Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Ataxia: falta de coordinación de movimientos en niños y adultos

08/10/2009 15:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Marcha inestable, congénita o adquirida, causas, medidas de seguridad en el hogar, cuándo contactar a un médico, prevención de caídas, tratamiento

ATAXIA: FALTA DE COORDINACION DE MOVIMIENTOS EN NIÑOS Y ADULTOS

Es un problema con el control muscular o una incapacidad para coordinar los movimientos de una manera adecuada, lo cual ocasiona un deambular espasmódico, inestable, torpe y de vaivén de la mitad del cuerpo (tronco) junto a una marcha inestable.

Los movimientos sin inconvenientes son el resultado de un fino equilibrio entre los grupos opuestos de músculos. Este equilibrio es controlado por un segmento del cerebro: el cerebelo.

Las enfermedades que lesionan el cerebelo, la médula espinal y los nervios periféricos interfieren con el movimiento muscular normal y ocasionan la ataxia, que puede ser congénita o adquirida por una infección vírica como la varicela.

Además, puede desarrollarse después de una encefalitis (inflamación del cerebro), un traumatismo craneal y enfermedades que se suscitan en el sistema nervioso central.

En los adultos, las causas más comunes son accidente cerebrovascular, reacciones tóxicas a medicamentos o al alcohol, o problemas con los nervios en las piernas.

Causas

-Accidente isquémico transitorio (es un accidente cerebrovascular que se produce por la falta de aporte sanguíneo a una parte del cerebro).

-Accidente cerebrovascular (enfermedad vascular que daña las arterias del cerebro).

-Esclerosis múltiple (nfermedad desmielinizante, neurodegenerativa y crónica del sistema nervioso central).

-Problemas con las vértebras en la columna (como las fracturas por compresión vertebral).

-Intoxicación por metales pesados como el mercurio, el talio y el plomo o disolventes como el tolueno o el tetracloruro de carbono.

-Intoxicación por alcohol u otras drogas.

-Medicamentos como aminoglutetimida, anticolinérgicos, fenitoína (en dosis altas), carbamazepina, fenobarbital y antidepresivos tricíclicos, aunque cualquier sedante puede originar un movimiento descoordinado.

-Síndromes paraneoplásicos (la ataxia puede aparecer meses o años antes de que se diagnostique el cáncer, ya que la persona produce anticuerpos contra las neuronas en el cerebelo).

-Afección posterior a infección (por lo general, después de la varicela).

-Afecciones hereditarias (como ataxia cerebelosa congénita, ataxia de Friedreich -pérdida progresiva de muchas de las funciones necesarias para una autonomía personal-, ataxia telangiectasia -degeneración del cerebelo y del sistema nervioso en general-, enfermedad de Wilson -acumulación de cobre en el organismo-).

Medidas de seguridad en el hogar

Se necesitan medidas de seguridad en el hogar: evitar el desorden, despejar los pasillos y quitar muebles u objetos que podrían provocar caídas o resbalones.

La familia tiene que motivar al paciente para que participe en actividades normales. Los familiares deben tener mucha paciencia con la persona que sufre de ataxia y tomarse su tiempo para demostrarle cómo realizar tareas de forma sencilla, según sus fortalezas y debilidades.

Cuándo contactar a un profesional médico

-Ante falta de coordinación sin razón aparente y si dura más de unos minutos.

En situaciones de emergencia, se estabiliza al paciente.

Prevención de caídas

Es posible que sea necesario remitir al paciente a un especialista, de acuerdo a la afección que produjo la ataxia.

Asimismo, una evaluación de la seguridad en el hogar por parte de un fisioterapeuta puede ser útil.

Tratamiento

Al igual que muchas enfermedades degenerativas del sistema nervioso, no hay una cura eficaz. Sin embargo, muchos de los síntomas y complicaciones pueden ser tratados, con el fin de de que los pacientes mantengan un funcionamiento por el mayor tiempo que sea posible.

La diabetes puede tratarse con dieta y medicamentos tales como la insulina, y algunos de los problemas cardíacos pueden tratarse también con fármacos.

Las deformaciones de los pies y la deformidad de la columna vertebral precisan soportes o cirugía.

La terapia física prolonga el uso de los brazos y las piernas.

Fuentes: Griggs R, Jozefowicz R, Aminoff M. Approach to the patient with neurologic disease. In: Goldman L, Ausiello D, eds.

Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 418.

Timmann D, Diener H. Coordination and ataxia. In: Goetz, CG, ed. Textbook of Clinical Neurology. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 17.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
22301
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.