Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

ARES: el avión marciano

29/11/2009 19:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La NASA desea construir un avión robot ligero y mandarlo a surcar los cielos marcianos.

El avión robot es conocido por el nombre un tanto confuso de ARES (Aerial Regional-scale Environmental Surveyor), si bien no tiene nada que ver con el programa Ares de cohetes del programa Constellation.

ARES sería lanzado desde la Tierra, probablemente en la parte superior de un cohete Delta II, volaría a Marte cubierto por una cápsula. Una vez la cápsula entrara en la delgada atmósfera marciana disminuiría su velocidad, hasta llegar a un punto dónde despliega su sistema de paracaídas transportando el avión plegado. A una determinada altura se despliegan las alas y la cola y se enciende el sistema de propulsión (un cohete de combustible líquido). Una vez el avión ha escapado de la cápsula se eleva en una trayectoria para comenzar a sobrevolar el planeta.

Video en inglés muy didáctico sobre el proyecto ARES

El avión se estabilizaría en vuelo sobre Marte durante aproximadamente 1 hora y 15 minutos, explorando la atmósfera y el terreno a lo largo de unos 600 km antes de quedarse sin combustible. La idea es que ARES pueda tomar imágenes y datos de forma mucho más cercana que un orbitador, representando un eslabón intermedio entre los vehículos de superficie y los orbitadores.

Es un tremendo desafío para los diseñadores diseñar un avión que debería funcionar en una átmósfera con presiones inferiores al 1% de la atmósfera terrestre a nivel del mar. El avión debería probarse en la Tierra a altitudes de unos 30,000 m.

La idea del avión marciano ha estado rondando a la NASA durante años, llegó un momento que se afirmó incluso que el avión podía lanzarse a Marte en 2007, pero esto no ha sucedido todavía.

En una reciente propuesta el avión ARES podría ser incluido dentro de la clase de misiones planetarias "Discovery", esta clase de misiones sonde bajo costo y de rápido desarrollo.

La NASA tiene una idea clara sobre el sistema de propulsión, apostando firmemente por un sistema de propulsión por combustible líquido. No obstante, se están considerando otras opciones como células de combustible, batería y diversos tipos de motores de combustión. Aunque las distintas opciones ofrecen distintos tipos de autonomía y robustez, están siendo evaluados puesto que algunos sistemas exigen un enorme esfuerzo de desarrollo (sobre todo si consideramos hélices capaces de funcionar en la atmósfera de Marte) y riesgos asociados de fallos.

El avión ARES podría ser muy útil para medir la abundancia de metano atmósferico marciano desde una perspectiva enteramente nueva

Una cosa que no parece estarse considerando es el uso de energía nuclear, al que aunque la NASA ha dado luz verde para el uso emisiones de tipo Discovery de los nuevos generadores nucleares Advanced Stirling Radioisotope Generators (ASRGs). Otra misión candidata, destinada a navegar en los lagos de hidrocarburos de Titán, en cambio, sí emplearía estos generadores ASRG.

En el avión ARES existe un total de 63 kg disponibles para combustible y propulsión: esto permitiría que pudieran transportarse tres ASRGs, que podrían generar una potencia de 450 vatios. Esta potencia no es demasiado grande, apenas algo más de medio caballo, pero por otro lado ARES sólo necesitaría 40 newtons fuerza de empuje, unos 4 kg de empuje en términos terrestres. Los aviones de aeromodelismo en la atmósfera de la Tierra generan entre 1 y 2 kg de empuje en funcionando a 300-400 vatios. Quizá los ingenieros de la NASA podrían mejorar el rendimiento aligerando los ASRGs.

Si esto fuera posible, esto implicaría que el avión ARES podría volar durante 14 años, en lugar de 70 minutos, y realizar así una extremadamente interesante exploración de la superficie de Marte. Este tipo de misión de larga duración con relativamente alta potencia permitirá que el rover Curiosity/Mars Science Laboratory pueda disparar un láser capaz de vaporizar la roca. Curiosity estará alimentado por energía atómica.

Aunque todo esto son especulaciones, los estudios de la NASA dejan clara la opción usar un sistema de propulsión mucho más convencional. No queda muy claro que una hélice sea capaz de funcionar en la dedicada a la atmósfera marciana, o al menos hasta que conozcamos más sobre ella.

El avión ARES es una idea a tremendamente interesante, y aunque la autonomía de vuelo sea de poco más de una hora, merecería a buen seguro que su inclusión dentro del programa Discovery.

Fuente original

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
4043
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.