Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

El anuncio de la NASA de que hay agua en Marte, abriría la posibilidad de otro que anunciara un próximo viaje

01/10/2015 11:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No todos los científicos estuvieron de acuerdo con la noticia aunque se reprodujo en revistas científicas pero no en todas. Se ha vuelto a examinar todas las fotografías de archivo para decir si o no a la información. Pero el enigma sigue en pie

Las noticias sobre el hallazgo de agua en Marte dadas por la NASA sorpresivamente en Washington, han atraído a más periodistas y científicos que los bombardeos rusos de Siria. Y todo parece indicar que tienen una base científica y esta vez no son elucubraciones. Desde hace 23 años, se han identificado huellas hídricas en el Planeta Rojo. Las huellas y evidencias que se afirma son geológicas, atmosféricas, mineralógicas y geoquímicas.

Sin embargo, es importante precisar que cada investigación que se publica sobre Marte nos va proporcionando nuevas piezas del gigantesco puzzle marciano, que nos ayudan a reconstruir su historia geológica, sus paleoambientes y su habitabilidad pasada y presente. Con todo había en la rueda de prensa del Auditorio James Webb, muchos científicos que salieron diciendo que la NASA ha dicho más de lo mismo.

Pero la organización ha sido más convincente que antes, para muchos, porque no es lo mismo encontrar agua que corresponda a las etapas acuosas de un Marte primitivo, como por ejemplo la atrapada en minerales yeso, kieserita, jarosita (sulfato de potasio y hierro), que el agua que está bajo el área del polo norte y en otras zonas, o la de ambos polos.

Todas ellas son aguas marcianas, sí, pero corresponden a edades y procesos genéticos distintos, representando también diferentes ambientes planetarios y distintas condiciones físico-químicas y de habitabilidad.

Hace solo unos meses, un equipo de científicos identificaron evidencias de agua líquida actual en la superficie de Marte (aunque esta nadie ha observado directamente) y así se publicó en la revista «Nature Geoscience». La nueva investigación que acaba de publicar la misma revista va en la misma línea, aunque representa algo aún más complejo y novedoso, por lo que el descubrimiento no debe focalizarse exclusivamente esta vez en el agua hallada sólo en los minerales y bajo la superficie.

Todavía se desconoce cuál es el proceso que genera el agua líquida que precipitó los cloratos y percloratos identificados en los torrentes (pendientes) marcianos, pero lo que  parece claro, cada vez con más datos, es que se refuerza la idea de la existencia de un ciclo hidrológico actual en Marte; un ciclo, además, estacional, diríamos, como en la tierra.

Sería muy importante que se confirmara, especialmente, si existe un intercambio desde las zonas bajo la corteza superficial a las superficiales: que el agua líquida subiera a la superficie y generara fuentes que discurran por la superficie de la pendiente aunque fuera de manera tenue, pero suficiente para precipitar las sales que se han identificado en esta nueva investigación.

De aquí la importancia de este nuevo hallazgo que, por cierto, ha requerido más de tres años de investigación y análisis. Esto es en lo que hay que fijarse, y no solo en la noticia sobre «agua en Marte». Es importante determinar los significados del agua, los procesos y mecanismos planetarios que representa su existencia y los paleoambientes y condiciones de habitabilidad diversa que define.

Si se demostrara la existencia de dicho ciclo hidrológico actual, implicaría que Marte está realmente activo, naturalmente no tanto como la Tierra, pero con la capacidad de generar modificaciones, aunque no sean espectaculares, de su superficie. Algo que también tiene implicaciones muy importantes en el contexto de la habitabilidad y la búsqueda de vida.

Nadie resta importancia a la presencia de agua líquida en Marte, tras el nuevo anuncio de la NASA. Y demostración científica más sólida en apariencia de que en el planeta rojo existe agua líquida de forma estable y constante, y en cantidad suficiente para sostener (y haber sostenido durante largo tiempo) la vida será una noticia de inmenso calado científico. Cuando se confirme con la aprobación de todos. Como si se necesitara un referéndum. Porque hay muchos científicos aún no convencidos.

Las marcas negras que presentan los medios gráficos representan presuntas corrientes de agua muy salina líquida en Marte. La imagen es un modelo digital con falso color (Photoshop?), creado a partir de las imágenes de la sonda MRO. Son imágenes de la NASA, cedidas a la Universidad de Arizona.

El anuncio de la NASA, fue presentado simultáneamente por un equipo de investigadores en el Congreso Europeo de Ciencias Planetarias y según lo dicho publicado Nature Geoscience, ha encontrado portada en muchos medios generalistas de todo el mundo. Lo cual es una buena noticia para la ciencia. O lo sería, si la misma tónica se mantuviera para otras informaciones que, como esta, no parecen ser esencialmente –sino repeticiones de archivo.

El nuevo hallazgo, tal como ha sido anunciado, se podría resumir así: Hay agua en Marte, capaz de formar corrientes líquidas estacionales. Y parece ser la primera confirmación seria de agua líquida en la superficie del planeta. Estas condiciones harían de Marte un lugar más habitable o simplemente habitable.

Algunos escépticos consideran la discusión sobre el agua en el planeta rojo como una tapadera para no seguir hablando siempre de Siria

En primer lugar podemos afirmar que la presencia de agua en Marte es un clásico a base de repetirlo. De hecho, y para el ser humano, podríamos decir que el agua en Marte ha existido siempre durante la mayor parte de nuestra historia; durante siglos se asumió que los casquetes polares observables con los telescopios estaban formados por hielo (lo que es parcialmente cierto). Solo tras refutarse la presunta teoría de los canales descrita por el astrónomo Percival Lowell en 1908, y al comprenderse que Marte era un lugar extremadamente gélido y árido, surgió la duda.

Una duda que se resolvió en 1963, hace ya más de medio siglo, cuando tres astrónomos del Jet Propulsion Laboratory y de la Institución Carnegie publicaron en la revista Astrophysical Journal la confirmación de que en Marte existía vapor de agua. Es decir, agua.

Con el paso de los años se fue descubriendo que Marte posee rocas resultantes de la acción del agua y accidentes geográficos debidos a la erosión y sedimentación fluvial. La idea de que en Marte existieron, y aún podrían existir, acuíferos activos, es de los años 70. Por otra parte, la confirmación de la presencia de hielo llegó gradualmente por varias vías, hasta que la sonda Phoenix aportó la demostración definitiva in situ en 2008. Por si faltara algo, Phoenix incluso vio nevar en Marte.

En resumen, la existencia de agua en Marte se ha descubierto ya en innumerables ocasiones. Es cierto que la fase en que se halle esta agua no es en absoluto irrelevante para la presencia de vida; pero si hay agua, y a pesar de que las condiciones climáticas y atmosféricas de Marte no son precisamente favorables (en aquella débil atmósfera el agua hierve a temperatura muy baja), es razonable pensar que al menos en ciertos lugares, por ejemplo bajo el suelo, y en ciertos lugares y estaciones del año, pueda adoptar en algún momento una fase líquida.

En cuanto al segundo punto, el nuevo anuncio versa sobre un hallazgo que en realidad se produjo en 2011. Aquel año la revista Science publicaba un estudio que descubría, gracias a las imágenes en alta resolución tomadas por la sonda Mars Reconnaisance Orbiter (MRO), la presencia de unas marcas en ciertas pendientes marcianas semejantes a signos de torrentes, que surgían en las estaciones más templadas y desaparecían en las más frías. Y dentro de la estricta prudencia obligada en los estudios científicos, los investigadores ya sugerían la presencia de aguas muy salinas líquidas como causas de estas marcas, prácticamente descartando otras hipótesis.

Naturalmente, hacía falta una demostración. Pero lo que tenemos ahora casi lo es; es solo un indicio importante más. Según escriben los investigadores en su nuevo estudio, sus datos “apoyan fuertemente la hipótesis” de las aguas muy salinas líquidas. Analizando los espectros (formas luminosas de los compuestos químicos de las marcas) en las imágenes tomadas por la MRO, los científicos han descubierto la presencia de sales hidratadas. Es una comprobación indirecta, pero no hay una demostración inequívoca para los escépticos; ya hemos visto antes hielo en Marte, pero ¿es seguro hemos visto agua?. A diferencia del estudio de 2011, el actual no se ha publicado en revistas de primera fila como Nature o Science, sino en Nature Geoscience; una revista de menos importancia, pero que no deja de ser de segunda división.

Por último, está la cuestión relativa a la vida. Los propios investigadores reconocen que el origen del agua asociada a las sales sea posiblemente el vapor atmosférico. Y aunque destacan que este fenómeno de absorción de agua demuestra que muy difícilmente este mecanismo sería suficiente para sostener algún tipo de vida en Marte; al fin y al cabo, los inesperados microbios hallados en el desierto chileno de Atacama (por ejemplo) han llegado hasta allí procedentes de una masa de biodiversidad enormemente extensa, tanto temporal como geográficamente. El de Atacama es uno de los lugares con vida, más inhóspitos pero ecológicos más hostiles de la Tierra, y ha sido colonizado por especialización evolutiva a partir de una amplísima fuente de organismos vivos que han ocupado una enorme variedad de hábitats más permisivos.

Si las escasas y ocasionales aguas muy salinas de Marte son lo más habitable que ha existido allí durante millones de años, y en ausencia de una corriente freática subterránea extensa y abundante que las alimente, pensar que aquello haya podido sostener comunidades microbianas viables a largo plazo es casi un absurdo biológico. Y plantear otra cosa es sencillamente engañar.

Aunque casi todos los  telediarios de ámbito nacional  han afirmado que el anuncio de la NASA “ha sorprendido a la comunidad científica”, eso es relativo; la información estaba disponible, y muchos periodistas de ciencia la conocían con antelación, juzgando que su nivel de impacto era inferior al del estudio de 2011, que en su momento no copó titulares en la prensa.

La clave (como hemos dicho al principio) está en la rueda de prensa de la NASA. Fue el anuncio de esta convocatoria, junto con el sabio uso de la palabra “misterio”, el que engordó el interés por una noticia que finalmente pareció dejar fríos a algunos especialistas en Marte y decepcionar a otros de los asistentes  del auditorio James Webb en Washington. Algunos de los periodistas presentes esperaban alguna nueva revelación de mayor impacto.

La pregunta es: ¿por qué la NASA decidió organizar semejante convocatoria para anunciar  un descubrimiento realizado hace cuatro años?. Probablemente para opacar otras noticias de índole política.

La agencia norteamericana posee una poderosa maquinaria de marketing, y sus directivos conocen la influencia de su poder divulgativo en los medios de todo el mundo. Hoy las malas lenguas comentan la curiosa coincidencia de la rueda de prensa con el estreno de la película de Ridley Scott The Martian, que ha contado con el patrocinio de la NASA. El pasado verano el autor de la novela, Andy Weir, relataba a Wired que la agencia estaba entusiasmada con la historia porque la veía como “una oportunidad para reenganchar al público a los viajes espaciales”. Wired añadía que “para una misión a Marte, la agencia necesitaría entre 80.000 y 100.000 millones de dólares en los próximos 20 años, algo que hasta ahora el Congreso se ha negado a aprobar”. Que cada cual saque sus propias conclusiones, porque el equipo de Diasporaweb no se va a mover para nada

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1759 noticias)
Visitas:
10519
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.