Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bitacoradelabismo escriba una noticia?

Apuntes sobre Safo

22/03/2011 19:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A Gisela Kozak Rovero

Siento deseo, escribe Safo, siento deseo y busco con ardor. Un ardor que sacude sus entrañas como un viento abatiéndose en el monte sobre las encinas. Un ardor que ardía bajo su piel en la forma de un fuego sutil. Ardor que zumba en los oídos. Desborda en sudores. Invade en temblores. Ardor que hace palidecer. Safo tuvo conciencia de la pasión y del placer. Una conciencia tan piel adentro que termino concordando con Onfray cuando éste la señala como la fundadora del hedonismo.

Sin embargo, más allá de su filosofía esbozada en su poética emancipadora, su vida y obra –si es que pueden verse por separado– rompieron con los paradigmas de la naciente civilización occidental. Page de Bois la señala como mujer, aristócrata, griega, pero griega que mira hacia Asia. Poeta que escribe como filósofa e invade el territorio falocrático del pensamiento y no sólo que lo invade, lo antecede en muchos aspectos. Escritora que habla de la sexualidad que rompe con la propia visión que sobre la sexualidad griega tuvo Foucault.

Aristóteles, imputado ante la historia por ser el padre del pensamiento patriarcal occidental, afirma sobre Safo lo siguiente: "Cada cual rinde honores a sus sabios. Así, los de la isla de Paros enaltecen a Arquíloco, aunque fuera un blasfemo. Los de Quíos enaltecen a Homero, que no era ciudadano, y los habitantes de Mitilene honran a Safo, aún siendo como era una mujer". Creo que el hecho de que la haya tomado en cuenta aún siendo lo que era dice a las claras el poderoso significado de Safo para la cultura griega y universal. En el Papiro de Oxyrhynchus la describen como desordenada y aficionada a las mujeres, muy fea –de hecho la palabra exacta parece ser horrenda– y tenía un cuerpo despreciable; porque su piel era oscura y la estatura muy pequeña. Théodore Reinach, pensador francés, la recrea menuda, bronceada, viva, de bello carácter y charla agradable, "que vibraba bajo todas las emociones de la naturaleza y del corazón; maliciosa con gracia, amante fogosa, experta en música e innovadora".

En su Historia de la Literatura Erótica, Alexandrian, afirma tajantemente que Safo "era homosexual y se le conocieron tres compañeras o amigas: Athis, Telesipa y Megara". En este punto, me gustaría un par de reflexiones al margen –¿al margen? –. La primera se refiere al hecho de resaltar en Safo su condición de homosexual, lesbiana para ser exactos. Si esto tuviera alguna relevancia tendríamos que encontrar en cada uno de los autores estudiados en su libro sus preferencias sexuales, pero no es así, ¿por qué? La segunda observación está referida al hecho de que pese a la trascendencia de Safo en la literatura universal, algo que hasta Aristóteles reconoció, queda reducida a ser la introducción a un capítulo bastante breve acerca de la literatura erótica femenina. No conforme con esta muestra de genuina caballerosidad creo que francesa, Alexandrian abre el capítulo de la siguiente manera: "La literatura erótica femenina tiene orígenes imprecisos y desarrollo tardío. Hasta ahora ha producido obras interesantes, algunas incluso cautivadoras, pero no obras maestras. Ninguna novelista ha sabido crear todavía el equivalente de los Diálogos de Luisa Sigea de Nicolás Chorier, o de la Juliete de Sade o del Diablo en el Cuerpo de Nerciat. La causa de ello parece la propia naturaleza del erotismo de las mujeres, mucho menos cerebral que el de los hombres. Ellas pueden experimentar sensaciones eróticas más vivas o profundas que las masculinas; pero son menos aptas que ellos para convertirlas en ideas o en imágenes". Ante estas ideas del erudito sólo me hago una pregunta ¿en qué mundo ha vivido Alexandrian?

Safo vivió en Mitilene y allí funcionó una de las escuelas epicúreas más sólidas de la antigüedad. ¿Pudo ser Safo quien sembrara en Mitilene la semilla de la búsqueda del placer y la felicidad muchos de años antes del nacimiento de Epicuro? Veamos, la primera escuela hedonista reconocida es la Cirenaica fundada por Aristipo que nació mucho después que Safo. Michel Onfray en su búsqueda por los orígenes del hedonismo registra a Leucipo como punto de partida formalizado por el discurso filosófico. Si esto es así, pues, Safo también le antecede y por muchos años. Creo que esto nos da una idea más o menos clara de lo tremendamente importante que nos termina resultando la poetisa griega.

El deseo y la búsqueda del placer no parecen haberla abandonado. Pese a que de negros han pasado a blanco sus cabellos sigue amando la vida refinada, las bocas que se sirven carnosas en cantos y melodías, los blandos lechos donde morir saciada. Aún ama ser arrastrada hasta el desmayo de los miembros rindiéndose ante Eros: animal amargo que repta irresistible. En su Geografía, Estrabón está convencido que "hasta donde alcanza la memoria no sabemos que haya surgido una mujer que rivalice con ella ni de lejos en la fascinación de su poesía". Máximo de Tiro la compara con Sócrates: "El eros de la de Lesbos: ¿qué otra cosa podría ser sino el arte erótico de Sócrates?". Safo es lengua insolente mojada en la pasión arrebatadora del vino. Lengua que la inmortaliza en la décima musa reconocida por Platón. Urge buscar esa lengua y empaparse hasta los tuétanos con ella, Oh Safo divina, diría Alceo, ornada de violetas, de sonrisa de miel.


Sobre esta noticia

Autor:
Bitacoradelabismo (31 noticias)
Fuente:
bitacoradelabismo.blogspot.com
Visitas:
4080
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.