Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que La Magia Del Diez escriba una noticia?

¡Así sí!

06/04/2016 22:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Después de un partido de lo más intenso entre colchoneros y cules, el conjunto azulgrana consiguió remontar el gol inicial de Fernando Torres con dos goles de Luis Suárez

Parece que el Barça funciona, y así lo demostró ayer ante un gran Atlético de Madrid, que confirmaba la idea de muchos barcelonistas, de que, a este Atlético no es nada fácil derrotarle.

 A diferencia del sábado ante el Real Madrid, el Barça salió desde el primer minuto a dejarlo todo en el campo, y a los 12, el conjunto azulgrana ya había dispuesto de mucho peligro con dos chuts ligeramente desviados, por parte de Leo Messi. Pasaba el tiempo y el F.C.Barcelona seguía creciendo con un remate de Neymar que pasó relativamente cerca de Oblak, luego hablaremos de él... No sería hasta el 23 de encuentro, que el Atlético de Madrid encontró portería por primera vez con un chut sin demasiado peligro de Griezmann, poco destacado en el día de hoy. Un minuto más tarde, y después del perfecto pase de Koke entre líneas aprovechando el error de la zaga culé, pone en bandeja a Fernando Torres la oportunidad, que fue aprocheada superando a Ter Stegen por debajo de las piernas con una ejecución fuerte y colocada. Al Atleti se crecía, y minutos más tarde el delantero francés, Antoine Griezmann, hacía lucir al guardameta Alemán del Barcelona con unos reflejos impresionantes. En el minuto 35, llegó la jugada más "tonta" del partido, Fernando Torres, con una amarilla, derruyó a Sergio Busquets en una jugada totalmente innecesaria e ilógica, ya que lo que hace el delantero colchonero, es dejar a su equipo con un jugador menos con la mayoría del encuentro por jugar y sin la posibilidad ya de atacar demasiado, o algo peor, siendo baja también para la vuelta en el calderón...Pero, expulsión justa? Completamente.

Cualquier colchonero firmaría el perder de un gol en el Camp Nou, con 10 jugadores y marcando un gol que en caso de empate vale el doble

 A partir de ese momento, el F.C.Barcelona tomó las riendas del encuentro y el partido se combirtió en un constante acorralamiento del equipo catalán al madrileño. Ahí empezó la particular historia de Oblak perdiendo muchísimo tiempo cada vez que el balón salía por línea de fondo La segunda parte comenzó con un público muy entregado, ya que veía que cuando el Barça atacaba era imparable. La cosa fue un constante ataque por parte de Barça, que no dejaba ni respirar al conjunto colchonero, situado con casi todos los jugadores dentro del área. Con un Neymar muy activo apareciendo en todos los lados y con un travesaño a destacar, hizo que el conjunto local siguiese con su encerrada al Atlético, que se veía incapaz de trazar un ataque en condiciones. Seguía el constante ataque del Barcelona, con un juego muy ofensivo y todo tipo de recursos, dónde si no se podía por dentro se intentaba por fuera, con constantes subidas de ambos laterales y chuts desde fuera del área de Messi y Neymar. No fue hasta el minuto 63, que el conjunto culé metió el primero después de una jugada muy bien elaborada de todo el Barça finalmente centrada por Dani Alves, chut de Jordi Alba, i en boca de gol acababa de empujar el balón el Uruguayo Luis Suárez en boca de gol. A pesar de ello, Oblak seguía con sus pérdidas de tiempo finalmente sancionadas con amarilla, que demostraban el ahogo que sufría el Atlético de Madrid. El conjunto culé no satisfecho con un empate, siguió insistiendo contra la portería del Atlético encontrando recompensa, debido a que, en el 73 de encuentro, y después de otro centro de Alves, Luis Suárez ejecutó un cabezazo con un muy buen movimiento de cuello que ponía el 2-1 en el marcador del Camp Nou. Desde ese punto, hasta el final del partido, la inercia fue la misma, pero desgraciadamente por el F.C.B no llegó el tercero, que hubiese significado un paso de gigante en la eliminatoria.

Si nos paramos a mirar el global del partido, cualquier colchonero firmaría el perder de un gol en el Camp Nou, con 10 jugadores y marcando un gol que en caso de empate vale el doble. No es un mal resultado, y con el Calderón lleno hasta arriba, no sé si será suficiente para darle la vuelta, pero seguro está, que será un partidazo...

A diferencia del sábado ante el Real Madrid, el Barça salió desde el primer minuto a dejarlo todo en el campo


Sobre esta noticia

Autor:
La Magia Del Diez (3 noticias)
Visitas:
1465
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.