Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mendizábal escriba una noticia?

El Astaná espera el primer gran ataque del Tour en los Vosgos

17/07/2009 01:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La carrera entra en la exigente cordillera del noreste francés con una etapa con dos puertos de primera y un segunda categoría a 20 kilómetros de la meta de Colmar

El Tour de Francia llega a la hora de la verdad con una etapa catalogada de media montaña, 200 kilómetros entre Vittel y Colmar con cinco pasos puntuables de montaña en los que se espera movimiento. Después de tres etapas planas, sin más sobresaltos que el de la caída sin consecuencias de Cadel Evans, el Tour se adentra en terreno de emboscadas a su paso por Los Vosgos, denominación francesa de las montañas que encierran el Rin al oeste, llamadas Selva Negra en la cercana zona alemana. Por eso los nombre de los puertos suenan tan germanicos: Schlucht, de segunda categoría, a 95 kilómetros de meta; Platzerwasel, de primera, a 62; y el Firstplan, un segunda donde habrá batalla sí o si por que su cima está a sólo 20 kilómetros de la meta. El Astaná de Contador y Armstrong espera movimiento. No puede ser de otra manera, con el retraso escalonado que ordena en la general a Andy Schleck a casi dos minutos; su hermano Frank a 2:25; Sastre, a 2:52; y Evans, a 3:07.

"Mañana, la última subida (el puerto de Firstplan), puede ser muy difícil. Será la primera etapa de verdad. Conozco la zona de los Vosgos, pero ésta no", comenta Lance Armstrong. Para el americano la etapa de los Vosgos "será un día muy largo y puede pasar cualquier cosa. Los rivales más peligrosos van a ser Carlos Sastre, los hermanos Schleck y Cadel Evans", añadió. Mientras, Contador parece pensar más en el domingo, en la segunda llegada en alto de la carrera. "Habrá que ver como se desarrollan las etapas. Verbier -estación suiza en la que se acaba el domingo- es la primera en la que hay que pensar. Es una etapa que me puede ir bastante bien y en la que la gente tiene que atacar", aseguró el madrileño, que cree que en los Vosgos "los que tienen que atacar son los otros, yo estaré un poco a la espera".

"En los Alpes comenzará el baile, pero ya veremos quién pone la música", dice un Carlos Sastre que anuncia una táctica conservadora en los Vosgos

En el bando teóricamente atacante, Carlos Sastre parece quitarse presión al menos hasta los Alpes: "Mañana, la etapa no tiene un perfil que se adapte a mis características, por lo que me conformo con quedarme como estoy ahora. "En los Alpes comenzará el baile, pero ya veremos quién pone la música", concluyó el abulense. Lo que no parece que sea para desperdiciar es la subida al inédito Platzerwasel, nueve kilómetros al 7, 6%, una pendiente media superior a la del Tourmalet, y con tramos de hasta el 11%. El calor puede hacer el resto si hay un alto ritmo de carrera.


Sobre esta noticia

Autor:
Mendizábal (13 noticias)
Visitas:
2533
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.