Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

Asalto a la judicatura

15
- +
20/10/2020 09:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por prestigio y solvencia de nuestra democracia, los partidos políticos deben desistir de prácticas que aún revestidas de "encaje legal" subvierten y estigmatizan la separación de poderes, como está sucediendo con la elección al Consejo General del Poder Judicial

Para sortear el pertinaz veto que de forma irresponsable mantiene el PP a la renovación del órgano de gobierno de los jueces, los grupos que conforman el Gobierno de coalición PSOE y Unidas - Podemos registraron este martes último en el Congreso la proposición de reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) intentando con ello descongestionar la situación a través de fórmulas de solución, una mudanza que atendiendo al mandato constitucional debería estar resuelta en el año 2018 pero que por desavenencia política se mantiene en stand-by

Con la iniciativa de los socios de Gobierno se pretende nombrar a los vocales del Consejo General del Poder Judicial por mayoría absoluta del Congreso y del Senado, lo que supone dejar sin efecto la mayoría de 3/5 que regía hasta ahora, un cambio sustancial en la elección del órgano de gobierno de los jueces, y en consecuencia una mayor politización de la justicia.

Lo que se percibe en esta maniobra es un asalto al poder judicial con la finalidad de poder interferir de lleno en su estructura, mediante la designación de los vocales que pudieran resultar afines, y así controlar el órgano de gobierno del estamento judicial, los nombramientos judiciales y las competencias relativas a la responsabilidad disciplinaria y estatuto profesional de Jueces y Magistrados; una maniobra cuya finalidad no es otra que el control político de todo el poder del Estado.

Pero este proceder no es nada nuevo sino un paso más en el deterioro del órgano de gobierno de la Judicatura, que ya vio mermadas sus atribuciones cuando el PSOE en 1985 para controlar políticamente a la Justicia cambió la elección de los vocales judiciales a través de los jueces, por un sistema de elección parlamentaria

A pesar de lo estrafalario de aquella irrupción política el Tribunal Constitucional validó vía sentencia el contenido de la referida reforma, estableciendo como excepción matices restrictivos sobre intercambio de cuotas partidistas y reparto de vocalías judiciales entre los distintos partidos políticos; salvaguarda que en absoluto fue tenida en cuenta como evidencia el hecho que desde entonces la designación política de los miembros del Consejo del Poder Judicial, estuvo basada en el mercadeo de cuotas partidistas en abierta transgresión con los preceptos de la propia Constitución.

La finalidad de este asalto al poder judicial es poder interferir de lleno en su estructura, mediante la designación de los vocales que pudieran resultar afines

Una actitud que delata el nulo respeto por la misma de una clase política de dudoso talante democrático; siendo cómplices de tal ignominia por su probada implicación las formaciones políticas PP, PSOE, PNV, CIU con la irrupción de Podemos que venía a cambiar las cosas pero que a la hora de la verdad también se suma al contubernio.

De ahí que tras treinta y tres años de mangoneo y desvarío político, tengamos a España a la cola de la Unión en independencia judicial, con el agravante de desatender de forma reiterada las indicaciones del Consejo de Europa sobre la obligada corrección de conductas para que cualquier reforma de la Justicia acotara la intromisión política y favoreciera el cumplimiento del Estado de Derecho.

Pero más que corregir conducta en positivo se sigue utilizando la argucia para acentuar la complejidad, eso al menos es lo que se desprende del informe remitido por el Gobierno en el mes de abril a la Comisión Europea dentro del nuevo mecanismo de vigilancia del Estado de Derecho, en el que contrariamente a la mayoría absoluta que ahora establece en su propuesta de elección, defendía la utilización de la mayoría cualificada de 3/5 para la designación de todos los vocales como un mecanismo de garantía de independencia judicial ; lo que viene a indicar que el Ejecutivo mintió a Europa ocultando que cambiaría la mayoría para elegir el CGPJ.

Quienes se proclaman constitucionalistas deben proceder en consecuencia haciendo prevalecer el espíritu del artículo 122.3 de la CE. sobre cualquier otra tentación, de tal manera que los vocales de procedencia judicial sean elegidos directamente por los jueces y magistrados como única manera de fortalecer la autonomía y la independencia CGPJ, pues sabido es que la intromisión política en sus mecanismos de elección hace que se contagie y desprestigie el gremio; siendo recomendable en evitación de su devaluación que en la elección de los miembros judiciales no participe a efecto alguno el poder político..

Con Bruselas advirtiendo que evaluará si la reforma en trámite está en línea con sus exigencias sobre Estado de Derecho, sumado al hecho que cualquier eventualidad al respecto, por carencia de requisitos legales puede bloquear la transferencia del Fondo de Recuperación, sería conveniente que en correspondencia a ello los promotores de la iniciativa sopesaran lo actuado y desistieran en su empeño de politizar el órgano judicial para que sea el perfil técnico y profesional de los candidatos, quien marque la pauta y no su presunta adscripción ideológica.


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (450 noticias)
Visitas:
595
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.