlo para una nueva y diferente andadura. Sí, ya sé que el período inflacionario del universo (sus primeros compases, que duró un cero coma 35 ceros y un uno de segundo), requiere de la física de partículas para su explicación. Nada que objetar a ello, pero dejen para ulterior ocasión estudiar el funcionamiento del universo. Hay un tiempo para todo, y haremos bien en administrarlo con sensatez. Otra tentación casi clásica es la de extrapolar los principios cuánticos a la filosofía, el misticismo, la New Age, el chamanismo, el Power Flower,  el estudio de los chacras y por ahí. Cada cuál es muy dueño de hacer con sus conocimientos lo que quiera, y emplearlos como mejor le convenga o apetezca. Sin embargo, siempre se da un salto cualitativo –a veces sin red-, circunstancia que hay que tener presente. Enlazar ideas espirituales con los principios de la física es con frecuencia arriesgado. Aun con todo, hay no pocos físicos de prestigio que sostienen que existe una conexión entre filosofía y física cuántica. La polémica está servida. Bon appétit!

¡QUE EMPIECE EL BAILE!

En los Ochenta la mayoría de la gente escuchaba rock y pop; después había una minoría que le daba al Heavy y al punk, y que no solía estar de buen humor. Y finalmente estaban los que escuchaban a los Smiths.

La mecánica cuántica describe la naturaleza como algo absurdo al sentido común

 

https://www.youtube.com/watch?v=n4BsbNB-0pA


Sobre esta noticia

Autor:
Salvador Martínez Ortiz (3 noticias)
Visitas:
4793
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.