Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pablo Vázquez escriba una noticia?

Apolinios y Dionisiacos

05/07/2009 13:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Debate en la grecia antigua sobre el bien y el mal, sobre la condición humana

En este primer artículo haré una breve reseña comentando y explicando el camino que intentaré recorrer a través de las distintas glosas, exponiendo cual es la esencia y el fin, el porque y el para que, si es que los hay, porque tal vez solo sea un simple porque si, porque es la vida misma y el pensar, el ser, la conciencia y la condición humana desde un punto de vista filosófico, espiritual y teórico quien manda sobre nosotros y nos produce sensaciones, sentimientos y pensares que trasuntan por los rincones de nuestra mente.

Desde aquí es donde intentaré llegar a la interpretación de distintas actitudes, pensares y sentimientos, a partir de historias, crónicas y ensayos que obedezcan a la teorización de los conceptos de la vida, el ser y de la condición humana en el que se reflejarán las distintas corrientes y percepciones que el hombre a peregrinado a lo largo de la historia. Se tomarán seguramente destinos inciertos que nos llevarán a una suerte de simbiosis en la que rozaremos el ocultismo, lo esotérico y todo aquello cercano a la oscuridad del ser, que se asemeja tanto y parece vincularse con lo Dionisíaco

En mi condición de adepto al mundo griego y específicamente como partidario de todo aquello que simboliza Dionisio, tomaré la visión del mundo según los griegos, aquellos que diagramaron ese contenido filosófico y esa visión del mundo desde lo trágico, “porque la vida y el mundo son trágicos” lo cual no significa un pesimismo de la vida, sino una aceptación del destino humano y una superación de ese mismo destino trágico.

La existencia, tomada como fenómeno estético, admitía dos actitudes: la apolínea y la dionisíaca. Algunos dirán que mucho es lo que habremos ganado para la ciencia estética cuando hayamos llegado no sólo a la intelección lógica, sino a la seguridad inmediata de la intuición de que el desarrollo del arte está ligado a la duplicidad de lo apolíneo y de lo dionisíaco: de modo similar a como la generación depende de la dualidad de los sexos, entre los cuales la lucha es constante y la reconciliación se efectúa sólo periódicamente, otros plantearán que se logrará la superación a partir de la lucha, la batalla, entre estas dos corrientes o interpretaciones contradictorias, una de las incógnitas será si la superación se logra con el equilibrio y la armonía entre dos maneras distintas y contradictorias de sentir, ver y definir la vida.

Mientras en la actitud apolínea reina la mesura, la paz, la cordialidad del alma y el orden, pues la vida es conducida por la razón, en la actitud dionisíaca impera la embriaguez, lo prohibido, lo oscuro y lo trágico fundamentado y exteriorizado en la tragedia donde está marcado por la idea de que la esencia de la naturaleza se expresa simbólicamente. Es así que nos encontraremos ante una lucha sin cuartel entre Ángeles del amor superficial y Ángeles exterminadores, por que en gran medida todo se debate en que es el amor, aquel amor superficial que nos muestran como un hermoso valle de flores donde todo es pacificación y orden o en contraposición, aquel amor como lo proclamó Shakespeare a partir de tomar de la tragedia griega, mas específicamente de Esquilo, su marca de desarraigo y dolor, su sentimiento de pobreza del alma y sufrimiento espiritual al que el amor lleva al género humano.

De tal forma trataré de llegar a algún destino, algún sendero que de lucidez a los pensamientos y la teoría de la vida, la esencia y la existencia misma, tomando una ruta que fue diagramada literariamente y por supuesto culturalmente en un todo en donde citaremos (excusa de los mediocres para plagiar) a aquellos grandes que dotaron de mayores contenidos y exteriorizaron los principios dionisíacos, aquellos como Friedrich Wilhelm Nietzsche, Rimbaud, Aristóteles, Esquilo y en otros campos como el de la música podemos nombrar a The Doors, the Cure y toda la corriente Dark, Nirvana e incluso a Pink Floyd.

En tal contexto, diré que para Nietzsche, la Ilustración no es una fe ciega en el progreso de la humanidad, un optimismo racionalista; Nietzsche utiliza el arma de la razón para acabar con los decadentes valores de la cultura europea y erigir su propio sistema filosófico, fundado en la construcción de nuevos valores y toma como principio aquellos de los seguidores Dionisíacos de la Grecia Antigua. Frente a una moral caduca, de sus despojos, levantará una moral que deberá ir más allá del bien y del mal y que se sustentará en la voluntad de vivir y en la voluntad de poder.

Es la etapa de la teoría del eterno retorno, Nietzsche dice que es la teoría de la voluntad de poder y de su idea social de verdad para una clase de hombres. La vida exige siempre una voluntad de vivir que se expresa en dominio y voluntad de poder. La voluntad de poder desterrará al hombre y desprendido de los caducos valores y de toda ilegalidad con la que la sociedad a construido un discurso promiscuo, falso y haciendo un ideal de la contradicción de los instintos de conservación de la vida, es decir, se experimenta una involución a partir de la consolidación de una sociedad estéril y superficial.

Pero llegará el tiempo en que se dará paso a una nueva construcción en la que la moral, la espiritualidad y la búsqueda de la verdad jugarán un rol trascendental, donde los fundamentos dionisíacos serán el inicio, el durante y el fin de toda razón humana y toda conciencia, donde mas allá del bien o del mal se llegue a toda verdad absoluta, donde se acepte el fin y donde la muerte sea lo sublime y deseado a partir de la liberación del alma, de toda espiritualidad y especialmente la liberación y destierro de todo aquello infecundo, trivial, vano y apócrifo que el mundo supo inyectar en la vida y la conciencia humana.

Será el fin de la era del engaño de la razón y el orden para dar inicio a la etapa de la embriaguez del alma, la verdad del ser y el dolor sincero de la espiritualidad humana, serán tiempos de superación de la conciencia, de evolución de la mente y de crecimiento del hombre, serán tiempos donde la oscuridad reinará para bien de la humanidad, donde el fin no sea expresión de temor donde lo oscuro no sea mas que la verdad de nuestros sentimientos y no una palabra prohibida y donde la verdad gobierne la conciencia humana, serán tiempos de un hombre superior, de una humanidad mas fuerte a partir de los verdaderos valores de la vida y la muerte.

Dionisio


Sobre esta noticia

Autor:
Pablo Vázquez (3 noticias)
Visitas:
12151
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.