Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lapalma escriba una noticia?

Astrofísica entre volcanes

05/12/2010 15:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Observamos La Palma, la isla de las estrellas, desde el Dutch Open Telescope (DOT), el observatorio solar neerlandés

Dr. Axel Fleischer

¿Conoce Ud la película «Space invaders from Mars»?

Si es así, sabrá inmediatamente cual es el instrumento que nos ocupa en el presente artículo. A los que no hayan visto la película sea dicho, que se trata de una llamativa construcción de ocho patas que se descubre fácilmente al dirigir la mirada hacia el noreste desde la cima del Roque de los Muchachos.

Hablamos del Dutch Open Telescope o, dicho de forma abreviada, del DOT. Como ya indica su nombre, se trata de un observatorio neerlandés que está financiado por distintas instituciones de los Países Bajos, entre otras, por la Universidad de Utrecht.

El DOT es un observatorio solar, es decir, que los astrónomos que trabajan en este instrumento tienen la suerte de poder hacerlo durante el día y no por la noche como en la mayoría de los observatorios restantes.

El instrumento consta de una construcción de acero de 15 m de altura, sostenida por 8 puntales huecos de 25 cm de diámtero cada uno. En la plataforma situada en lo alto se encuentra el instrumento propiamente dicho, cuyo reflector primario mide sólo 45 cm de diámetro. Normalmente, la plataforma está al aire libre, sin paredes que la rodeen. Sin embargo, cuenta con una cubierta blanca para cerrar rápidamente la instalación y proteger el telescopio contra el viento y las nevadas en invierno.

Esta forma de construcción abierta y ligera, junto con las excelentes condiciones meteorológicas que se dan en el Roque de los Muchachos originan un ambiente térmico homogéneo, es decir, uniforme, sobre el instrumento que crea unas condiciones de observación excepcionalmente buenas. La construcción que caracteriza este observatorio se consideraba revolucionaria cuando éste se inauguró en 1977, ya que hasta entonces, los instrumentos comparables siempre tenían que construirse en un tubo de vacío para evitar los remolinos de aire originados por el mismo instrumento, y con ello las variaciones de temperatura.

El DOT se maneja desde el edificio contiguo del observatorio solar sueco, reconocible por su forma rectangular blanca, siendo también aquí donde se realiza la valoración de las observaciones.

Desde el año 2004, tiene acceso al DOT la comunidad internacional de Física Solar, lo que significa que científicos internacionales pueden solicitar un espacio de tiempo al DOT para efectuar investigaciones propias. A partir del 2005, el DOT también participará más intensamente en campañas multitelescópicas, en las que simultáneamente se estudiará el sol en distintos observatorios, pero con métodos diferentes de observación.

Esta correlación permitirá hacer exposiciones más fidedignas y obtener conocimientos profundizados sobre los fenómenos de la Física Solar.

El sol por lo general nos resulta tan omnipresente que olvidamos lo importante que es para nosotros, y por qué incluso sigue siendo objeto de investigaciones actuales.

El sol es una estrella corriente de las llamadas G2, como los astrónomos clasifican a las estrellas que se encuentran en la mitad de su vida. Se originó hace unos 5 mil millones de años y le queda como mínimo otro tanto de vida.

Con una distancia a la Tierra de «sólo» 150 millones de km es nuestra estrella más cercana y con esto, un prototipo ideal para estudiar y entender esta fase de la vida por la que también pasan otras estrellas.

Además, proporciona las condiciones decisivas para que la vida sea posible de hecho en nuestra Tierra. Si ésta no es razón suficiente para ocuparse del sol ...

Al contrario de los planetas como la Tierra, las estrellas, y por tanto también el sol, disponen de una producción energética activa propia. En su interior, y a temperaturas de 15 millones de grados Kelvin, se fusiona Hidrógeno hasta convertirse en Helio. Cada segundo que pasa, 700 millones de toneladas de Hidrógeno se convierten en 695 millones de toneladas de Helio.

Los 5 millones de toneladas restantes se liberan como energía, conforme a la teoría de Einstein E=m•c² (la energía equivale a la masa multiplicada por la velocidad de la luz al cuadrado). Esta energía es conducida mediante un mecanismo de transporte llamado convección, así como por absorción y emisión, hasta la superficie del sol desde donde se irradia.

La propagación de la radiación es esférica, de modo que a la Tierra sólo llega una pequeña fracción, concretamente una millonésima parte de la cantidad inicial.

La luz visible para el ser humano y que comprende aproximadamente la mitad de toda la radiación solar, se origina en la capa fotosférica solar, de unos 400 km de grosor. A causa del efecto de absorción de la Fotosfera, las capas internas del sol no son visibles y, por tanto, tampoco accesibles sin más a la observación. Siendo el diámetro solar de unos 1, 4 millones de km (lo que corresponde a 109 veces el de la Tierra), la Fotosfera sólo abarca una pequeña parte de éste. A pesar de ello, esta capa solar es extremadamente importante, no en última instancia, porque es la responsable del origen de la luz visible, de modo que hay trabajos esenciales entre los realizados en el DOT, que se ocupan de la Fotosfera. Más adelante volvemos sobre este tema.

Sobre la Fotosfera está la Cromosfera que forma una corteza de unos 10.000 km de grosor en la que la densidad de la materia disminuye de forma marcada, a la vez que la temperatura, de unos 6.000 grados Kelvin, sufre un fuerte aumento hasta alcanzar finalmente en la capa más externa del sol, la corona, un valor de unos 2 millones de grados Kelvin.

La Cromosfera es la responsable de las espectaculares actividades solares, tales como Flares y Protuberancias que se pueden observar especialmente bien en los eclipses solares totales, en la fase en la que la luna cubre la Fotosfera, siendo sólo visibles las capas más externas del sol.

El DOT recoge la luz de la Fotosfera en el reflector primario de forma parabólica que, a su vez, conduce la radiación hasta los instrumentos de verificación consistentes en 6 cámaras CCD idénticas que mediante filtros antepuestos registran simultáneamente las distintas longitudes de onda de la luz. Cada una de estas 6 longitudes de onda representa un sector de origen diferente de la luz en la Fotosfera y en la Cromosfera.

De esta forma, mediante el análisis simultáneo de los porcentajes de longitudes de onda en la luz solar recogida, puede realizarse una «tomografía» del sol, es decir, un análisis de la estructura atmosférica espacial del sol. Las condiciones técnicas del DOT permiten observar la luz de una determinada zona del sol con una definición muy buena y durante un espacio de tiempo de hasta 8 horas, de lo que resultan documentos espectaculares de la actividad solar, pero también cantidades gigantescas de datos que son analizados y comprimidos posteriormente con ayuda de una super-computadora especial con más de 100 procesadores.

Después de esto, los datos de un tiempo de observación de 8 horas caben en pocos DVDs. Las investigaciones que se realizan en el DOT contribuyen a conocer mejor la Física Solar: El origen de las ondas de gravitación, el origen y la evolución de los campos magnéticos solares, la estructura y la dinámica de las manchas solares. Basándonos en este prototipo de miles de millones de otras estrellas, podremos entender un poco mejor los procesos que se desarrollan en nuestro universo.

Para el visitante de La Palma son otros los aspectos interesantes de la radiación solar, tratándose del porcentaje infrarrojo de la luz solar, con su efecto calórico, así como del porcentaje ultravioleta (UV). Por una parte, la radiación ultravioleta del sol es la responsable de la producción de la vitamina D3 en el cuerpo humano y por otro, del anhelado bronceado de la piel, durante el cual las células de la capa externa de la piel encargadas de la pigmentación producen, mediante un complicado proceso, el colorante pardo que broncea la capa celular superior (stratum spinosum).

De esta forma se impide que la posterior radiación ultravioleta, cuya elevada energía hace que pueda penetrar hasta 4 mm en la piel, llegue a las capas más profundas de ésta, donde puede ocasionar no sólo alteraciones de la pigmentación, sino también daños en el ADN.

Sin embargo, muchos visitanes de La Palma simplemente disfrutan de las impresionantes puestas de sol en la parte occidental de la isla y al hacerlo, seguramente también Ud habrá notado que el sol, cuando se pone en el horizonte, parece más grande que a mediodía.

Este efecto se conoce en la literatura como «ilusión óptica lunar», puesto que el mismo fenómeno se observa en la luna.

Con frecuencia, el aparente mayor tamaño del sol en el horizonte suele explicarse con «capas atmosféricas» variables, pero en realidad se trata de una ilusión óptica del ojo basada en que, al ponerse el sol, la telemetría del ojo se desorienta por los objetos situados en primer plano (árboles, casas, etc.).

En la parte de la Psicología dedicada a la percepción se discuten diversas causas para explicar el origen de esta falsa percepción.

¡Siga disfrutando de las puestas de sol en La Palma, aun cuando el sol en realidad siempre tenga el mismo tamaño! ¿Le he causado una desilusión?

Datos: www.la-palma24.net (Gladys Riego)


Sobre esta noticia

Autor:
Lapalma (5 noticias)
Visitas:
3477
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas
Lugares
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.