Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Patitofeo escriba una noticia?

Ares pide a los ayuntamientos que no dejen abrir txosnas en las que se apoye a ETA

25/08/2009 09:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El consejero reclama un boicot a los establecimientos en los que se exhiban retratos de los presos

<a href="http://www.flickr.com/photos/10825005@N00/279108853/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/10825005@N00/279108853/" target="_blank">ukberri</a> via Flickr

El consejero de Interior enfatizó ayer que la lucha contra la simbología de ETA en las calles de Euskadi es una batalla en la que el Gobierno vasco va a volcar todos sus esfuerzos. Rodolfo Ares, que compareció en público para valorar la campaña de retirada de fotos de presos durante las fiestas, enmarcada en la estrategia de 'tolerancia cero' con el entorno de la banda, aprovechó la ocasión para pedir a los ayuntamientos que no concedan permisos de apertura a las txosnas «que amparan el terrorismo». Además, en una apelación sin precedentes en la política vasca, invitó a boicotear activamente los establecimientos públicos y hosteleros que luzcan imágenes de etarras. «Los ciudadanos no deben dejarse vencer por la resignación y la apatía. Deben pasar de largo, no entrar ni consumir en locales que exhiben carteles o imágenes que enaltecen a los asesinos», recalcó. El máximo responsable de la Ertzaintza afirmó que «es importante dar una respuesta institucional» a algo «que es conocido por toda la sociedad vasca». «Hay determinadas comparsas que se crearon, o después han sido instrumentalizadas, para defender postulados de partidos ilegalizados o para rendir homenajes a presos condenados por actividades terroristas». Por ello, solicitó a los municipios que revisen los criterios utilizados hasta ahora para permitir la apertura de casetas festivas a cargo de grupos de comparseros y cuadrillas. «En una sociedad democrática no podemos aceptar que los violentos se apoderen de nuestras fiestas», proclamó. El llamamiento del consejero se produce al final del grueso de la temporada de fiestas en Euskadi, el primer verano en el que la Ertzaintza se ha empleado a fondo contra la iconografía radical en aplicación de una política destinada a deslegitimar la violencia. La invitación de Ares a los ayuntamientos tendrá su primera piedra de toque posiblemente esta semana, cuando se celebre la reunión prevista entre el Departamento de Interior y la Asociación de Municipios Vascos (Eudel). El consejero adelantó que su intención es buscar el máximo acuerdo con este colectivo, con el que ha tenido algunos desencuentros incluso para establecer la fecha de la entrevista. La tensión entre ambas partes se fraguó el mes pasado, cuando Ares reprochó a la Alcaldía de Lekeitio que no se borrasen las pintadas a favor de ETA en esa localidad y advirtió de que si Interior debía realizar esa tarea, pasaría la factura a los ayuntamientos. Eudel, que dirige el peneuvista Jokin Bildarratz, respondió con otro órdago: los alcaldes contratarían más vigilancia para evitar que sus calles se vieran ensuciadas con eslóganes de apoyo al terrorismo y enviarían el coste de este servicio al Gobierno vasco. En medio de ese clima, el responsable de Interior reiteró ayer su disposición al diálogo con Eudel, «pero que nadie espere que vayamos a aceptar que se nos diga que no debemos hacer cumplir la ley». El consejero puso como ejemplo la actitud mantenida este verano por los alcaldes de Vitoria (PSE), San Sebastián (PSE) y Bilbao (PNV), «que han colaborado activamente a la hora de impedir que las calles sean un espacio de impunidad para los violentos». ¿Impunidad? Una vez hecha esta puntualización, el responsable de la Ertzaintza reservó sus dardos para los representantes nacionalistas que han realizado críticas a la acción policial contra los carteles o las manifestaciones prohibidas, como el alcalde de Gernika, José María Gorroño (EA); el portavoz del PNV Joseba Egibar, o el líder de Aralar, Patxi Zabaleta. Ares fue categórico: «Con sus palabras sólo contribuyen a poner trabas en la batalla contra los intolerantes». Con respecto a Egibar, quien ha puesto en duda la legalidad de esta iniciativa para retirar fotos de etarras, le aconsejó que «haga más caso a compañeros de partido como el alcalde de Bilbao, y menos a sus amigos de la izquierda abertzale radical». También se refirió a unas palabras del dirigente jeltzale en las que cuestionaba la actuación de la Ertzaintza puesto que, en su opinión, contribuía a que hubiera más incidentes. «¿Qué proponen? ¿Que la Ertzaintza haga dejación de sus obligaciones y permita que no se cumpla la ley y los mandatos judiciales? ¿Que los radicales campen a sus anchas en las fiestas? ¿Que los que amparan y justifican el terrorismo tengan impunidad para actuar?», se preguntó el dirigente socialista. Sus reproches más severos fueron para el alcalde de Gernika, quien afeó que la Ertzaitntza cargase de modo «desproporcionado» para disolver una manifestación prohibida en el municipio vizcaíno. Ares, visiblemente molesto, aseveró: «No voy a admitir lecciones de democracia ni de respeto a las libertades de gente» como Gorroño. «Gobierna con personas vinculadas a un partido ilegalizado, sin el coraje cívico suficiente para impedir que dentro del programa municipal de fiestas se convoquen manifestaciones de apoyo a los terroristas, permitió que se intentara ofrecer respaldo a los presos de ETA en el pregón o que el propio programa de fiestas cediera una página para un anuncio con fotos de reclusos», denunció. El consejero anunció que ya ha solicitado una comparecencia de urgencia ante la comisión de Instituciones e Interior del Parlamento vasco para explicar la intervención de los agentes antidisturbios en Gernika. «No podemos tolerar acusaciones graves e injustas contra la Ertzaintza», insistió. Frente a estas críticas, Ares se deshizo en elogios a la labor de los policías y sus mandos, a quienes agradeció el trabajo desarrollado a lo largo de las fiestas contra los símbolos etarras y las manifestaciones ilegales. Según sus palabras, la Ertzaintza ha actuado «con mesura y profesionalidad», «aplicando la ley y las decisiones judiciales». El titular de Interior pidió disculpas a los ciudadanos que se hayan podido ver afectados indirectamente en intervenciones policiales -varias personas resultaron contusionadas, por ejemplo, en la disolución de una marcha prohibida en San Sebastián-, pero recordó que «quienes han sido los únicos culpables de esas situaciones son los abertzales radicales que se han negado a cumplir las leyes». Ares resaltó que el trabajo de la Ertzaintza «va a continuar. No habrá impunidad para los radicales».

Más sobre

Fuente: elcorreodigital.com


Sobre esta noticia

Autor:
Patitofeo (1140 noticias)
Visitas:
1550
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.