Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Bacterias probióticas aliviarían cólicos en bebés

03/09/2010 12:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Causa desconocida, factores sociales, psicológicos, alergias.Desequilibrio intestino.Cinco gotas de probiótico activo diario.Probiótico: 50% menos llanto. Aumento de bacteria probiótica.E. coli e incremento de gas. Mejor función intestinal

BACTERIAS PROBIÓTICAS ALIVIARÍAN CÓLICOS EN BEBÉS

El tratamiento de bebés con una dosis diaria de bacterias probióticas aliviaría los cólicos y, en consecuencia, ellos llorarían menos, de acuerdo a un estudio de científicos italianos.

Este tipo de bacterias, administradas por tres semanas, logró que los chicos lloraran media hora por día; en tanto, un segundo grupo, bajo placebo, se manifestaron incómodos y lloraron por lo menos una hora y media diaria.

Al inicio de este estudio, todos los bebés lloraban entre 5 y 6 horas por día.

Causa desconocida, factores sociales, psicológicos, alergias

El motivo exacto de los cólicos, que afectan a hasta el 28 por ciento de los bebes menores de 3 meses, es desconocido, según el doctor Francisco Savino, del Hospital de Niños Regina Margherita, de Turín, Italia.

Dijo que la causa "sería multifactorial" e incluiría factores sociales y psicológicos, además de alergias a ciertos alimentos, como la leche de vaca.

Desequilibrio en el intestino

El autor principal del estudio agregó que evaluaciones recientes habían sugerido que los bebés con cólicos presentarían un desequilibrio de las bacterias en el intestino.

Gotas

La investigación, publicada en Pediatrics y financiado por BioGaia AB de Estocolmo, dio cuenta de una empresa que produce gotas con probióticos para bebés, entre otros productos con la bacteria L. Reuteri; (la única láctica universal que se halla de forma natural en nuestro intestino). El equipo comparó esta "bacteria buena" con placebo.

Cinco gotas de probiótico activo diario

Los padres les administraron a sus hijos diariamente 5 gotas del probiótico activo (L. reuteri seca por enfriamiento suspendida en aceite) o un placebo (el mismo aceite, o sin la bacteria), media hora antes de la alimentación matutina.

Mamás sin beber leche de vaca

Por otra parte, todos los chicos contaron con lactancia materna exclusiva y las madres no bebieron leche de vaca durante las 3 semanas que duró el estudio, realizado a doble ciego (ni los médicos ni los padres sabían qué bebé recibía el probiótico).

Al comienzo del estudio no hubo diferencia significativa. Los 25 bebés del grupo tratado con probiótico lloraron unos 370 minutos por día, en relación con 300 minutos en el grupo de 21 bebés con placebo.

Menos llanto

El día 21, los chicos a los que se les administró probiótico solo lloraron unos 35 minutos por día, comparado con 90 minutos en el grupo control.

Probiótico: 50% menos llanto

Después de los primeros siete días de la investigación, 20 bebés a los que se les administró probiótico ya habían respondido favorablemente; lloraron por lo menos un 50 por ciento menos que al principio, a diferencia de 8 bebés del grupo control.

Por otra parte, tras 14 días, respondieron en forma positiva 24 bebés con suministro de probiótico y 13 del grupo control; transcurridos 21 días, 24 bebés del primer grupo y 15 del segundo.

Aumento de bacteria probiótica

Los expertos analizaron muestras de materia fecal de los chicos -con anterioridad y posterioridad al tratamiento- y confirmaron un aumento del nivel de la bacteria probiótica en el grupo que había recibido la bacteria "buena", así como también una reducción de la cantidad de E. coli y de amonio (fórmula química positiva).

E. coli e incremento de gas

Las teorías sobre las razones de los cólicos incluyen la hipótesis de que el exceso de E. coli en los intestinos de los bebés aumenta la cantidad de gas.

E. coli O157:H7 es una bacteria potencialmente mortal que alcanza a originar diarrea hemorrágica, deshidratación y, en los casos más severos, falla del riñón.

Mejor función intestinal

Los autores sostuvieron que el probiótico “bueno” mejoraría la función intestinal y calmaría la actividad nerviosa de los intestinos.

Asimismo, adjudicaron la reducción del llanto con la ausencia de leche vacuna en la dieta materna, durante la investigación o el crecimiento natural de los bebés (superación de la etapa de cólicos).

FUENTE: Pediatrics


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
9075
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.