Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cine Invisible Blog escriba una noticia?

The Babadook, Australia 2013

12/08/2014 09:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una excelente manera de hacerse un hueco, en el difícil, oscuro e imprevisible negocio del cine, es realizar un buen cortometraje, que abra la vía para los proyectos que llegan potencialmente a un mayor público, los largometrajes de ficción.

En un coto tan cerrado a las mujeres como es el género de terror, la australiana Jennifer Kent ha conseguido lo muchas deseaban y pocas obtenían, realizar una película, próxima del retorcido universo de Roman Polanski, y que además la seleccionen en el festival de Sundance.

La inteligente cineasta rodó en 2005 un sabroso cortometraje de unos 10 minutos, Monster (fácilmente localizable en internet), que retomando la pesadilla anglosajona, por excelencia, el monstruo derivado de los sueños infantiles que se instala en la casa familiar, le daba una sutil, irónica y talentosa vuelta de tuerca.

Casi 10 años después, Jennifer Kent adapta su cortometraje a la larga duración y se inscribe en la lista de las personalidades prometedoras de los próximos años. Renovar un género tan codificado, como el de terror psicológico, la casa encantada y el monstruo en la bodega, es casi imposible pero con asumida elegancia en una dirección de actrices impecables (la protagonista Essie Davis es absolutamente hipnótica y un maravilloso descubrimiento), un meticuloso cuidado de la estética y cromatismo del film y una tensión perfectamente milimetrada, ha conseguido una excelente ópera prima que no suene a repetición o copia.

Más sobre

Y si a este excelente conjunto le añadimos un niño que, sólo con su presencia ya te da un mal rollo de aquí te espero, Noah Wiseman (el actor que William Friedkin hubiese adoptado como hermanito de la niña de El exorcista), tenemos lo que promete convertirse en la sensación del terror psicológico, alejado de vísceras, y perfectamente equilibrado para los cualquier género de espectadores.

Una mujer desbordada por su hijo, viuda tras la muerte accidental de su marido, intenta compaginar como puede su vida profesional, personal y familiar. Un libro infantil introducirá en la casa a un monstruo (muy próximo de los asesinos de la época del impresionismo alemán) que agitará mentes, cuerpos y mentalidades. ¿Reflejo de su frustración? ¿Materialización de su dificultad para relacionarse con su hijo?

Excelente primera película que, en lugar de grandes discursos, se reduce a optar por lo más sencillo y complicado al mismo tiempo: asumir sus propios miedos u obsesiones. Alimentarlos incluso, siempre y cuando los hayamos amaestrados y colocados en el lugar adecuado, previamente. Un consejo tan productivo y sabio, como ver esta película en cuanto se estrene.


Sobre esta noticia

Autor:
Cine Invisible Blog (580 noticias)
Fuente:
cine-invisible.blogs.fotogramas.es
Visitas:
1203
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.