Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sixtojavier escriba una noticia?

El arte de expresarse en el silencio

17/02/2017 23:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Desde el origen de nuestros tiempos, el hombre de las cavernas trataba de comunicarse con los de su misma especie a través de quejidos guturales y movimientos espasmódicos del cuerpo. A medida que fue afianzando su existencia en la Tierra, estas formas de comunicación fueron evolucionando y los sonidos y movimientos primitivos iniciales fueron adquiriendo melodía y forma de música y danza. En este proceso de especialización, aunque mucho más adelante, surge el mimo.

Considerado el arte del gesto, el mimo hace referencia tanto a la forma dramática que prescinde de las palabras, como al actor que representa esta clase de acciones. Este tipo de manifestación artística, en ocasiones también denominada, pantomima o micromimo, se vale exclusivamente de los gestos y de los movimientos corporales para imitar o representar mediante símbolos una realidad. Pero esto no siempre fue así. En sus orígenes se apoyaba de la interpretación hablada y cantada, además de la corporal.

image

La esencia del mimo, esto es, el empleo de la expresividad del cuerpo para comunicar ideas o historias tiene un origen muy antiguo, como se habrá podido constatar en el primer párrafo. Sin embargo, la aparición del mimo como recurso artístico en sí mismo podría situarse en la Antigua Grecia y muchos filósofos dejaron constancia de este hecho en sus escritos. Para Plutarco, por ejemplo, era una manifestación de las danzas de Apolo, mientras que Casiodoro lo identificaba con la musa Polimnia.

En la Antigua Grecia, los Sycionianos fueron los primeros en representar mediante pantomimas historias relacionadas con motivos humanos y primarios (comida, sexo, etc.) con una particularidad: iban sin máscara y en su lugar, se embadurnaban la cara con sebo y trozos de papiro. Los Ithypalos, en cambio, parecían ser un poco más tímidos. Utilizaban máscaras para esconder sus rostros y su temática principal era el hombre como fuerza continuadora de la especie.

Este complemento, la máscara, fue sustituido durante algún tiempo en Roma por el sombrero, después de que un mimo con estrabismo venido del extranjero quisiera disimular su pequeño defecto bajo el ala del mismo. Sin demasiado éxito entre los artistas, el sombrero acabó quedando desbancado de nuevo por la máscara, cuyo protagonismo perdura hasta nuestros días.

Hasta entonces la pantomima era un recurso más de los empleados para representar las legendarias hazañas de los héroes de la época y de los personajes fantásticos de la mitología, pero siempre acompañaba a la acción hablada, cantada o bailada. Fue por culpa -o fortuna- de un accidente que naciera el mimo como género independiente.

image

Se encontraba Livio Andrónico (284 a. C. -204 a. C.), un escritor épico romano de origen griego, representando una de sus obras dramáticas en Roma cuando repentinamente se vio atacado por una afonía que lo dejó sin poder articular palabra. Ante la expectación del público, Livio resolvió la situación pidiendo a uno de sus esclavos que recitara sus poemas mientras él subrayaba con gestos cada una de las palabras de la acción. No solo fue un éxito, sino que se puso de moda.

Después de este oportuno incidente, muchos artistas de la época siguieron la iniciativa de Livio, ya sin esclavo que leyera el poema y utilizando máscaras y cambios de vestuario para dar mayor expresividad a sus representaciones. Y así nació la "pantomima" (del griego pantomimos, que significa "el que todo imita") como una forma dramática en sí misma y que ha seguido evolucionando y ampliando horizontes hasta la actualidad.


Sobre esta noticia

Autor:
Sixtojavier (1065 noticias)
Fuente:
revistabinter.com
Visitas:
3916
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.