Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Enrique Cabrera escriba una noticia?

Aumenta la violencia un día antes de los comicios en Afganistán

20/08/2009 10:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un soldado de las fuerzas afganas apunta su arma contra periodistas para evitar que seacerquen a la zona en de Kabul en donde el 19 de agosto de 2009 se registró un ataque de supuestos talibanes

KABUL (AFP) - Una ola de sangrientos ataques desafiaron el miércoles la fuerte seguridad desplegada en Afganistán, la víspera de los comicios presidenciales y regionales, reavivando temores de que las amenazas de violencia de islamistas talibanes impida que los afganos acudan a votar.

Para evitar esa situación que cuestionaría la legitimidad de las elecciones, el gobierno afgano prohibió a los medios de comunicación hablar de actos violentos el jueves.

Las autoridades amenazaron incluso con expulsar a los periodistas extranjeros y con cerrar los medios de comunicación locales que incumplan su prohibición, haciendo caso omiso de una batería de protestas, algunas de las cuales denunciaron intentos de "censura".

Todas las fuerzas de seguridad en estado de alerta multiplicaban los controles a escasas horas de unos comicios que los talibanes se han propuesto sabotear, ocho años después de que una coalición internacional liderada por Estados Unidos los expulsara del poder.

Kabul fue escenario el miércoles de un un espectacular asalto a un banco en pleno centro de Kabul, reivindicado por los talibanes, en el que murieron los tres asaltantes, luego de un enfrentamiento de casi dos horas.

El día elegido, el blanco (un banco público que abrió recientemente), la ausencia de botín sustancial y el carácter suicida del ataque dan a entender que se trata de un ataque de los rebeldes para atemorizar a los afganos y cumplir con su promesa de teñir de sangre las elecciones.

En el resto del país, 21 personas, entre ellas cinco civiles, un gobernador de distrito, un jefe tribal y cuatro policías murieron el miércoles en explosiones y combates en el sur y el este, según las autoridades.

Los cinco civiles, cuatro de ellos de una misma familia, murieron luego de que estallara una bomba al paso de su vehículo en Sharana, en la provincia de Paktika (este), declaró a la AFP el portavoz provincial, Hamidulá Zhwak.

Más al sur, en la provincia de Kandahar, el gobernador del distrito de Registan, Najeebulá Baluch, y un jefe tribal fallecieron al estallar su vehículo por una bomba casera.

En la misma provincia de Kandahar estalló una bomba al paso de una patrulla policial "matando a tres policías e hiriendo a uno", anunció a la AFP el comandante de los agentes de tráfico, Sayed Ali Jan.

- Una ola de sangrientos ataques desafiaron el miércoles la fuerte seguridad desplegada en Afganistán, la víspera de los comicios presidenciales y regionales

Por último en la sureña provincia de Oruzgan, diez talibanes y un policía murieron durante un ataque del martes por la noche contra un puesto policial del distrito de Deh Rawood, declaró un policía provincial.

Además los rebeldes mataron el martes a tres soldados estadounidenses de la Organización del Tratado del Atlántico Norte en el sur, donde las tropas norteamericanas llevan a cabo operaciones, afirmó la OTAN, que suspenderá el jueves sus ofensivas para concentrarse en la protección de los votantes.

Los talibanes amenazaron con atacar los colegios electorales ya que para ellos las elecciones constituyen una "patraña orquestada por Estados Unidos".

Cerca del 80% de los colegios electorales disponían del material necesario y los demás, casi todos en Kabul y sus aledaños, lo tendrán antes de que finalice el día, afirmó la Comisión Electoral afgana.

De todos modos, el organismo advirtió que casi el 12% de los 7.000 centros de votación podrían permanecer cerrados debido a la violencia.

Aunque no rivalizan en número con las fuerzas afganas y extranjeras, los rebeldes pueden, mediante sus ataques, asustar a los votantes y fomentar una alta abstención que desacreditaría los comicios.

Casi 300.000 efectivos de las fuerzas de seguridad (200.000 policías y soldados afganos y 100.000 militares internacionales) velarán sobre aquellos de los 17 millones de afganos que acudan a las urnas pese a las amenazas.

Auspiciado por esta coalición a finales de 2001, Hamid Karzai, elegido presidente en 2004, sigue siendo el favorito para las presidenciales, aunque su ex ministro de Relaciones Exteriores Abdulá Abdulá, podría obligarlo a disputar una segunda vuelta.

En un país devastado por más de 30 años de guerra y con tradiciones poco democráticas, las eventuales compras de votos y manipulaciones de listas electorales también son una amenaza.

"No podemos esperar elecciones perfectas en Afganistán", señaló el enviado especial de Estados Unidos, Richard Holbrooke.

Un soldado de las fuerzas afganas apunta su arma contra periodistas para evitar que se acerquen a la zona en de Kabul en donde el 19 de agosto de 2009 se registró un ataque de supuestos talibanes en la víspera de las elecciones afganas  Foto:pedro ugarte/AFP

Sobre esta noticia

Autor:
Enrique Cabrera (641 noticias)
Visitas:
1532
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.