Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que mimesacojea.com escriba una noticia?

El apóstol de las pollas (fe de misoginias)

21/10/2010 16:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hace unos meses iba en el metro de Bilbao con un colega de Madrid. Yo acababa de publicar mi enésimo artículo satírico sobre el mundo abertzale. En él comparaba las fotos de pesos etarras con pornografía y decía un montón de barbaridades separadas por comas y puntos. En el vagón había un grupo de chavales con camisetas de Independentzia para Euskal Herria y palestinos al cuello. Me miraron y comentaron algo entre sí. Mi amigo se empezó a poner nervioso. Al cabo de unos minutos, uno de los chicos se acercó a mí y me pregunto: 

¿Eres el de Mi Mesa Cojea? 

Yo le dije que sí. Y él me respondió: 

"Tío, me encanta tu blog". 

Bien, esta hermosa parábola pretende ilustrar lo que raramente ocurre. Ahora veamos lo que normalmente ocurre. 

Dos mujeres me han escrito en las últimas 24 horas reprochándome ciertas expresiones del artículo anterior. Las dos son periodistas, una es educada y la otra no. La educada me acusa de usar lenguaje machista; la maleducada me llama misógino. Las dos son lectoras habituales, pero nunca antes habían expresado por escrito desacuerdos con artículo alguno de Mi Mesa Cojea. 

La educada considera que me he equivocado subconscientemente. Cree que en el artículo anterior yo no pretendía ser machista, pero se me han colado un par de expresiones desafortunadas. Algo así como un "machismo no pretendido" que, según me dice, es muy habitual en nuestro siglo. 

Este blog, los lectores fieles lo saben, usa de forma habitual el machismo, el racismo, la xenofobia, los prejuicios raciales, religiosos y demográficos. Incluso he defendido el tabaco. Una vez comparé al PNV con los nazis. Hay personas que me han dejado de hablar porque dije que los portadores de pulseras PowerBalance son imbéciles. Abogo frecuentemente por matar a los parados y a los jubilados. He escrito una guía sobre cómo un progre puede tirarse a una pija de derechas en sólo cuatro pasos. Trato con prepotente desprecio a todos aquellos que carecen de estudios universitarios, a los que van a gimnasios y, por supuesto, a todos los religiosos, particularmente a los católicos y a los musulmanes (por distintos motivos). Digo palabrotas, atribuyo síndrome de Down a José Blanco (que, en realidad, no tiene) y hago frecuentes llamamientos para que periodistas y abogados se busquen trabajos honrados. 

Todos esos comentarios por mí firmados pueden encontrarse en los archivos de este blog. Pero dos mujeres me escriben ofendidas sólo porque he escrito, respecto a la Ministra Pajín, "lo tiene todo la condenada: vagina y pocas luces" y por usar la inadecuada expresión "varones y hembras". 

Como soy un caballero, quiero pedir perdón a todas aquellas mujeres que se hayan sentido ofendidas y deseo aclarar el sentido de los comentarios para una correcta comprensión lectora. (Los profesores pueden usar la siguiente explicación en sus clases con mi explícito permiso.) 

Empecemos con "lo tiene todo la condenada: vagina y pocas luces". Esto pretende ser una crítica al Presidente Zapatero, dado que, como el lector y/o lectora podrá comprobar, la primera mitad del mismo párrafo contiene la tesis de que Zapatero gusta de rodearse de personas con poco o ningún brillo intelectual. La mención vaginal hace referencia al quizás poco conocido hecho de que Zapatero introdujo en concepto de paridad en el Gobierno de España, de tal manera que ninguno de los dos géneros puede tener una representación inferior al 40%, hecho que fuerza al Presidente a considerar la variable de género en cualquier tipo de reestructuración de personal. 

Respecto a "varones y hembras". Es, en efecto, una expresión degradante para el género femenino con la que se pretende criticar (a través del llamado gap cognitivo, es decir, por medio del uso, y no de la crítica directa) el pensamiento machista. Pero lo cierto es que la expresión resulta degradante sólo por las connotaciones que extraemos en torno a los dos conceptos y no por la razón que esgrime el feminismo contemporáneo. El feminismo defiende que la expresión "hembra" se refiere a animales y no a personas, cosa que no es correcta tal y como puede advertirse consultando el diccionario de la RAE, que, en su segunda acepción, acepta "hembra" como sinónimo de "mujer". 

Sin otro particular y esperando haber aclarado sus dudas se despideJose A. Pérez


Sobre esta noticia

Autor:
mimesacojea.com (469 noticias)
Fuente:
mimesacojea.com
Visitas:
4053
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.