Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pistonudos escriba una noticia?

Audi y Hanergy investigan en energía solar, pero cuidado con las expectativas

23/08/2017 14:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Por qué no son todos los coches eléctricos y solares? Por la conspiración de las petroleras, o eso dicen en los bares. La realidad es que la energía solar no se ha conseguido aprovechar suficientemente para mover un coche de producción en serie, aunque sí se ha logrado en prototipos que solo valen como demostración y para carreras específicas como la Shell Eco-marathon patrocinada... por Shell (pista: no son famosos por ecologistas, ni por argentinos, ni por el camino de Santiago).

Audi está devanándose los sesos para traer en menos de 10 años coches eléctricos que sean lo suficientemente atractivos como para que suponga un cuarto de sus ventas. De la mano de Alta Devices, una empresa californiana especializada en energía solar, se trabaja en un prototipo que aproveche la energía del sol para favorecer sistemas auxiliares como la climatización (aire acondicionado y asientos calefactados). Por cierto, Alta Devices está bajo control de Hanergy, un productor chino especializado también en energía solar.

El primer paso es integrar los paneles solares en un techo practicable

Hasta aquí, poca novedad, ya que Audi ya tuvo en el A4 B7 -y su spin-off, el SEAT Exeo- un techo solar que hacía precisamente eso, pero a menor escala: aprovechar energía para forzar la recirculación de aire en el interior del coche y evitar que se calentase excesivamente al estar parado. Los matices vienen ahora: hablamos de paneles solares flexibles y finos, como un carrete fotográfico. Esto es muy importante, porque en caso de vuelco no se rompen a diferencia de los paneles fotovoltaicos convencionales.

image

De hecho, el Toyota Prius Plug-in/Prime, que empezó a venderse el año pasado, tiene un techo solar con placas que no cumple la normativa antivuelco estadounidense precisamente por eso. Los paneles de Alta Devices no tienen ese problema. Otro aspecto interesante, Alta Devices afirma que tienen una eficiencia energética del 25%, y eso es, en el estado de la técnica, un avance brutal. Tengamos en cuenta que en un coche las placas solares no están en la mejor alineación posible para captar la luz, salvo cuando el sol se encuentra en su cénit, en torno al mediodía.

Sus creadores dicen que funcionan bien incluso con poca luz y temperaturas elevadas

Hace semanas os comentamos que un prometedor prototipo está llegando, el Lightyear One. Será un coche eléctrico que funcionará principalmente con energía solar, debido a tres principios: primero, capta "mucha" energía solar; segundo, gasta muy poca energía; y tercero, cuando haya poco sol seguirá siendo independiente al tener baterías. Las especificaciones preliminares hablan de casi 5 m² de placas solares con una eficiencia del 22%, ya de por sí muy alta.

Más sobre

Llegados a este punto, ojito con las expectativas, vamos a ser prudentes. Audi y Alta Devices hablan de recuperar energía que aumente ligeramente la autonomía, en el sentido de que la energía de las baterías de tracción no se emplee en funciones auxiliares como es la climatización. En una segunda etapa es cuando las placas podrán aportar energía directamente a las baterías, incluso estando parado el vehículo. En otras palabras, el aporte energético sigue siendo insuficiente para circular sin otra fuente externa, pero sirve para recargar.

image

El Prius Plug-in con placas solares en el techo puede conseguir en torno a 1.000 kilómetros de autonomía gracias al sol... en un año. Respecto al Lightyear One, que lleva ese concepto hasta el extremo, podemos irnos a 17.000 kilómetros anuales en Madrid, de acuerdo a sus creadores. Mucho tienen que avanzar las placas solares para que un coche se mueva simplemente con la energía del sol.

Indudablemente es un avance que se deje de consumir energía -sobre todo de origen fósil- teniendo la del sol de forma gratuita y ecológica. Si multiplicamos eso por cientos de miles de coches, eso que agradece el planeta. No obstante, este artículo quiere recordar las limitaciones del concepto de la energía solar. Lo más tangible que tenemos a día de hoy es tener puntos de carga con grandes superficies de placas que alimentan a coches eléctricos sin producir emisiones. Usar esa energía en marcha es otro tema.

Por lo tanto, lo razonable es pensar en esta secuencia:

  • a corto plazo, las placas solares pueden aliviar el consumo de sistemas auxiliares, empezando por el circuito de 12 voltios para accesorios. La superficie que ocuparán es pequeña, fracciones del techo o alerones.
  • A medio plazo, las placas harán aportes a las baterías de tracción, de forma que se pueda conseguir un tímido incremento de autonomía o, hablando en plata, que las baterías se descarguen más despacio. Las placas fotovoltaicas se extienden por casi todo el techo.
  • A largo plazo, la mejora en la eficiencia de las placas será suficiente para mover los vehículos por sí mismos, recubriendo casi todo el cuerpo con fotovoltaica. Las mejoras en materiales avanzados reducirán mucho el peso, mejores aerodinámicas reducirán el consumo, y la masificación de la conducción autónoma no hará tan necesario que los coches tengan tanta masa destinada únicamente a proteger en caso de accidente.

image

Por lo tanto, dejémonos de conspiranoias y chorradas, y enfoquemos este tema con un punto de vista más cercano a la realidad. Los coches actuales son energéticamente muy poco eficientes porque los motores de combustión interna desperdician más del 60% únicamente en contaminar y producir calor. Además, necesitamos que sean pesados y duros en caso de guantazo, filosofía que los usuarios de SUV llevan al extremo al ir envueltos en una armadura de más de tonelada y media (por lo que pueda pasar).

Eliminando de la ecuación la probabilidad de un accidente, no hace falta ir con tanto "blindaje". Solo hay que ver los aviones de pasajeros: el fuselaje tiene la resistencia que tiene porque ha de aguantar los rigores del servicio (presión, peso del avión, que no se parta al virar), pero no se diseña para chocar contra otro avión a 64 km/h y que todos los pasajeros se bajen ilesos. Si la aviación fuese así, volar sería carísimo, se contaminaría muchísimo más, y el número de vidas que se salvaría sería... más bien despreciable en relación a los pasajeros que mueve este medio de transporte.

¿Cuándo los coches serán capaces de moverse únicamente con la energía del sol? Id apuntando a la fecha de nuestra jubilación.


Sobre esta noticia

Autor:
Pistonudos (307 noticias)
Fuente:
pistonudos.com
Visitas:
6403
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.