Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Los dos aviones de Bin Laden no tumbaron las Torres Gemelas. Hubo una demolición controlada

03/05/2011 12:30

1 Internet está lleno de interpretaciones sobre los atentados del 11s 2001. Las fotos son suficientemente claras para demostrar que la explicación oficial era falsa. Diáspora se ha limitado a lo esencial del tema

1

Han pasado 3521 días desde el derrumbe de tres rascacielos del World Trade Center. Las gigantescas nubes de polvo desaparecieron y la vida siguió su curso. Los candidatos a la presidencia visitaron el lugar de la catástrofe y la gente ya casi olvida lo que sucedió ese 11 de septiembre de 2001.

Pero las preguntas siguen vivas. Algunas son de índole legal. Por ejemplo, ¿por qué la escena del crimen del siglo no fue acordonada mientras se recogía la evidencia para realizar la investigación criminal? ¿No es un delito federal manipular o destruir evidencia de un crimen? Pues en el caso del WTC fueron las mismas autoridades las que hicieron desaparecer miles de toneladas de evidencia criminal en los días que siguieron al 9/11.

Según los informes oficiales, el derrumbe de las Torres Gemelas fue provocado por el incendio y por el impacto de los aviones. Pero ninguno de los dos estudios oficiales importantes (el de la Agencia Federal para Emergencias, FEMA, y el del Instituto de Normas y Estándares Técnicos, NIST) consideró el uso de explosivos como una hipótesis.

Esto es sorprendente porque el Reglamento Federal sobre Investigaciones en Caso de Incendios establece la obligación de investigar si hay residuos de termita en los restos de cualquier incendio. ¿Por qué no se siguió ese lineamiento en el caso del WTC?

Hoy la tesis sobre el uso de explosivos en el WTC tiene más credibilidad que nunca. Steven Jones, físico de la Universidad Brigham Young, ha publicado los resultados de sus investigaciones sobre muestras de polvo recogidas en la vecindad del lugar de la catástrofe. La conclusión es tajante: los datos revelan la presencia de violentas reacciones químicas y exotérmicas en el momento de la destrucción de las Torres Gemelas.

El estudio de Steven Jones y un equipo de científicos incluye un análisis de las partículas encontradas en las muestras de polvo con microscopios electrónicos de barrido (SEM) y métodos de espectroscopía dispersiva de rayos-X (XEDS). El énfasis de la investigación está en la firma química de partículas contenidas en las muestras.

La investigación encontró microesferas con un alto contenido de hierro y silicatos. El diámetro de estas esférulas es variado, desde un micrón hasta 1.5 milímetros. El primer hallazgo es que esas microesferas de hierro y silicatos sólo pudieron ser el resultado de muy altas temperaturas: el punto de fundición del hierro y del óxido de hierro se alcanza a los 1.538 y 1.565 grados centígrados respectivamente. Los alumino-silicatos se funden a los 1.450 grados centígrados.

Hay otras evidencias de temperaturas muy elevadas en el desplome del WTC. El análisis de Jones revela la presencia de fibras y partículas cubiertas con finas capas que contienen óxido de plomo, lo que sugiere que muy altas temperaturas provocaron la evaporación, oxidación y condensación de plomo, asegurando la fijación en las fibras o partículas de las muestras de polvo. La temperatura para volatilizar el plomo es de 1.740 grados centígrados.

Ahora bien, si la temperatura en los incendios en el WTC nunca rebasó los 1.100 grados centígrados (algo en lo que NIST está de acuerdo), ¿de dónde provinieron las altas temperaturas necesarias para producir esas microesferas?

La formación de estas microesferas revela que también se requirieron perturbaciones externas violentas para generar estas formaciones. Esas perturbaciones apuntan en la dirección de diversos tipos de reacciones químicas explosivas que pudieron haber sido empleadas en el WTC. La utilización de explosivos como la llamada termita y la súper-termita (termita nano-reforzada) podría explicar las muy altas temperaturas, así como la permanencia de las mismas firmas o huellas químicas (hierro, aluminio y azufre) que fueron encontradas en las muestras de polvo analizadas por Jones.

Hoy la evidencia es determinante: se requiere una investigación completa, con todos los recursos necesarios para poner a descansar para siempre los rumores sobre el uso de explosivos en el WTC. Esa es la conclusión de Steven Jones y sus colegas. Parece razonable.

Si todavía existen dudas y así piensan millones de personas, cerciórese. Creen lo que nos dijeron los medios de des-información. Pero una cosa es recomendable. ¿Por qué choca lo del derrumbe del WTC 7? Exacto, no hay que olvidar el WTC 7: una construcción de 42 pisos que no recibió el impacto de ningún avión, pero se desplomó ese mismo 11 de septiembre a las 4:30 pm, con perfecta simetría sobre su propia huella. Y si después de revisar la información sobre el WTC 7 todavía sigue creyendo en la versión oficial, pues tendrá que recordar uno de los Cuartetos de T. S. Eliot: “Sí, si, si, dijo el ave. La humanidad no soporta por mucho la realidad”.

La teoria demostrada por Niels Harrit de la demolición controlada

El derrumbe de los tres rascacielos del World Trade Center 9/11/2001 fue una obra maestra de la demolición controlada / Ésta es la conclusión a la que llegan el doctor Niels Harrit y otros nueve científicos en el artículo "Material Termítico descubierto en los restos del World Trade Center"

Tras analizar muestras de los escombros del World Trade Center, descubrieron unas partículas de color rojo y gris que podrían ser nanotermita sin reaccionar, un explosivo de uso militar

Niels Harrit, profesor en la Univesidad de Copenhage, se declara ante todo científico y se desmarca de las llamadas teorías de la conspiración. Harrit, no especula sobre quién colocó ese material allí, con su trabajo reivindica que se lleve a cabo una investigación independiente y exhaustiva de la tragedia del 11-S. Para este doctor en química, los informes oficiales realizados por el Instituto de Estándares y Tecnología -una agencia federal- omiten una explicación científica del colapso de los tres edificios.

Los atentados del 11-S siempre se asocian con las Torres Gemelas, sin embargo hubo un tercer rascacielos, el World Trade Center 7, que se desplomó horas más tarde y del que casi nadie suele acordarse. Según los informes oficiales este rascacielos con estructura de acero se vino abajo a causa del fuego. Sin embargo para Harrit, esta explicación sería improbable ya que el edificio se derrumbó en una caída libre perfecta, sin dañar ninguna construcción contigua, dejando los escombros ordenadamente apilados, siguiendo en definitiva el patrón de una demolición controlada que llevaría meses preparar y que no puede surgir espontáneamente.

Cabe mencionar que la BBC retransmitió en directo que el edificio se había derrumbado cuando aún estaba en pie. Dando la noticia con veinte minutos de antelación. Este hecho dio pie a la corresponsal en Nueva York quien, a pesar de tener a su espalda el rascacielos, señaló en su crónica que el WTC7 se había desplomado, cuando aun estaba en pie. ¿Estaban algunos periodistas enterados de que se iba a desplomar? La BBC en un comunicado fechado en 2007 reconoció el fallo aclarando que se había tratado de un error y que no disponían de información previa al respecto.

Aunque han transcurrido varios años, la discusión sobre qué ocurrió aquel 11-S -día en que EEUU inició su particular guerra global contra el terror- sigue viva en innumerables blogs, sitios web y medios de comunicación en Internet.

Niels Holger Harrit es doctor en Fotoquímica por la Universidad de Copenhage e investigador post-doctoral en la Universidad de Columbia, N.Y. Actualmente es además miembro senior del Centro para el Estudio de las Moléculas en la misma universidad. El Dr. Harrit imparte clases de química orgánica, fotoquímica y fotofísica. Sus trabajos han sido publicados en las principales publicaciones científicas sobre química del mundo. Ésta es su primera entrevista para un medio en español.

Más sobre

¿Por qué un grupo de nueve científicos en Dinamarca decidieron llevar a cabo una investigación de los escombros del World Trade Center durante 18 meses?

Puede haber cierto confusionismo sobre este punto porque siete de los nueve autores del artículo sobre la nanotermita son norteamericanos, uno es australiano y otro danés. Todos los datos de su investigación fueron recogidos en Estados Unidos

"El perfil académico de mis compañeros no lo he comprobado-dijo Niels Harrit- sugiero que se les pregunte a ellos directamente, aunque el hecho es irrelevante dado que, todos han demostrado ser grandes científicos y experimentalistas.

¿Qué movió a Niels Harrit a unirse a este grupo de trabajo?

Niels se involucró con el grupo cuando Kevin Ryans mencionó en su artículo "Anomalías medioambientales en el derrumbe de World Trade Center de N.Y.”: “hay evidencias de los materiales energéticos extraños" publicado en The Environmentalist. Para entonces Steven Jones ya había descubierto unas partículas rojas y grises entre los escombros que podían ser nanotermita.

Las muestras fueron aportadas por ciudadanos particulares. Todo el proceso de obtención está explicado con detalle en nuestras publicaciones.

¿Cómo explicaría a una audiencia no científica lo que descubrieron entre los restos del World Trade Center?

- La nanotermita es un material energético. Cuando reacciona, su energía se libera bien como calor o bien como presión, depende de los ingredientes y la forma de preparación de la nanotermita. Si la energía se expande como calor, estaríamos ante una bomba incendiaria. Si la energía se expande como presión, podemos llamarlo artefacto explosivo. No hay duda de que ambos se usaron en la demolición del World Trade Center aunque no sabemos qué papel exacto jugó la nanotermita.

¿Para qué se usa la nanotermita? ¿Se puede encontrar fácilmente en el mercado?

La nanotermita no se puede encontrar en el mercado porque no tiene un uso normal, está reservada para "uso militar".

¿Podría haber alguna explicación que aclarara la presencia previa de la nanotermita en el World Trade Center?

- No, la presencia de la nanotermita no se justificaba allí, por eso demandamos que se realice una investigación independiente. Así quizá obtengamos alguna explicación por parte de quienes colocaron ese material en el World Trade Center.

¿Qué pudo haber causado el colapso de las Torres Gemelas, según las nuevas evidencias de su último artículo?

- Nuestro trabajo es simplemente una nota a pie de página. Las evidencias que demuestran el empleo de nanotermita y estaba en conexión o se trataba de una demolición controlada eran ya irrefutables antes de que comenzara nuestra investigación.

¿Y qué papel desempeñaron los dos aviones?

El derrumbe de los tres rascacielos del WTC no fue causado por el impacto de los dos aviones. Sin embargo se usaron diferentes métodos para la demolición de las Torres Gemelas y para el tercer rascacielos.

¿Cómo valora entonces la versión oficial de los hechos?

- Los informes del Instituto Nacional de Estandars y Tecnología (NIST) (The National Institute of Standars and Technology) constituyen un intento fracasado de encubrir un hecho delictivo y por tanto un crimen. Cientos de científicos han contribuido, unos más y otros menos, al descubrimiento de un gran número de evidencias que contradicen las versiones oficiales. Y, por cierto, el Instituto Nacional de Estandars y Tecnología no ha proporcionado ninguna teoría que explique por qué se derrumbaron las torres. Sencillamente eso se omite en sus informes.

¿Cree que el Instituto Nacional de Estandars y Tecnología reconocería algún error como lo hizo la BBC cuando retransmitió en directo (con 20 minutos de antelación) que el tercer rascacielos se estaba cayendo mientras aún permanecía en pie?

- No, o al menos, no antes de que se inicie un proceso judicial. No sabía que la BBC hubiera reconocido su error pero no pueden negar que así sucedió.

¿Teme que se le critique o que se le malinterprete de algún modo?

- En absoluto, mi reputación no me preocupa, salvo en lo que pueda afectar al movimiento global por la verdad y a la gente magnífica que lo apoya. Todos los "9/11 truthers" (Por la Verdad del 9/11) actúan motivados por una honesta intención, un impulso interior que les dice que esto es muy importante y que deben hacer algo. Nadie actúa en beneficio propio.

- El 11-S me cogió en la Universidad de Copenhage. Tenía una formación académica que me permitía analizar e interpretar los informes técnicos oficiales. Era una cuestión de principio para mí informar sobre lo que leía. Tengo que reconocer que he adquirido cierta visión o cierto "status" entre la gente del movimiento por la verdad del 11-S.

- Pero conste que no lo busqué sino que me uní a un grupo de científicos entre los que estaba Steven E. Jones. Este status me impone una responsabilidad. Lo que me preocupa no es tanto defraudar a toda esta gente y a las generaciones futuras. Sólo me preocupa la verdad.

¿Y no cree que le pueden asociar con las teorías de la conspiración?

- Soy enemigo de las teorías de la conspiración. Estoy en contra de esas teorías sean oficiales o no.

Su trabajo no debe de haber sido bien acogido en la prensa convencional ni entre el "stablishment". ¿Qué diría a aquellos lectores que no darán crédito a ninguna otra versión que no sea la oficial?

- Que se llevarán una dolorosa sorpresa. Sólo hay una teoría de la conspiración y es la de Osama Bin Laden y los 19 secuestradores. Si alguien se la cree, pregúntele por qué. No hay ninguna prueba de que sea cierta, sin embargo tenemos 100 razones para contradecirla. Nuestro descubrimiento de la nanotermita es sólo una de ellas.

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

caca (06/12/2012)

pobree gente y muerance