Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Charlypol escriba una noticia?

Argentina; un país para la crónica policial

18/02/2010 01:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los hechos delíctivos tienen al país en un estado de alarma total, día a día ciudadanos civiles pagan con sus vidas la falta de decisión, tanto de la justicia como de la política, en un país donde el gobierno alardea de tener prioridad en los derechos humanos

Argentina es una crónica policial donde los mejores novelistas se han quedado cortos en su imaginación para representar en sus escritos situaciónes delictivas que puedan igualar un poco, semejante realidad de robos, muertes y horrores de la más diversas categorías.

Tal es el hecho que le ocurrió a Féderico, quien con su joven esposa y sus dos hijos de apenas uno y dos años, venían circulando por la Ruta 9, desde Córdoba rumbo a Buenos Aires, el miercoles 17 de febrero. Los bebes dormían a esa hora, aproximadamente tres de la mañana, sin siquiera imaginar que en pocos minutos se desataría lo peor.

De pronto una piedra en el camino hizo que reventara un neumático, casi en el kilómetro ochenta y cinco de aquella Ruta fatal,

<a href=

que para siempre quedaría fijada en el recuerdo de una familia destrozada, una más en un "cuadro de honor" que avergonzaría al más insensible político de un país manchado de tanta sangre.

El hombre pudo dominar el vehículo, y arrimarlo a la bánquina para cambiar el neumático, si fuera una película de terror se escucharía una música de fondo un tanto lúgubre cómo adelantando al espectador que se avecina lo peor. Pero la realidad muestra su crueldad de una manera poco elegante.

Si fuera una película de terror se escucharía una música de fondo un tanto lúgubre cómo adelantando al espectador que se avecina lo peor; pero la realidad muestra su crueldad de manera poco elegante

El hombre vió venir a los encapuchados con linternas hacia ellos y no dudó, ¡Es una trampa! mientras metía a su mujer en el auto y empuñaba su fusíl de caza, sin percatarse que la presa sería el mismo, hizo un disparo al aire pensando proteger a su familia con una advertencia, por que su alma no tenía agallas para matar.

Lejos estaría de imaginar que sería su último disparo, la respuesta fué una ondanada de balas que terminaron con su joven vida, a los treinta y cinco años de edad. Los derechos humanos siguen flameando una bandera que lejos está de ser una realidad en el país, los muertos ya no tienen derecho.

Los delincuentes solo tuvieron que reponer de balas sus cargadores, quizá ese fuera el motivo de su máximo lamento, el resto sólo quedaría en manos de avezados abogados que sabrían sacarle jugo a las circunstancia de hacerse rico, en un país donde es tán fácil sacar a los delincuentes de la cárcel.

¿Será que los hijos de Federico no son humanos? ¿O sus derechos habran quedado tapados por alguna vieja carpeta de decadas pasadas, donde algunos muertos tienen más derechos que otros?.


Sobre esta noticia

Autor:
Charlypol (628 noticias)
Visitas:
11699
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.