Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gisela Santibáñez escriba una noticia?

Autoestima

18/03/2011 18:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"No puedes evitar que aves de tristeza vuelen sobre tu cabeza; pero sí puedes evitar que aniden en tu pelo" proverbio chino

Para mí fue un gran logro personal descubrir que la vida no "me sucedía", y que lo que me hacía vivir en un infierno auto-creado eran los paradigmas que mantenía y que no me funcionaban para una vida feliz y plena. Me di cuenta que frente a mí tengo siempre dos puertas u opciones: una lleva al cielo y la otra al infierno, y están aquí y ahora. La llave que las abre o las cierra está en mi pensamiento, en las historias que me cuento, y en las decisiones que tomo, que traduzco en actitudes.

En el infierno entro cuando me comparo; cuando critico; cuando creo poseer la verdad. Cuando me siento diferente; cuando no pido ayuda; cuando actúo en base a suposiciones; cuando no acepto los halagos; cuando permito que mi ego perfeccionista me descalifique. Cuando me siento víctima al pensar que lo que veo mal está afuera de mí y por lo tanto no tengo poder para cambiarlo.

Cuando pienso que es responsabilidad de los demás hacerme la vida "fácil". Cuando veo la vida como una competencia donde tengo que luchar para demostrar que soy la mejor. Cuando me siento el ombligo del mundo y creo que todos están pendientes y funcionan en torno a mí. Cuando siento que todo me lo merezco y alguien más me lo tiene que reconocer. Cuando pienso que los que me aman tienen la obligación de adivinarme el pensamiento.

Cuando me echo a los hombros responsabilidades que no me corresponden y hago el trabajo que a otro le toca hacer. Cuando pongo las necesidades de los demás por encima de las mías. Cuando dejo de escuchar y de escucharme. Cuando hago importante el reconocimiento externo, cuando me sacrifico. Cuando pienso que es mi responsabilidad lo que los demás piensan de mí. Cuando tomo una opinión diferente como ataque personal. Cuando me resisto, cuando desconfío.

Entonces pierdo contacto con mi"yo" interno, pierdo contacto con el amor y todos los sentimientos que lo acompañan, y me siento frustrada, enojada, resentida, envidiosa, con vergüenza, culpable, miserable, infeliz.

Algunos de los paradigmas que me mantenían en esta situación eran: "Hay cosas en las que no me puedo equivocar; ciertas decisiones son para siempre"; "Tengo que ser complaciente para ganarme el amor y la aprobación de las personas que me importan"; "Sufrir ennoblece, y seré recompensada por ello en otra vida"; "No es tan importante ser, como parecer"; "Las mujeres valen por su aspecto físico"; "Soy muy buena persona porque me sacrifico por los demás: quien se pone de tapete, tarde o temprano es reconocido en su sacrificio"; "Amar es dar hasta que duela sin recibir nada a cambio".Suenan absurdos ahora planteados de esta forma, el problema radica en que no los había reconocido de manera consciente.

En el cielo entro cuando me doy tiempo para tomar las decisiones con las que me siento bien; cuando priorizo mis actividades; cuando me contacto con mis sentimientos; cuando me escucho y me atiendo. Cuando me trato con respeto, dignidad y cortesía, y trato a los demás de la misma forma.

Cuando evito juzgarme de manera negativa y me acepto imperfecta o equivocada. Cuando pido ayuda. Cuando empiezo a vivir a través de proyectos propios y no de imposiciones. Cuando me comparto. Cuando reconozco que las voces en mi cabeza que presagian desastres son máscaras de viejos miedos y no reflejo de mi realidad actual.

Cuando disfruto, cuando soy espontánea, cuando soy auténtica. Cuando agradezco; cuando reconozco a los demás y acepto reconocimientos. Cuando soy empática, cuando siento compasión. Cuando dejo de reaccionar. Cuando tomo en cuenta que toda decisión trae consecuencias. Cuando entiendo que todos hacemos lo mejor que podemos con lo que tenemos, esto me permite liberarme de sentimientos de rencor.

Cuando descargo mi enojo sin lastimar ni lastimarme. Cuando escucho y me permito que lo escuchado me transforme. Cuando entiendo que los demás pueden hacer juicios acerca de mí y que eso no tiene que ver conmigo, sino con ellos. Cuando amo y me abro al amor. Entonces soy responsable conmigo y con los demás, y me siento vital, creativa, tranquila, segura, confiada, receptiva, dichosa, merecedora, feliz, en paz.

El Dr.Juan Hitzig, Profesor de la Universidad Maimónides de Buenos Aires, Argentina, ha desarrollado un alfabeto emocional que conviene memorizar. Las conductas con R: resentimiento, rabia, reproche, rencor, rechazo, resistencia, represión, son generadoras de coRtisol, una potente hormona del estrés, cuya presencia prolongada en sangre es letalpara las células arteriales ya que aumenta el riesgo de adquirir enfermedades cardio-cerebro-vasculares. En cambio, las conductas con S: serenidad, silencio, sabiduría, sabor, sexo, sueño, sonrisa, sociabilidad, sedación, producen Serotonina, una hormona generadora de tranquilidad que mejora lacalidad de vida, aleja la enfermedad y retarda la velocidad del envejecimiento celular. Las conductas S generan actitudes A: ánimo, aprecio, amor, amistad, acercamiento.

En el cielo creado a mi medida paso ahora la mayor parte de mi tiempo, lo agradezco y lo disfruto plenamente. Fuimos creados para el bien y para ser felices. La paz es nuestro estado natural. Si esto no es así, es importante revisar qué paradigmas estamos obedeciendo que nos mantienen dentro de la infelicidad. De vez en cuando sigo visitando el infierno, pero ahora tengo la llave para salir pronto de él. Me contacto conmigo misma y con los pensamientos que me están llevando a ese lugar. Sabiendo que es decisión mía permanecer, ya no me permito estar ahí por mucho tiempo.

Seguramente lo seguiré visitando muchas veces, pero ya no es mi casa, ahora solo soy una "visitante esporádica" y por poco tiempo, por cierto.


Sobre esta noticia

Autor:
Gisela Santibáñez (25 noticias)
Fuente:
giselasantibanez.blogspot.com
Visitas:
4276
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.