Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Deportes escriba una noticia?

Los últimos artesanos de la pelota vasca que trabajan en Francia

10/09/2014 14:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

La chistera (canasta de mimbre) y la pelota, los instrumentos fundamentales para jugar a la pelota vasca, sólo son fabricados en Francia respectivamente por dos empresas artesanales que poseen conocimientos ancestrales.

El 17º Campeonato Mundial de Pelota, que se celebrará del 11 al 21 de septiembre en México, constituye el principal tema de conversación en el taller-museo del último fabricante francés de chistera, en Anglet (sudoeste).

La pelota vasca se practica fundamentalmente en el sudoeste de Francia y en España, así como en Estados Unidos y América Latina, que recibieron una gran inmigración vasca.

El exjugador profesional de chistera Pierre Gonzalez, de 43 años, y su padre Jean-Louis, de 74 años, fabrican a mano chisteras de castaño y de mimbre. Su fábrica, Onena ('el mejor' en lengua vasca), fundada en Bayona en 1887 por Eustache, el abuelo de Jean-Louis, es la única en Francia que perpetúa esta tradición.

"Inicialmente, esta canasta de mimbre era utilizada para recoger las uvas", explica Pierre. En 1857, Jean Dithurbide la ató a su mano para sustituir los guantes pesados de cuero utilizados en los juegos de pelota. "Chistera" quiere decir "lanzar": esta especie de guante permite lanzar la pelota más lejos con menos fatiga del brazo.

En este deporte surgido del 'jeu de paume' francés, los jugadores deben enviar la pelota, inmediatamente o después de un primer rebote en el suelo, lanzándola contra un muro, llamado frontón.

En la empresa de los Gonzalez, las chisteras son fabricadas totalmente a mano y realizadas a pedido. El precio oscila entre los 250 euros por un joko garbi (chistera pequeña) y 340 euros por la cesta-punta (chistera grande). El padre y el hijo fabrican 120 por año. Cada chistera requiere entre 20 y 25 horas de trabajo y reparan entre 1.500 y 2.000 por año. Los clubes de pelota constituyen 95% de su clientela.

image

- Las pelotas de 'Punpa' -

Bruno Driollet, que participa en los Mundiales de México, es un cliente de Onena. "Pierre y su padre forman parte de nuestra familia. Los jugadores vienen para que reparen sus chisteras, pero sobre todo porque son bien atendidos", explica.

A pocos kilómetros de Anglet, en Ascain, Ander Ugarte, de 49 años, en su taller Punpa (un nombre que recuerda el ruido que hace la pelota al rebotar), es el único fabricante de pelota en Francia, proveedor oficial de los profesionales en Francia y España.

Ugarte, exjugador de pelota, en claro contraste con la familia Gonzalez, guarda el secreto sobre determinados aspectos de la fabricación y se niega a decir cuántas pelotas comercializa. "Llega a fabricar pelotas de una precisión excepcional, gracias a un secreto de fabricación", señala Patrick de Ezkurra, excampeón de Francia de pelota de mano (1994-2011).

Se trata de un secreto bien guardado que remonta a principios del siglo XX y que procede de la familia Mendiague, con la que trabajó en Saint Jean de Luz, en el País Vasco Francés.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Deportes (10610 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
7238
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.