Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Allende Elmar escriba una noticia?

Auschwitz y Ghadafy

28/03/2011 11:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El coronel no tiene quien le escriba ni quien reciba sus cartas. La media ya lo ha condenado a priori

¿Quién podría o se atrevería a hacerlo? Desde el comienzo de su trágica irrupción en las primeras páginas y la apertura de noticiarios en el mundo su nombre aparece precedido o seguido de adjetivos-epítetos tales como: tirano, loco criminal, sátrapa(¿ de quién me pregunto?), dictador inmisericorde, asesino de su pueblo y sigue la lista.

No hay comparación negativa que no busque justificar la operación Odisea al Amanecer, la última la leo en El País, 27-03-11 y la firma M.Naím, quien ni corto ni perezoso compara las masacres en Auschwitz y las que podrían haber sucedido en Bengasi, de haber logrado las tropas del coronel domeñar la ciudad.

Hombre! Por lo que sabemos y hemos leído y requeteleído sobre el tema, en el campo de exterminio administrado por los nazis no existían grupos armados, apoyados por tropas que cambiaron de bando con aviones incluídos ni los seres allí recluídos habían decidido partir en una ofensiva para derrocar a Hitler. Condenados a ser asesinados por sus verdugos lo eran sin tener posibilidades de revuelta.

Entonces vale preguntarse el porqué de esta comparación falaz y ligera, por catalogarla de una manera amable. La respuesta, o al menos una parte importante de ella surge con solo leer-escuchar los titulares antes aludidos y nos lleva al capítulo de lecciones aprendidas de la historia reciente.

La media no sólo relata sino que crea situaciones

La guerra de VietNam marcó un hito en las comunicaciones y la influencia de la media. Al fracaso bélico de Estados Unidos se le adelantó el mediático que demonizó la intervención de tropas extranjeras en ese país. Perdieron en ambos frentes. Hoy no arriesgan algo parecido en Libia y simplemente el bombardeo unidireccional precedió al militar.

El coronel estaba condenado, exiliado, sepultado ya con las primeras escaramuzas rebeldes. Se especulaba con su exilio secreto en varios países, Venezuela incluída (versión dada por altas oficialidades occidentales), ya se había ido de viaje obligado por un nuevo”poder popular…el pueblo en armas..abandonado por sus mercenarios”). Pero para sorpresa de los fabricantes de realidades y los recipientes de la misma, el sátrapa-tirano no estaba tan solo. A los diez días de enfrentamientos como en ese jueguito del mono porfiado que se resiste a quedarse tendido, se atrevió incluso a lanzar ofensivas secundado ahora, además de los mercenarios señalados, por tropas leales que de algún lugar aparecieron para disgusto de quienes lo habían mostrado más aislado que Toribio el náufrago.

La situación en Libia, antes tan clara y definida para la media, pasó a gris. Luego, en horas alcanzó el negro cuando el régimen mostró progresos que predecían su triunfo en la trágica guerra civil. Las potencias occidentales debían reaccionar luego de las condenas unánimes de sus líderes( que no de la población a pesar de toda la maquinaria puesta en juego).

Como lo expresara gráficamente el presidente ruso, Medvédev, sumado al coro: “este Ghadafy arriesga a dejarnos a todos en ridículo”. Y surge entonces el hasta entonces aplastado y avergonzado presidente francés, Sarkozi, aun atribulado por la vergüenza de Túnez, encabezando una apurada coalición interventora contra Ghadafy que limpie su imagen apoyado por Estados Unidos, en similares apuros luego de la caída de Mubarak, su hombre en Egipto.

La ecuación cambia en Libia. Se aplica una “zona de exclusión aérea” que impida despegar a los aviones del régimen para atacar objetivos rebeldes. No es suficiente-como todo el mundo ya lo apreciaba- y ahora nos anuncian que hombres y blindados leales son calcinados desde el aire.

La ONU no permitirá que la coalición-su coalición-permita la vergüenza y el ridículo. Así los rebeldes retoman bastiones perdidos y sus fuerzas con carros de combate, lanzacohetes y demases lanzan una contraofensiva que los lleve a Trípoli…¿ Austchwits y Bengasi? Seamos serios.

A esta variación en el campo de batalla la prensa reacciona con alivio.¿Cómo habría debido de titular si el tirano…, etc, etc, hubiese mantenido las riendas y la orientación de su gobierno con una victoria militar luego de estar tan solo y abandonado? Mejor ni pensarlo.

Por el momento y gracias a la Odisea al Amanecer, no sólo los rebeldes sino noticiarios y comentaristas, líderes de opinión escrita y audiovisual y quien tenga un micrófono o una cámara al frente pueden denostar sin cuidado al apestado Ghadafy.

Así las cosas no sorprende que el coronel no tiene quien le escriba. Ni quien reciba sus cartas.


Sobre esta noticia

Autor:
Allende Elmar (3 noticias)
Visitas:
2610
Tipo:
Suceso
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.