Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Arremete Ahmadinejad contra Israel y EUA en mitin con Hezbolá

13/10/2010 15:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Jerusalén, 13 Oct (Notimex)- El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, arremetió hoy con fuerza contra Israel y EUA durante la primera jornada de su visita a Líbano, en la que dijo que el país de los cedros se ha convertido en la "universidad de la guerra santa". "Líbano es la escuela de la resistencia y la universidad de la guerra santa (Yihad)", proclamó el líder iraní esta tarde en una concentración de seguidores del movimiento chií Hezbolá en Beirut, mientras era coreado y aplaudido por miles de fieles que portaban banderas de ambos países y grandes retratos de él. El mitin, una muestra de su apoyo incondicional al movimiento libanés pro-iraní, se celebró en un estadio local de fútbol en el barrio de Dahiya, donde se concentra el poderío demográfico y político de Hezbolá. En él se esconde presuntamente el líder del movimiento Hasan Nasseralah, que este miércoles dejó por completo la escena a su invitado por temor a salir del refugio donde se encuentra desde antes de 2006 y ser asesinado bien por alguna facción libanesa oponente pro-occidental o por los servicios secretos israelíes. Ahmadinejad ha querido con esta mitin expresar su apoyo a la facción a la que respalda política, económica y con armamentos para que persista en la lucha contra "el régimen sionista", del que señaló "sólo se pueden ver crímenes" como "masacres de inocentes, uso de armas, destrucción de casas, confiscación de medicinas, agua y alimentos del pueblo de Gaza". Resaltó que Occidente ve a Israel como "un instrumento para controlar el mundo" y por ello la ha dotado de armas nucleares pero "cualquier ataque recortará la vida de este régimen falso (el israelí)”. También se refirió en su alocución en persa -traducido simultáneamente al árabe- al problema palestino-israelí y declaró que las actuales negociaciones de paz se realizan mientras "los sionistas continúan la ocupación, se saltan el derecho internacional y no respetan ni sus propios compromisos". "La única forma de resolver el problema en Palestina y traer la paz a la región es reconociendo los derechos de los palestinos, devolviendo a los refugiados a su patria y a los ocupantes el país donde nacieron", prosiguió. Ahmadinejad considera a Israel una creación de las potencias occidentales después del holocausto perpetrado por los nazis en la Segunda Guerra Mundial para limpiarse la conciencia, y desde hace años sostiene que los israelíes son europeos que deben regresar al viejo continente y dejar a los palestinos todo el territorio al oeste del río Jordán. De la ofensiva del presidente iraní no se libró tampoco Estados Unidos, país al que exhortó a que "abra la caja negra" de los atentados del 11-S para descubrir al mundo que el islam no tiene nada que ver con ellos. Le exigió que "abandone la región (de Medio Oriente), se disculpe ante las naciones que viven en ella y las indemnice por el daño que les ha causado" porque de lo contrario "los pueblos de la región los expulsará y llevará a juicio a los criminales". Nasseralah, con el que Ahmadinejad se reunió en secreto, dio su discurso en vivo desde el refugio en el que se halla y describió al líder iraní como "piedra angular de la resistencia". El presidente iraní llegó a Beirut por la mañana en una visita que causa incomodidad en occidente -que trata de rescatar el líbano de las esferas integristas islámicas y de Siria-, las facciones libanesas pro-occidentales, e Israel, que la considera una "provocación". "Esta claro que lleva con él (a Líbano) un mensaje violento. Viene a una región altamente volátil con la intención de jugar con fuego", explicó Yigal Palmor, portavoz de la Cancillería israelí, quien enfatizó que "dentro de Líbano ha emergido en los últimos años un estado dentro de otro". El portavoz aludía al control que Hezbolá ejerce en la esfera política libanesa, donde es el único grupo que después de la guerra civil tiene permitido, por acuerdo pactado con Siria, portar armas. Por temor a reacciones y críticas occidentales, Hezbolah rechazó un ofrecimiento del presidente iraní para recibir un cargamento de armas y se limitó a recibir un préstamo de 450 millones de dólares. En su entrevista por la mañana con el presidente libanés, Michael Suleiman, el controvertido líder ya había arremetido contra Israel al ofrecer su ayuda en una "lucha común" contra el "enemigo sionista" y todos los que lo apoyan. A pesar del malestar entre las facciones pro-occidentales por la visita, varios de sus representantes estuvieron presentes en la recepción oficial ofrecida por el presidente libanés. Samir Geagea, un dirigente cristiano conocido por sus posturas contra la influencia de Hezbolah, declaró a los medios que Ahmadinejad es bienvenido "como presidente de Irán", pero no así si trata de asemejarse "al presidente de algunas partes del Líbano". Ejemplo del recelo interno es la carta abierta difundida este día por los principales medios en la que unos 250 intelectuales libaneses le piden que permita al Líbano que siga su curso político libremente y no lo convierta en el epicentro de su "lucha mundial" contra países como Israel y Estados Unidos. También aparecieron pósteres del dirigente con una gran X sobre el rostro en la ciudad norteña de Trípoli, en señal de rechazo a su visita, y se hicieron amenazas anónimas contra él que han demandado grandes medidas de seguridad. Desde Israel, un diputado de la extrema derecha, Aryeh Eldad, respondió a los ataques verbales en declaraciones a una emisora en la que instigó a "asesinar" a Ahmadinejad porque "si alguien hubiera asesinado a Hitler en la víspera de la Segunda Guerra Mundial habría cambiado el curso de la historia y desde el luego la del pueblo judío". Eldad, líder de un pequeño partido, propuso que este jueves, cuando visite el sur del país, algún israelí lo ponga en la mirilla de su rifle y le dispare. Si no hay cambios, el presidente iraní visitará los poblados sureños de Marun A-Ras, Bint Yabel y Kfar Kana, todos ellos centros chiíes y principales escenarios de la última guerra entre Israel y el movimiento pro-iraní en 2006. Fuentes militares israelíes citadas por el diario Haaretz destacaban este miércoles que el presidente iraní ha venido a fortalecer a Hezbolá y que a pesar de sus provocaciones verbales no alentará una nueva confrontación bélica. Antes de desplazarse al sur del Líbano Ahmadinejad recibirá un doctorado honoris causa por la Universidad de Beirut y almorzará con el primer ministro libanés Saad Hariri, hijo del asesinado jefe de gobierno Rafic Hariri.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
2437
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.