Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diariodesalud escriba una noticia?

Cómo ayudar a los niños a manejar los nervios de regreso a la escuela

3
- +
27/09/2021 21:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Dr. Shannon Bennett

DIARIO DE SALUD.- La Dra. Shannon M. Bennett, es directora clínica del Centro de Ansiedad Juvenil, profesora de psicología en psiquiatría clínica en Weill Cornell Medicine y directora de psicología del departamento ambulatorio de la División de Psiquiatría Infantil y Adolescente del NewYork-Presbyterian / Weill Cornell Medical Center. Ella nos brinda estrategias para reducir el estrés y la ansiedad de los estudiantes.

Mientras que algunos estudiantes abrazan el regreso al salón de clases al final del verano, para otros, regresar a la escuela causa sentimientos de estrés y ansiedad.

"Los nervios de regreso a la escuela son muy comunes, y una cantidad leve a moderada de ansiedad y entusiasmo por regresar a la escuela es normal y debería pasar relativamente rápido una vez que el nuevo año escolar se convierta en rutina", dice la Dra. Shannon M. Bennett, directora clínica del Centro de Ansiedad Juvenil de NewYork-Presbyterian y directora de la división de psicología del Departamento de Psiquiatría Infantil para Pacientes Ambulatorios en Weill Cornell Medicine. "Si la ansiedad persiste o interfiere más en la vida del niño o de la familia, es entonces cuando recomendamos buscar una evaluación o apoyo adicional. Para los jóvenes que tienen un trastorno de ansiedad, volver a la escuela puede ser un desafío ".

"Los desencadenantes comunes de la ansiedad son la transición, los cambios en la rutina o comenzar algo nuevo, y el regreso a la escuela incorpora los tres", agrega. "Hay muchos tipos diferentes de ansiedad y la escuela puede aprovechar muchos de ellos".

La Dra. Bennett dice, que los trastornos de ansiedad son el tipo más común de diagnóstico de salud mental infantil, que afecta del 8 al 10 por ciento de los niños en edad escolar (de 5 a 12 años). Algunos estudios sugieren que hasta 1 de cada 3 adolescentes tiene un trastorno de ansiedad antes de los 18 años.

El lado positivo: si su hijo está lidiando con la ansiedad, existen consejos prácticos para controlar estos sentimientos y métodos de tratamiento bien estudiados, dice la Dra. Bennett.

¿Cómo pueden los padres ayudar a aliviar el nerviosismo del primer día en sus hijos en edad escolar?

Creo que siempre es útil prepararse con anticipación. Recorrer la escuela antes de que comience el año escolar y conocer a los maestros de su hijo podría ayudar a los estudiantes a familiarizarse con su entorno una vez que comience la escuela. Si su hijo va a asistir a una nueva escuela, puede intentar conectarlo antes de tiempo con otro niño o grupo de niños que van a estar en la escuela. Es más, hacer que su hijo se familiarice con las imágenes, los sonidos y los olores físicos puede ayudar a que su cuerpo esté menos alerta cuando ingrese a este nuevo entorno.

Hable con sus hijos sobre cómo será la rutina. Si hay un nuevo horario, repase lo que está involucrado y discuta qué clases tomarán, para que puedan tener una idea de lo que vendrá. Esto ayuda con lo desconocido y lo impredecible de todo.

Finalmente, concéntrese en las cosas que pueden ser emocionantes de regresar a la escuela y comenzar un nuevo año. Esto podría ser aprender cosas nuevas, conseguir útiles escolares nuevos, ropa nueva, libros nuevos y hacer nuevos amigos. Creo que siempre es bueno concentrarse en las fortalezas de un niño y enfocarse en lo positivo cuando se enfrenta a una situación de ansiedad.

¿Qué tratamiento está disponible para los niños para quienes estas tácticas no funcionan lo suficientemente bien como para compensar su ansiedad?

El tipo de terapia que recomendamos para los jóvenes con ansiedad se llama terapia cognitivo-conductual o TCC. Es un tratamiento basado en la evidencia que se enfoca en enseñar a las jóvenes estrategias para manejar la ansiedad y no evitar situaciones que los hagan sentir ansiosos.

Una estrategia sencilla pero eficaz es la respiración profunda. La respiración profunda se puede hacer en cualquier momento y en cualquier lugar tomando algunas respiraciones lentas y profundas para ayudar a calmar el cuerpo y regular el sistema nervioso. Los niños pueden practicarlo por la noche, por la mañana antes de la escuela y en el aula. También puede ser útil antes de realizar las pruebas.

La C, o la parte cognitiva de la TCC, tiene que ver con nuestros pensamientos y centrarse en el pensamiento realista. Esto implica desafiar las preocupaciones que podamos tener, ya sea un pensamiento catastrófico o sobrestimar las posibilidades de que algo malo pueda suceder, y reemplazarlas con pensamientos y expectativas más realistas. Por ejemplo, si un niño está preocupado por no aprobar un examen, que se rían de él el primer día o que algo malo le haya sucedido a sus padres mientras estaban en la escuela, les pedimos que estimen la probabilidad real de que ocurran estos eventos, o Pídales que reflexionen sobre experiencias pasadas para determinar si se trata de un pensamiento realista o probable.

El método más poderoso que alentamos a los niños a hacer, el B, en la terapia conductual, es lo que llamamos terapia de exposición, que no consiste en evitar a las personas, lugares o cosas que desencadenan la ansiedad. Les enseñamos a los niños que está bien hacer algo que los pone nerviosos y que es probable que cuantas más veces lo intente, más fácil será. A menudo, podemos dividir las situaciones en pasos más pequeños si es necesario, y luego recopilar la evidencia de cada paso de que si ha intentado algo nuevo o aterrador antes y sus peores temores no se hicieron realidad, puede sentirse más seguro de que el siguiente paso también estará bien. ¡Y quizás incluso gratificante o divertido!

¿Qué más pueden hacer los niños por sí mismos para afrontar su ansiedad?

Los jóvenes y los padres pueden armar una lista de lo que llamamos declaraciones de afrontamiento positivas o autodeclaraciones positivas que se basan en evidencia o pensamiento realista, lo que puede ayudar a los niños a sobrellevar su ansiedad. Esto podría ser "Puedo hacer esto, hay gente ahí para apoyarme" o "He probado cosas nuevas antes y todo salió bien". Estas declaraciones de afrontamiento realistas pueden ser útiles para que los niños las tengan en una lista para llevarlas en el bolsillo, de modo que puedan verlas el primer día de clases si se sienten nerviosos.

La meditación de atención plena también es muy buena para la ansiedad. Hay muchas aplicaciones y programas de atención plena que los niños pueden probar por sí mismos. La atención plena se centra en estar en el momento presente. Cuando estamos ansiosos por algo que podría suceder en el futuro, o estamos estancados en algo que ya sucedió en el pasado, la atención plena nos ayuda a concentrarnos en lo que está sucediendo en el momento presente y a ser más capaces de tolerar los sentimientos que sentimos. encontrar allí.

¿Cuándo deberían los padres obtener ayuda adicional para sus hijos para lidiar con la ansiedad?

Cuando la ansiedad dificulta la vida de un niño o de su familia, o ha persistido durante varias semanas, recomiendo reunirse con un psicólogo, psiquiatra infantil, trabajador social u otro profesional de salud mental para una evaluación y posiblemente para un tratamiento si se recomienda. Si la ansiedad progresa hasta el punto de provocar ataques de pánico o si realmente está afectando el estado de ánimo de un niño, le recomiendo que busque ayuda lo antes posible.

Dr. Shannon Bennett

También buscaría ayuda rápidamente para un niño que se niega a ir a la escuela. Cuanto más tiempo un niño permanece fuera de la escuela, más difícil es regresar. Del mismo modo, si un niño no quiere ir a las citas para jugar o está evitando las actividades extraescolares u otras actividades sociales y académicas positivas, esto puede ser una señal de que se necesita ayuda adicional. La evitación causada por la ansiedad priva a los niños de la oportunidad de aprender que pueden manejar una dosis saludable de estrés. También se pierden no solo las lecciones académicas de la escuela, sino también las lecciones sociales y de vida que los niños obtienen al ir a la escuela y estar cerca de sus compañeros. Los jóvenes que evitan crónicamente la escuela pueden salirse de la trayectoria de desarrollo en la que se encuentran sus compañeros y perderse también actividades potencialmente divertidas e importantes para el desarrollo.

¿Tiene algún otro consejo para los padres preocupados?

Es importante recordar que, aunque la ansiedad es una emoción natural, a veces puede volverse demasiado intensa e interferente, lo que requiere ayuda. Disponemos de muy buenos tratamientos para los trastornos de ansiedad en la juventud. También es bueno saber que los niños no están solos si se sienten ansiosos y que está bien buscar ayuda y el tipo de tratamiento adecuado.

¿Su hijo está teniendo dificultades para regresar a la escuela? Obtenga más información sobre cómo aliviar la ansiedad visitando el NewYork-Presbyterian Youth Anxiety Center, la Society of Clinical and Child and Adolescent Psychology, la Association for Behavioral and Cognitive Therapies, y la Anxiety and Depression Association of America.

Shannon Bennett, Ph.D., es profesora de psicología en psiquiatría clínica en Weill Cornell Medicine y directora de psicología del departamento ambulatorio de la División de Psiquiatría Infantil y Adolescente del NewYork-Presbyterian / Weill Cornell Medical Center. El Dr. Bennett también se desempeña como director clínico del centro de ansiedad juvenil NewYork-Presbyterian de Weill Cornell y como director del Centro de excelencia de medicina Weill Cornell para el síndrome de Tourette.

Para más información, favor contactar a la Sra. Nancy Velazquez, Embajadora de New York Presbyterian Hospital para la Republica Dominicana. Nav9013@nyp.org, 829-764-1160


Sobre esta noticia

Autor:
Diariodesalud (7314 noticias)
Visitas:
87
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.