Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Los Tres Seres escriba una noticia?

Atados por Hilos (Parte uno)

08/09/2020 18:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se le veía las manos deslizarse de arriba hacia debajo, de izquierda a derecha

     Se le veía las manos deslizarse de arriba hacia debajo, de izquierda a derecha, los mismos actos en el tiempo transcurrido, por ahí se escuchaba la risa del personaje, con una tonada algo burlesca por la trampa de ese día, el escenario no era la gran cosa, como siempre con la renta algo atrasada debido a la poca audiencia, los tiempos eran críticos, cada día peor y si uno entraba a la función, era ya por cortesía de uno de los manejadores, como siempre discutiendo con el socio -del por qué la entrada gratis- si estaban hasta el perno. Pero la función debía continuar y fue en una mañana como cualquiera donde se escuchó el siguiente coloquio.

- Siguen insistiendo, qué hagas el siguiente papel.

- No puedo… está fuera de mis principios.

- Tú sabes que necesitamos dinero, ahora más que nunca, y si no lo conseguimos, estamos fuera del local… Todo depende de ti ahora.

Se acordó de las mañanas frías cuando lo despertaban, cuando tocaban su puerta para que estudiara, en verdad fue todo un proceso que mereció un gran final, pero las circunstancias de la vida, hicieron que consiguiera este trabajo.

     Estudió varios años para justo no hacer este papel, y para qué le sirvió. No pudo entender el mal destino que tenía, sabiendo que dio lo mejor. Y recordaba por momentos, esa frase interesante.

- “Los contratos llegarán, cuando hagas aquella escena, esa es la prueba de fuego… no lo olvides”.

     Ni una pizca ya en su cerebro, no tenía nada claro, fue como un baldazo de agua fría. Recordó esos momentos cuando su mamá le decía para que se bañara con agua fría. Un momento que recordó siempre, y pensando en ella, durmió en aquella noche. En esa sombra se sintió inseguro como nunca, hace tiempo que dejó esos malestares y sintió un soplido otra vez, como un augurio desconocido. Se puso la frazada en la altura de su cuello y se colocó al lado derecho, como un encuentro pronto a lo inesperado.

Ni una pizca ya en su cerebro, no tenía nada claro, fue como un baldazo de agua fría

     Ahí se vio luego, lidiando con las dos mujeres, pero no entendía si las conocía, solo sabía que estaba a su cargo manejarlas, no a su antojo sino de sacar un buen beneficio. En el primer caso, ella estaba bajando de un ómnibus en el paradero, tenía que reunirse con una dama Top10, estaba rankeada en el medio social, se dio cuenta que estaba arriba en el puente donde solo van los peatones. El encuentro fue fugaz y debió sentir celos de los hombres que le observaban pero no. Los transeúntes la observaban, le mandaban piropos, le decían -mamacita, mi amor, qué ricas patas- y él tranquilo mirando de frente, parecía no interesarle, mientras ella seguía de frente, estaba con un top y un short proporcionado, con zapatos de taco, caminaba y se inspiraba, sabía que era popular en la farándula, hasta que subieron a un taxi.

     Luego se encontraron en un casino, sabía las jugadas correspondientes, la gente lo miraba no por lo guapo que estaba, sino por tener a su lado a semejante mujer, era para lucirse, besarla, acariciarla, decirle -te amo- por este momento grandioso. Sentirse el hombre más realizado de la tierra, por ahí decían que su negocio en las redes era todo un éxito, sus ganancias aumentaban cada vez más, y a él no le parecía importarle. Se dio cuenta luego que le pidieron foto, ella se tomó unas fotos con algunos clientes del casino, pero, uno de los vigilantes le dijo que estaba prohibido. Se detuvo la acción luego. El crupier luego anunció el juego, y él tuvo la suerte en sus manos -dijo 8 negro un poco alto- y en la voz se hizo el milagro, cayó en ese número.

     Le puso 200 en moneda nacional, saltó de júbilo, ella, la abrazo, le dio un beso, mientras él no sentía nada. Cobraron en la caja, le dijo en efectivo, había ganado 35 veces la cantidad de la apuesta, era para celebrarlo, con ese dinero en esa noche, eran los reyes del sauna… pero aquí estaba lo curioso, en vista que poder disfrutar con una de las solteras más codiciadas, la dejó simplemente en su casa, le dio solo un beso en la mejilla, y se fue. Mientras ella lo contemplaba cuando se alejaba de la puerta, estaba resignada y cuando entró, cerró la puerta fuerte.

     Paralelamente, él salió con una chica que estudió en Europa sobre bienes raíces, trabajaba para una prestigiosa inmobiliaria, él se halló ahí de nuevo, la manera de vestirse de ella era impresionante, un olor parecido a la rosa, a su estilo claro, le había dejado la movilidad de su trabajo, le dijo que esperara su llamada.

Por medio del afortunado había cerrado varias ventas, él sabía quienes deseaban el inmueble, eso le gustaba a ella. Sus amistades en su centro de estudio, le decían por qué no se dedicaba a la pasarela. Ella decía que ningún integrante de su familia, sobre todo de la parte femenina tuvo ese oficio. Por ahí argumentaban que estaba perdiendo dinero. Lo mágico de todo era que por medio de él, salían las ventas. Hasta que vendió una casa de US$2, 000000.00 (dos millones de dólares americanos)Ahí se cayó el paraiso, se apagaron las llamas del infierno, la comisión fue el tesoro del cielo y el agradecimiento por parte de ella fue enorme, fue algo que nadie podía dejar de pasar, era la oportunidad más extraordinaria de todo ser vivo, sobre todo si estás buscando la gloria eterna, con el mejor hombre en tus brazos.

 

Aporte: Señores de las Letras https://lnkd.in/eS6vxec de Juan Goico   


Sobre esta noticia

Autor:
Los Tres Seres (45 noticias)
Visitas:
223
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios