Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Maraneelrubiote escriba una noticia?

Arcángel Miguel

12/07/2009 08:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La veneración del arcángel san Miguel en el Cristianismo se basa en su mayor parte en lecturas del Nuevo Testamento y adoptando las que se refieren a él en el Antiguo. Precisamente en el Apocalipsis

Arcángel Miguel

El Arcángel San Miguel (en hebreo: מ י כ א ל Mija-El, "¿Quién como Dios?" en árabe: م ي خ ا ئ ي ل Mī jā 'ī l; en griego: Μ ι χ α ή λ Mijaíl; en latín: Michael); es el Jefe de los Ejércitos de Dios (y por lo tanto el príncipe de los ángeles), en las religiones judía, islámica y en las Iglesias Católica, Ortodoxa, Copta y Anglicana.

Para los hebreos es el protector de Israel y patrono de la sinagoga. La Iglesia Católica lo considera como patrono y protector de la Iglesia Universal; y el primero de los siete arcángeles, junto con Gabriel y Rafael. Supuestamente tocará la trompeta el día del arrebatamiento (1° Tesalonicenses 4, 16), y es el encargado de frustrar a Lucifer o Satanás, enemigo principal de Miguel por ser el arcángel de los Ángeles caídos o del mal (Apocalipsis 12:7). Por eso en el arte se le representa como un ángel con armadura de general romano, amenazando con una lanza o espada a un demonio o dragón. También suele ser representado pesando las almas en la balanza, pues según la tradición, él tomaría parte en el Juicio final, imagen inspirada en el Juicio de Anubis del Antiguo Egipto y recibe el nombre de psicostasia.

El Arcángel Miguel en el Judaísmo

Además de considerar que el arcángel Miguel fue uno de los tres ángeles que anunciaron el nacimiento de Isaac y proteger al pueblo de Israel durante el desierto, actualmente, el Judaísmo invoca a San Miguel como amparador de sus sinagogas. La liturgia del Yom Kipur el sermón concluye con las palabras: “Miguel, príncipe de misericordia, reza por Israel”.

El Arcángel Miguel aparece con frecuencia en los iconos de la Visión de Mambré o La Trinidad, cuando los tres arcángeles visitaron al Patriarca Abraham para anunciarle el nacimiento de Isaac.

En el Talmud, su relación con los otros ángeles, se compara a la del Sumo Sacerdote, con el pueblo de Israel; de la misma forma que el arcángel Miguel habría sido el interlocutor inmediato de Moisés en el Monte Sinaí.

En los libros de Josué y del profeta Daniel

En el libro de Josué se nombra al arcángel Miguel, no por su nombre (en hebreo: מ י כ א ל Mija-El), sino como "Capitán de los Ejércitos del Señor", tras encontrarse con Josué, cerca de Jericó.

Sucedió que estando Josué cerca de Jericó, levantó los ojos y vio a un hombre plantado frente a él con una espada desnuda en la mano. Josué se adelantó hacia él y le dijo: «¿Eres de los nuestros o de nuestros enemigos?» Respondió: «No, sino que soy el jefe del ejército de Yahveh. He venido ahora.» Cayó Josué rostro en tierra, le adoró y dijo: «¿Qué dice mi Señor a su siervo?» El jefe del ejército de Yahveh respondió a Josué: «Quítate las sandalias de tus pies, porque el lugar en que estás es sagrado.» Así lo hizo Josué. Josué 5:13-15

Por otro lado, el libro de Daniel solo señala que Miguel es quien defendería al pueblo de Israel durante las tribulaciones:

Él me dijo: "No temas, Daniel, porque desde el primer día en que te empeñaste en comprender y en humillarte delante de tu Dios, fueron oídas tus palabras, y yo he venido a causa de ellas. El Príncipe del reino de Persia me opuso resistencia durante veintiún días, pero Miguel, uno de los primeros Príncipes, ha venido en mi ayuda. Yo lo dejé allí, junto al Príncipe de los reyes de Persia, y vine para hacerte comprender lo que sucederá a tu pueblo en los días venideros, porque también esta es una visión para aquellos días". Daniel 10:13-14

Pero yo te voy a indicar lo que está consignado en el Libro de la Verdad. No hay nadie para fortalecerme contra ellos, fuera de Miguel, el Príncipe de ustedes. Daniel 10:21

En aquel tiempo, se alzará Miguel, el gran Príncipe, que está de pie junto a los hijos de tu pueblo. Daniel 12:1

Según la tradición rabínica judía

Según la tradición rabínica judía, a Miguel a veces se le llama "Príncipe de las Naciones" y se le hace mencion como "uno de los Príncipes Jefes (Sarim HaRishonim)" (cf. Ketuvim Danyel 10, 13), y es quien actúa como "Abogado de Israel" frente a su acusador Samael o Satanás (llamado Lucifer o Luzbel en el Cristianismo), de quien es enemigo. Enemistad que se remonta a la época en que Miguel y Samael habitaban en el Cielo, cuando éste último se rebeló a Dios, y Miguel se encargó de castigarlo. (Midrash Pirke R. El. XXVI.).

En el judaísmo el Arcángel San Miguel tiene el título de "Defensor y Abogado del Pueblo de Israel".

Los rabinos cuentan que Miguel empieza con su papel de defensor de los hebreos, desde los tiempos de los patriarcas bíblicos. Por tal razón, según el Rabí Eliezer ben Jacob, fue Miguel quien rescató a Abraham del horno donde había sido arrojado por Nimrod (Midrash Genesis Rabbah XLIV. 16). También fue uno de los tres hombres que visitaron a Abraham para anunciarle el nacimiento de Isaac; y que anunciaron a Lot la destrucción de Sodoma y Gomorra.

Algunos Midrash describen a Miguel como el maestro de Moisés durante el Éxodo, además de ser quien protege a los israelitas frente al ejército del Faraón antes de cruzar el Mar Rojo. En el Midrash Exodus Rabbah cuenta que Miguel ejerce su función de abogado de los hebreos, cuando Satán (su adversario), acusa a los israelitas de idolatría y declara que constantemente murmuraban deseando haber muerto junto con los egipcios en el Mar (Ex. R. XVIII. 5). Pero según el midrash Abkir, dice que cuando Uzza, el ángel tutelar de Egipto, convoca a Miguel a pelear ante Dios, Miguel calla, pues sería Dios mismo quien defendería a su pueblo.

En la literatura apócrifa hebrea (Libro de Enoc)

En la literatura apócrifa judía, San Miguel ocupa una buena parte. Y su punto de partida, son las Escrituras auténticas (Daniel 12, 1). En el Libro de Enoc, se le menciona varias veces como "Gran Capitán", el misericordioso y muy paciente; y el ángel encargado de la mejor parte de la humanidad y del pueblo.

En la tradición cabalística

En la tradición y escritos de la Cábala, el arcángel Miguel es visto como "Abogado de los Judíos".

El Arcángel Miguel en el Cristianismo

La veneración del arcángel san Miguel en el Cristianismo se basa en su mayor parte en lecturas del Nuevo Testamento y adoptando las que se refieren a él en el Antiguo. Precisamente en el Apocalipsis se lee:

"Hubo un gran combate en los cielos. Miguel y sus ángeles lucharon contra el Dragón. También el Dragón y sus ángeles combatieron, pero no prevalecieron y no hubo ya lugar en el Cielo para ellos. Y fue arrojado el Dragón, la Serpiente antigua, el llamado Diablo y Satanás, el seductor del mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus ángeles con él." (Apocalipsis 12, 7-9)

Y en la Epístola de San Judas (ver. 9), se vincula del culto a San Miguel con las tradiciones judías:

"Cuando el arcángel Miguel disputaba con el diablo, la posesión del cuerpo de Moisés, no se atrevió a decir maldición sino que dijo: "El Señor te reprenda.".

Tal vez citando al escrito apócrifo conocido como la Asunción de Moisés, en él se menciona que Lucifer (el Diablo) reclamó el cuerpo para sí, argumentando que Moisés provocó la muerte de muchos egipcios. Razón por la cual el arcángel se enfureció y luchó contra él, venciéndolo.

Antiguas autoridades gubernamentales y eclesiásticas reconocieron temprano las virtudes de esta criatura alada. Por ejemplo, el emperador Constantino atribuía a San Miguel la derrota de sus adversarios. Por ese motivo mandó edificar cerca de Constantinopla una espléndida iglesia en su homenaje (Michaelion, en Sosthenion). Cabe señalar también que diferentes visiones de la Virgen María incluyen alguna manifestación de la presencia del arcángel. Algunas de las apariciones atestiguadas son: la de Fátima, en el año 1916, que atestiguó haber visto al ángel arrodillarse lamentando el escepticismo de los incrédulos y rogar oración por él y por el Señor. En una posterior aparición volvió a pedir la práctica del rezo, los sacrificios y las oraciones.

El Arcángel Miguel En la Iglesia Católica

Aunque hubiera sido natural para san Miguel, defensor del pueblo judío, ser defensor de la Iglesia, dándoles la victoria en contra de sus enemigos, los primeros cristianos reconocieron a algunos mártires como sus jefes militares: san Jorge, san Teodoro, san Demetrio, san Sergio, etc; pero a San Miguel se le asignó el cuidado de los enfermos. En Frigia, donde fue venerado por primera vez, su prestigio como sanador angelical oscureció su interposición en asuntos militares. Fue desde los primeros tiempos, el centro del verdadero culto de los santos ángeles. La tradición relata que en los primeros tiempos, san Miguel hizo una aparición medicinal en Chairotopa, cerca de Coloseo, donde todos los enfermos que bañaron ahí, invocando a la Santísima Trinidad y a San Miguel fueron curados.

Este Arcángel además se ha manifestado en varias ocasiones, en Roma hay una estatua de bronce que lo representa, a lo alto del castillo de Sant'Angelo. Se apareció a santa Juana de Arco y a santa Margarita, así como también en Francia donde se le dedicó el Monte Saint Michel en la edad Media y en el siglo XVII en Tlaxcala México.

Su fiesta es el 29 de septiembre, y desde 1970 se le celebra junto con San Gabriel y San Rafael.

El Arcángel Miguel En la Iglesia Ortodoxa

El papel de san Miguel en las Iglesias Orientales, es básicamente la misma que en la Iglesia Católica Romana; sólo que a diferencia de los católicos, san Miguel es más representado en la iconografía religiosa que el arcángel Gabriel. Se le representa vestido con túnica como cualquier otro ángel, pero llevando una espada o una lanza, en una mano, y en la otra un globo transparente, coronado por una cruz, que representa el universo sobre el que San Miguel tiene poder en nombre de Cristo. En las Iglesias Orientales se le considera defensor de la pureza y santidad de Dios, frente a las potencias falsamente luminosas. Es el ángel de la noche mística, "allí donde Dios despliega la luz verdadera".

En Constantinopla, san Miguel era considerado el gran médico celestial. Su santuario principal, el Michaelion, estaba en Sosthenion, casi 50 millas al sur de Constantinopla; ahí se dice que el arcángel se le apareció al Emperador Constantino. Los enfermos dormían en las noche en esta iglesia, esperando una manifestación del santo; su festividad se mantenía ahí el 9 de junio.

Otra famosa iglesia bizantina estaba entre los muros de la ciudad, en lo baños termales del emperador Arcadio; ahí la festividad del arcángel era celebrada el 8 de noviembre. Esta fiesta se propagó sobre toda la Iglesia Griega, y las Iglesias Siria, Armenia y Copta también la adoptaron; ahora es la principal fiesta de San Miguel en el Oriente. Se puede haber originado en Frigia, pero su punto de marca en Constantinopla fue la Thermae de Arcadius. Otras fiestas de San Miguel en Constantinopla eran: 27 de octubre, en la iglesia “Promotu”; 18 de junio, en la iglesia de San Julián, en el Foro; y el 10 de diciembre en Athae.

Los Cristianos de Egipto, pusieron al río que les daba la vida, el Nilo, bajo la protección de San Miguel; adoptaron la fiesta griega y la pusieron el 12 de noviembre; el día 12 de cada mes, celebraban una conmemoración especial del arcángel, pero el 12 de junio, cuando el río comenzaba a crecer, lo guardaban como feriado de obligación de la fiesta de San Miguel “por la crecida del Nilo”: Euche eis ten symmetron anabasin ton potamion hydaton.

El culto a san Miguel arcángel llegó a Rusia, a través de la Iglesia Ortodoxa. A él le es dedicada una de las iglesias de la Plaza de la catedrales en el Kremlin de Moscú, y el Monasterio de San Miguel de las Cúpulas Doradas en Kiev, Ucrania.

El arcángel san Miguel, es uno de los santos más venerados en la Iglesia ortodoxa (Europa Oriental), lo cual explica la popularidad de su nombre en personas y lugares.

El Arcángel Miguel En el Protestantismo

Algunas Iglesias, surgidas directamente en tiempos de la Reforma protestante, como la anglicana o la luterana, comparten la mayoría de las ideas sobre el arcángel Miguel, con las Iglesias católica y ortodoxa. Pero no es así con los cristianos restauracionistas (como los Santos de los Últimos Días o mormones y los testigos de Jehová), cuya teología respecto a este arcángel difiere de la teología de las demás corrientes cristianas tradicionales.

El Arcángel Miguel En la Iglesia Mormona

En la teología de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Miguel vivió una vida mortal siendo Adán. Por lo tanto, Miguel y Adán son considerados como el mismo personaje. Bajo el nombre de Adán fue conocido mortalmente y con el nombre de Miguel se conoció en la vida preterrenal; Miguel es, por ende, el nombre angelical de Adán. Así que, todos los descendientes de Adán son descendientes terrenales de Miguel.

Adán es conocido como el que fue creado a la imagen de Dios primer hombre, padre, patriarca y profeta de la raza humana en la tierra, así como el Arcángel Miguel y el “Anciano de Días” al que se refiere el profeta Daniel del Antiguo Testamento.

La teología mormona enseña que el Arcángel Miguel vendrá nuevamente a la tierra como el patriarca de la familia humana, en preparación para la segunda venida de Jesucristo.

El Arcángel Miguel Los Testigos de Jehová

Los testigos dicen que en la Biblia hay solo unos cuantos pasajes donde se llama Miguel a cierto ser espiritual. Pero en todos ellos siempre aparece haciendo algo. En el libro de Daniel, está combatiendo contra ángeles malos y guiando a Daniel a través de su camino; en la carta de Judas, está discutiendo con el Diablo, y en el libro de Revelación (o Apocalipsis), está guerreando contra Satanás y sus demonios. En efecto, siempre defiende la autoridad de Jehová como Rey y lucha contra los enemigos de Dios. De esta manera hace honor a su nombre, que significa “¿Quién Es Como Dios?”. Ahora bien, ¿quién es Miguel?, la respuesta para los testigos es que Miguel es Jesús.

Ellos explican que algunas personas tienen más de un nombre. Por ejemplo, a Jacob, que fue cabeza de una gran familia, también se le conoció como Israel, y al apóstol Pedro, como Simón (Génesis 49:1, 2; Mateo 10:2). La Biblia para ellos contiene indicaciones de que Miguel es otro nombre que recibe Jesucristo tanto antes de venir a la Tierra como después de regresar al cielo. ¿Qué razones encuentran en las Escrituras para llegar a esta conclusión? véase "argumentos y contrargumentos".

El Arcángel Miguel Los Adventistas del Séptimo Día

Dan una explicación muy similar a la de los testigos, diciendo que Jesucristo y el Arcángel Miguel son el mismo ser, usando como base los siguientes textos, 1 Tesalonicenses 4:16, donde hablando de Jesucristo dice que "el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo" (Versión Reina-Valera 1960) y Judas 9 donde se refiere a Miguel como arcángel, aunque en la epístola de Judas también se refieren a Jesús como Jesucristo sin relacionarlo de forma alguna con Miguel.

Argumentos y contraargumentos

A continuación se presentan argumentos y contraargumentos que procuran establecer un lugar común de entendimiento racional sobre el tema si Miguel Arcángel es Jesús o no, y bajo que circunstancias los Testigos de Jehová y Adventistas del Séptimo Día, hacen tal interpretación.

Salvo contadas excepciones, la gran mayoría de las traducciones modernas de las Sagradas Escrituras, al igual que los textos maestros que exponen el texto bíblico en sus lenguas originales, respaldan la declaración que sigue: El termino arcángel propiamente dicho en sentido literal aparece solamente dos veces en la Biblia; ambas ocasiones en el Nuevo Testamento, mientras que está ausente en el Antiguo Testamento. Obras de erudición dan fe de esto (ver Vine Diccionario Expositivo de Palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento Exhaustivo, Editorial Caribe 1999, sección del Nuevo Testamento pág. 82 y Diccionario Exegético del Nuevo Testamento de Balz-Schneider, editorial Sígueme, tomo 1 pág. 46).

Arcángel viene del Latín "archangelus", y del griego α ρ χ ά γ γ ε λ ο ς (archangelos) "Arcángel", el antiguo prefijo griego α ρ χ - (arc-), ά ρ χ ω (archo) "que gobierna, que dirije, que comanda, que lidera" + ά γ γ ε λ ο ς (ángel) "mensajero", a partir de estas raíces, el significado dado es de "Jefe de Ángeles" o "Ángel Principal" aunque la DRAE lo define como :

Algunas Iglesias, surgidas directamente en tiempos de la Reforma protestante, como la anglicana o la luterana, comparten la mayoría de las ideas sobre el arcángel Miguel, con las Iglesias católica y o

'Arcángel: Espíritu bienaventurado, de orden medio entre los ángeles y los principados.

La Palabra de Dios presenta a Miguel como “el arcángel” (Judas 9), pero hay diferencias entre la traducción de los Testigos de Jehová y el resto de las traducciones bíblicas cristianas, ya que en la traducción utilizada por ellos se presenta como "Miguel el arcángel" y en las demás como "el arcángel Miguel", en la de los testigos de Jehová da a entender que es único el arcángel, en la versión Reina Valera 1960 por citar una de ellas ya que es usada ampliamente en el mundo Cristiano, lo refieren como "el arcángel Miguel" lo que da a entender que es uno de varios y se refieren a este de forma específica.

A primera vista pareciera aplicar la traducción de los Testigos de Jehová pero no es así ya que con el griego sucede lo mismo que con el idioma inglés y otros idiomas que manejan sintaxis diferentes, la sintaxis es diferente al español y al momento de traducir hay que tomar esa consideración para mantener el espíritu original de la carta.

A continuación la traducción de la Vulgata Latina:

'Cuando el Arcángel Miguel disputando con el diablo, altercaba sobre el cuerpo de Moisés, no se atrevió a fulminarle sentencia de blasfemo; más dijo: "Mándele el Señor".' Judas 9

La Biblia nunca emplea la palabra “arcángel” en plural, sino siempre en singular, lo que da entender a algunas personas que no hay sino un Jefe de Ángeles pero como vimos anteriormente dependiendo de la traducción puede dar pie a una u otra idea, aunque lo que tener en cuenta es que Satanás es Jefe de Ángeles y también hay subjefes si consideramos ministros, ejércitos y legiones. Además, Jesús aparece relacionado con la labor de arcángel, en el aspecto de mando. Así lo vemos en 1 Tesalonicenses 4:16, donde se indica lo que hará el resucitado Jesucristo: “El Señor mismo descenderá del cielo con una llamada imperativa, con voz de arcángel”. Este pasaje dice que Jesús hablará con voz de arcángel. Por lo tanto, da a entender que el propio Jesús en determinado momento ejercerá la función de mando de las huestes de Ángeles y para los Testigos de Jehová el único posible es el arcángel Miguel.

Jesús como jefe de Ángeles, no siempre ejerce su autoridad de forma directa en los ángeles, como lo indica el siguiente episodio bíblico (traducción Testigos de Jehová):

'¿O crees que no puedo apelar a mi Padre para que me suministre en este momento más de doce legiones de ángeles?' Mateo 26:53

El término legiones da a entender que hay subgrupos de ángeles y que además comparándolas con las legiones romanas a las que podría estarse comparando en esa época, sugiere que hay subjefes en cada una de esas legiones, lo que indica un orden angelical por jerarquías, lo que implica la existencia de distintos grados de mando, siendo Dios el jefe supremo, más sin excluir grados menores de mando.

La Biblia señala que “Miguel y sus ángeles combatieron con el dragón [...] y sus ángeles” (Revelación 12:7). Es obvio que Miguel es el Comandante de un ejército de ángeles fieles. El libro de Revelación también presenta a Jesús como el Comandante de un ejército de ángeles fieles (Revelación 19:14-16). Y el apóstol Pablo menciona expresamente al “Señor Jesús” y “sus poderosos ángeles” (2 Tesalonicenses 1:7). Así pues, la Biblia habla tanto de Miguel y “sus ángeles” como de Jesús y “sus ángeles” (Mateo 13:41; 16:27; 24:31; 1 Pedro 3:22) y Jehová y "sus Ángeles" (Salmo 103:20-21), aunque se puede ser jefe de Ángeles como lo es Satanás sin ser Dios y aun así Dios Padre (Jehová) también es comandante de la huestes de Ángeles por lo que el cargo de jefe no es exclusivo sino incluyente, a menos que se interprete que Jehová, Jesús y Miguel son la misma persona. La Palabra de Dios no dice en ningún lugar que existan tres ejércitos de ángeles fieles, uno dirigido por Miguel, otro por Jesús y otro por Dios Padre (Jehová), mas como el cargo de jefe no es exclusivo sino compartido con Dios (Jehová) mismo por quien se respeta su voluntad y sus ordenes y a quienes a fin ultimo obedecen todos los Ángeles celestiales muchos consideran que no se puede concluir que Miguel es Jesús pero para los testigos de Jehová si por que consideran como único ese cargo de jefe de Ángeles por lo que llegan a la conclusión de que Miguel es nada menos que Jesucristo desempeñando sus funciones en el cielo.

20 Bendigan a Jehová, oh ángeles suyos, poderosos en potencia, que llevan a cabo su palabra, mediante escuchar la voz de su palabra. 21 Bendigan a Jehová, todos los ejércitos suyos, ministros suyos, que hacen su voluntad. Salmo 103:20-21

Como lo sugiere la cita anterior, hay ministros y ejércitos lo que implica grados inferiores de mando.

Entre otras cosas a considerar de lo dicho anteriormente, está el hecho de que a diferencia de Miguel, Jesús no pelea con Satanás de ninguna forma, como lo indica el libro de Revelación, en donde indica que cuando todo estaba listo para la batalla, el diablo fue capturado y no entablo batalla con Jesucristo que se encontraría montado en el caballo, además la espada a la que se refieren, expresa claramente que es su palabra que sale de su boca con la que elimina a todos los seguidores de la bestia, en otras palabras no llega a tener una batalla como tal, su palabra basta para acabar con la existencia de los seguidores de la bestia, a continuación la cita respectiva (Traducción testigos de Jehová).

19 Y vi a la bestia salvaje y a los reyes de la tierra y a sus ejércitos reunidos para hacer la guerra contra el que iba sentado en el caballo y contra su ejército.

20 Y la bestia salvaje fue prendida, y junto con ella el falso profeta que ejecutó delante de ella las señales con las cuales extravió a los que recibieron la marca de la bestia salvaje y a los que rinden adoración a su imagen. Estando todavía vivos, ambos fueron arrojados al lago de fuego que arde con azufre.

21 Pero los demás fueron muertos con la espada larga del que iba sentado en el caballo, la [espada] que salía de su boca. Y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos. Reveleación 19:19-21

Sucede que la Biblia sí habla de muchísimos Ángeles, así como también de varios príncipes angelicales y demoníacos. Por lo que muchos relacionan directamente a algunos de estos con arcángeles, basados en la descripción que se hace en la carta de Judas (Tadeo) de Miguel como arcángel, trasladando este titulo a las escrituras de Daniel por ejemplo donde se le llama príncipe a Miguel y a Satanás. A este respecto se puede citar el Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia de Wilton Nelson, donde después de afirmar que la palabra "arcángel" aparece solamente dos veces en la Biblia, la relacionan con la expresión "príncipe" del libro de Daniel por que hacen referencia a Miguel arcángel como un príncipe y como uno de varios.

A Miguel se refieren en Daniel como Príncipe del pueblo judío y Jesús es Rey del Pueblo Judío, desde su nacimiento (Mt 2, 1-12), hasta su muerte (Juan 19:19).

El titulo de "príncipe" no es exclusivo del mesías, El titulo de Rey de los judíos y Rey de Reyes si es exclusivo y en ninguna parte se nombra a Miguel o a nadie más, con tal titulo.

Hay que considerar el hecho de que en libro de Daniel, Miguel es uno de varios de su misma clase, aparece como "Miguel uno de los Príncipes prominentes" o "Miguel uno de los Príncipes Jefes (Sarim HaRishonim)" (cf. Ketuvim Danyel 10, 13).

En el libro de Daniel, Dios envía a Miguel para proteger y guiar a Daniel durante su camino, situación similar a esta:

He aquí que yo voy a enviar un ángel delante de ti, para que te guarde en el camino y te conduzca al lugar que te tengo preparado. Pórtate bien en su presencia y escucha su voz: no le seas rebelde, que no perdonara vuestras transgresiones, pues en el esta mi Nombre. si escuchas atentamente su voz y haces todo lo que yo diga, tus enemigos serán mis enemigos y tus adversarios mis adversarios. Mi ángel caminara delante de ti y te introducirá en el país de los amorreos, de los hititas, de los perizitas, de los cananeos, de los jivitas y de los jebuseos; y yo los exterminaré. No te postrarás ante sus dioses, ni les darás culto, ni imitaras su conducta; al contrario, los destruirás por completo y romperás sus estelas. Vosotros daréis culto a Yahveh, vuestro Dios". Exodo 23:20

Además en Daniel es importante resaltar la siguiente situación, donde se refieren a Miguel de forma implícita como el ángel que envió Dios para rescatar a sus siervos Sadrac, Mesac y Abednego del fuego y además para proteger a Daniel de los leones (Traducción Testigos de Jehová):

'28 Nabucodonosor respondía y decía: “Bendito sea el Dios de Sadrac, Mesac y Abednego, quien envió a su ángel y rescató a sus siervos que confiaron en él y que cambiaron la palabra misma del rey y entregaron sus cuerpos, porque no quisieron servir y no quisieron adorar a ningún dios en absoluto excepto a su propio Dios. 29 Y de mí una orden se emite, que cualquier pueblo, grupo nacional o lenguaje que diga cualquier cosa mala contra el Dios de Sadrac, Mesac y Abednego sea desmembrado, y su casa sea convertida en excusado público; puesto que no existe otro dios que pueda librar como este”. ' Daniel 3:28

'22 Mi propio Dios envió a su ángel y cerró la boca de los leones, y no me han arruinado, puesto que delante de él se halló inocencia misma en mí; y también delante de ti, oh rey, ningún acto nocivo he hecho”. ' Daniel 6:22

En el Libro de Daniel se refieren a Jesucristo, Gabriel y Miguel de distintas formas y sin relacionarlos, si se usa la misma interpretación que con Miguel, podría considerarse también que Gabriel es Jesús, lo cual es claro que también es errado afirmar tal cosa, aunque Daniel ve a ambos (Jesús y Gabriel) en forma de hombre, a continuación la visión que tuvo Daniel del fin de los tiempos:

'Visión de Jesucristo en el fin de los tiempos:

13 Yo estaba mirando, en las visiones nocturnas, y vi que venía sobre las nubes del cielo como un Hijo de hombre; él avanzó hacia el Anciano y lo hicieron acercar hasta él.

14 Y le fue dado el dominio, la gloria y el reino, y lo sirvieron todos los pueblos, naciones y lenguas. Su dominio es un dominio eterno que no pasará, y su reino no será destruido.' Daniel 7:13-14

'Gabriel le explica la aparición: 15 Mientras yo, Daniel, miraba la visión y trataba de comprender, vi que estaba de pie frente a mí alguien con aspecto de hombre. 16 Y oí una voz de hombre en medio del río Ulai, que gritaba, diciendo: "Gabriel, explícale la aparición a este hombre". ' Daniel 8:15-16

En Judas 9 y en 2 Pedro, ambos libros del nuevo testamento, se mencionan dos situaciones similares, relacionadas con maldecir frente al Señor y quien es el único con esa facultad:

'"Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: 'El Señor te reprenda'".' Judas 9

'"Mientras que los ángeles, que son mayores en fuerza y en potencia, no pronuncian juicio de maldición contra ellas delante de Señor".' 2 Ped. 2:11

Miguel le dijo al diablo: "El Señor te reprenda". Si Miguel era Cristo, ¿por qué no dijo Miguel: "Yo te reprendo"?, por que si recordamos la Biblia, Cristo expulsaba y tenia autoridad sobre los demonios y Miguel no la tiene por eso no pronuncio juicio de maldición alguno ante Satanás y tuvo que recurrir al Señor para tal fin.

Esta diferencia de entendimiento ha generado conflictos para con otras Iglesias. Debido a las razones antes expuestas, la mayoría de las denominaciones cristianas entienden que por tanto no le aplica el termino "Príncipe" en las Escrituras donde se menciona a Miguel, ya que de hacerlo se consideraría el hecho de que hay otros con el mismo titulo lo que destruye el argumento de que hay solo un Mesías, el referido titulo de "Príncipe" dado al Arcángel Miguel en las Escrituras hebreas es mencionado en el (Daniel 10, 13; 10, 21; 12, 1), en donde aparece como "Miguel uno de los Príncipes prominentes" o "Miguel uno de los Príncipes Jefes (Sarim HaRishonim)" (cf. Ketuvim Danyel 10, 13) según la traducción a la que se haga referencia y Lucifer como "Príncipe de Persia".

A Cristo se lo describe en Juan 3:16 como "Hijo unigénito". La palabra griega equivalente a "unigénito" es "monogenes", único en su clase. Por lo que no se puede afirmar que pueda llegar a ser uno de varios de su misma clase, como pasa en el libro de Daniel donde mencionan a Miguel como "uno de los Príncipes Jefes" (Daniel 10:13) .

Esta argumentación, digna del mayor respeto, no presenta ningún problema para los Testigos de Jehová y Adventistas del Séptimo Día. Suelen hacer referencia al libro de Isaías 9:6 (Isaías 9:5 en algunas traducciones). Es de criterio común en el cristianismo, el que las siguientes palabras se refieren a Jesucristo. Veamos lo que dice el pasaje en la Biblia de Jerusalén (Edición Española por José Ángel Ubieta, Desclee De Brouver 1975).

Porque una criatura nos ha nacido, un hijo se nos ha dado. Estará el señorío sobre su hombro, se le llamará su nombre "Maravilla de Consejero", "Dios Fuerte", "Siempre Padre", "Principe de Paz". Isaias 9:5

Según la tradición cristiana, al profeta Isaías Dios le concedió poner por escrito varias profecías sobre el Mesías. Guíado por la inspiración divina y conciente de gran parte del papel que este desempeñaría, Isaías no tuvo objeción en llamarlo "Príncipe de Paz", "Dios Fuerte" o "Siempre Padre". Daniel quien vivió después que Isaías, posiblemente estando al tanto de que este ya había aplicado el termino "Príncipe" al futuro Mesías, no llamo como tal sino que lo llamo "Hijo del Hombre" para referirse a el (Daniel 7:13-14), Daniel no tuvo inconveniente en hablar de otros "Príncipes" o utilizar el termino "Príncipe" también para referirse a Satanás, lo que para ese entonces hubiera sido considerado falta grave o blasfemia si el titulo "Príncipe" estuviera reservado al Mesías, así que obviamente no se refiere a este, en cambio cuando si lo hace, lo hace como "Hijo del Hombre", recordemos que para el pueblo judío el Mesías forma parte fundamental y llamar a alguien como Satanás con un titulo reservado para éste, seria una de las peores ofensas posibles.

Ellos explican que algunas personas tienen más de un nombre. Por ejemplo, a Jacob, que fue cabeza de una gran familia, también se le conoció como Israel, y al apóstol Pedro, como Simón (Génesis 49:1, 2; Mateo 10:2), pero en todos esos casos hay referencia directa de que son la misma persona y que llevan otro nombre, en cuanto a Miguel y Jesús no hay ninguna referencia, ni relación directa entre ellos, todo es interpretación errónea de títulos que se le da a Miguel y a Jesús que no son exclusivos en ningún aspecto.

Para sintetizar los Testigos de Jehová y adventistas del séptimo día relacionan el nombre de Jesús y Miguel, relacionan a Jesucristo con Miguel de dos formas, por el titulo de "príncipe" dado a Miguel, que para la mayoría de las denominaciones Cristianas no aplica por las razones antes mencionadas, y el titulo de "arcángel" dado a Miguel que no se puede relacionar de forma directa con Jesús por que cuando se refieren a Jesús no lo hacen de forma directa como arcángel, sino como con voz de arcángel y también se refieren al dragón como jefe de ángeles, siendo este cargo de Jefe, inclusivo y en distintos grados de mandos, considerando que tanto Jesús, Jehová (Dios Padre) y Miguel son Jefes de los ángeles y no por tal razón ha de considerarse que son la misma persona, ya que como se ha mencionado antes, existen distintos grados de mando, es importante resaltar que no hay un vinculo entre Miguel y estas personas, además se hace una distinción entre el Señor y Miguel en escritos como el libro de Daniel donde se refiere al Mesías como "Hijo del Hombre" y a Miguel y Satanás como Príncipes, la carta de Judas (Tadeo) antes mencionada, en donde Judas se refiere a Jesús como Jesucristo (versículos 1, 4, 17, 21, 25) y a Miguel como arcángel (versículo 9) sin relacionar a Jesús con Miguel de ninguna forma dejando claro que son personas distintas y que la percepción del siglo primero era que Miguel era uno y Jesús era otro, además que en ninguna parte de la Biblia se le llama Miguel a Jesús o Jesús a Miguel.

Al arcángel Gabriel no lo consideran como tal en estas denominaciones cristianas (testigos de Jehová, adventistas del séptimo día), sino sólo como "ángel" pues en ningún lugar de las Sagradas Escrituras se le atribuye el titulo de "arcángel"; a Rafael no lo consideran dentro de su angelología, ya que la palabra arcángel, en latín significa "ángel principal" o "jefe de los ángeles" y en las Escrituras se nombra a Miguel y al dragón con esa categoría (Apocalipsis 12:7), más no se especifica quienes son los otros "Príncipes Jefes (Sarim HaRishonim)".[5] Al ángel Gabriel sólo se le menciona como mensajero (en griego "ángel" es "mensajero"); y a Rafael sólo se le menciona en el Libro apócrifo de Tobías como uno de los siete arcángeles (según alguna traducción) o uno de los siete santos ángeles (según la versión Nacar-Colunga), pero este libro no aparece en la Biblia usada por los Testigos de Jehová, la Versión Reina-Valera edición 1960, en la editada por la Iglesia Bautista (RVA) y la Biblia Hebraica Leningradensia (al igual que en tantas otras Biblias que no reconocen los libros Deuterocanonicos como divinamente inspirados). Por tal razón, ven en el arcángel Miguel una imagen más de Jesucristo en su papel de jefe de los ángeles de Dios y como contraparte directa de Satanás siendo este arcángel de los Ángeles caídos o del mal (Apocalipsis 12:7).

Como consideración final, hay que tener en cuenta que cuando se refieren a Satanás lo hacen también como Príncipe y como Jefe de Ángeles, así que ambos títulos no relacionan de forma directa a Jesús con Miguel, por lo que relacionarlos a través de esos títulos no aplica, se considera a Miguel como ángel, como lo hacen la mayoría de las denominaciones cristianas, los judíos y los musulmanes, recordemos que el Cristianismo procede del Judaísmo y no existe ninguna razón que justifique el cambio en la tradición de Miguel como el ángel enviado por el Señor para proteger a su pueblo(Éxodo 23:20).

El Arcángel Miguel en el Islam

En el Corán Miguel es llamado Mī jā 'ī l o Mijal (م ي خ ا ئ ي ل ); ahí solo se le menciona una vez, en la azora 2:98. Y en la 11:72 se dice que era uno de los tres ángeles que visitaron a Ibrahim(Abraham) para anunciar el nacimiento de Isaac y Jacob.

Mahoma en una peregrinación a La Meca rodeado de los arcángeles Yibril, Mija'il, Israfil e Izrail. (Miniatura turca, 1595)

Entre los musulmanes, Miguel es uno de los cuatro arcángeles (con Izrail, Israfil y Yibril), y uno de los dos ángeles, con Gabriel, nombrado en el Corán. Pero algunos musulmanes creen que hay diez arcángeles:

  • Mijail
  • Izrail
  • Israfil
  • Yibril
  • Munkar
  • Nakir
  • Raqib
  • 'Atid
  • Malik y
  • Ridwan.

En la tradición islámica, Miguel reside en el séptimo cielo y aparece siempre en segundo lugar después de Gabriel, ya que cuando Dios creaba a Adán, envió a Gabriel primero y luego a Miguel, para llevar la arcilla, de la que sería formado el hombre.

En el Islam, se cree popularmente que hay una cantidad incontable de ángeles, del cual Miguel es el ángel asociado a la entrega de bendiciones; además de que los ángeles son nombrados por departamentos, del cual Miguel es el principal ángel de las bendiciones.

El papel de san Miguel en las Iglesias Orientales, es básicamente la misma que en la Iglesia Católica Romana; sólo que a diferencia de los católicos, san Miguel es más representado en la iconografía r

Curiosidades:

  • El programa antihacker del sitio oficial de la Ciudad del Vaticano, se llama como el arcángel san Miguel.
  • En la película Saint Seiya: Saishū seisen no senshi tachi, del anime Saint Seiya, se le menciona como vencedor de Lucifer, junto con Atena y Marishiko de la "mitología china".
  • El arcángel Miguel frecuentemente aparece en las historietas católicas de Estados Unidos, usadas en propaganda para diversos temas.
  • La serie de televisión Supernatural, en el episodio 13, de la segunda temporada, se hace mención del arcángel Miguel.
  • El arcángel Miguel aparece en la portada del disco Theater of Salvation, de la banda Edguy.

Sobre esta noticia

Autor:
Maraneelrubiote (54 noticias)
Visitas:
3878
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.