Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Productos Ecológicos escriba una noticia?

Aromaterapia contra los resfriados y la gripe.

18/03/2011 21:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

AromaterapiaLos aceites esenciales pueden ayudar a reforzar la inmunidad, a luchar contra las infecciones y a eliminar toxinas. Son especialmente útiles los aceites de limón, de jengibre, pino, eucalipto, bergamota, mirra, naranja y árbol del té. En aromaterapia pueden ayudar a prevenir y a aliviar los síntomas de la gripe y los enfriamientos.

El proceso de destilación al que se someten los aceites esenciales sólo recupera las fitomoléculas más ligeras, lo que hace que su composición química sea diferente a la de los productos herbales. Su uso puede realizarse a través de difusión aérea, inhalación y aplicaciones tópicas mediante masaje, baños o aplicación directa.

El de eucalipto es un aceite picante que contribuye a estimular la circulación. A menudo se usa la inhalación del vapor para ayudar a limpiar los senos nasales y la congestión. Se dice que su función es similar a la del mentol, actuando sobre los receptores de la mucosa nasal, lo que lleva a una reducción de los síntomas de la congestión.

El Aceite de jengibre también tiene un aroma picante, es muy terapéutico y tiene una gran capacidad de calentamiento. Cuenta con propiedades analgésicas y antibacterianas. En China el jengibre se ha utilizado tradicionalmente para paliar el resfriado y en Filipinas para aliviar el dolor de garganta.

El aceite de lavanda es otro sorprendente terapéutico. Estimula el crecimiento de nuevas células, mejora la depresión, calma los nervios, combate la infección, reduce la inflamación y alivia la congestión. Además, reduce el dolor, los espasmos musculares y la presión arterial.

El mentol es un compuesto obtenido a partir de aceite de menta o de otros aceites mentolados producidos sintéticamente. Tiene capacidad como anestesiante local y cualidades anti irritantes. El mentol figura entre los productos de venta libre para el alivio a corto plazo del dolor menor de garganta y boca. También se incluye en el conjunto de productos utilizados para el alivio de dolores musculares, esguinces y condiciones similares. A menudo se usa con otros ingredientes como el alcanfor y el eucalipto para aliviar el dolor. Se considera un antídoto para muchos compuestos homeopáticos y debe evitarse cuando ya se están tomando éstos.

El alcanfor es un sólido cristalino céreo, blanco transparente, con un fuerte y penetrante aroma acre. Se trata de una sustancia antimicrobiana de efecto refrescante, ya que se absorbe fácilmente a través de la piel y produce una sensación de enfriamiento similar a la de mentol y actúa como ligero anestésico local. En grandes cantidades, es tóxico cuando se ingiere y puede causar convulsiones, confusión, irritabilidad e hiperactividad neuromuscular.

La resina de mirra se ha demostrado que mata a varios microbios y estimula los macrófagos (un tipo de glóbulo blanco).

El Liquen usnea tiene una reputación tradicional como antiséptico y se utiliza a veces para las personas con resfriado común.

La menta alivia el dolor y los espasmos musculares, reduce la inflamación, es anti infeccioso, elimina la congestión, ayuda en la digestión y promueve la buena salud de los nervios.

El pino es desinfectante y antiséptico con capacidad antibacteriana. Se utiliza contra la gripe, la salmonella y las cándidas, entre otros trastornos. Tiene baja toxicidad, pero su abuso puede originar problemas respiratorios y del sistema nervioso central.

La bergamota es un fruto cítrico de cuya piel se extrae el aceite. Es antiséptico, expectorante y carminativo. En la medicina tradicional de Calabria, Italia, se ha utilizado contra la malaria. En exceso puede ocasionar fotosensibilidad y dificultad para la absorción intestinal del potasio.

El aceite de árbol del té tiene un fresco olor alcanforado y propiedades antisépticas, antifungicidas y antibacterianas. Al ser irritante, debe diluirse siempre. Está probada su actividad contra el Staphylococcus aureus, responsable desde numerosas enfermedades de la piel hasta la neumonía. Es útil contra la infección de garganta.

Fuente: www.ecogaia.com


Sobre esta noticia

Autor:
Productos Ecológicos (665 noticias)
Fuente:
blog.productosecologicossinintermediarios.es
Visitas:
3622
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.