Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ángel Juez escriba una noticia?

Antioxidantes para disminuir incidencia de radicales libres en la vejez

21/08/2009 10:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Es conocido que la presencia de radicales libres provoca una serie de desórdenes en nuestro organismo que van desde el envejecimiento prematuro, afectación de órganos principales.

... Hasta el padecimiento de enfermedades tan peligrosas y mortales como el cáncer, alzheimer, parkinson, embolias cerebrales, etc. Realmente la lista es innumerable.

Los problemas que la oxidación o la presencia de radicales libres provoca en el cuerpo humano, atacando directamente a órganos tan sensibles, son descritos a continuación: Cerebro (Demencia senil, efecto hiperbárico, parkinson, trauma cerebral, accidente por hipertensión cerebro vascular, encéfalo mielitis y otras enfermedades desmielinizantes). Glóbulos rojos (tipos de anemias fanconi, malaria, fauvismo, intoxicación por plomo). Pulmones (enfisema, hyperoxia, humo de cigarro, displasia bronco pulmonar, neumoconiosis, distress respiratorio agudo). Corazón (arteriosclerosis, mala circulación, cardiomiopatía por alcohol).

También: Riñones (glomérulo nefritis membranosa, nefrotoxicidad por metales pesados o por drogas). Articulaciones (Artritis reumatoidea). Sistema gastrointestinal y el hígado (lesiones por drogas en el hígado, cirrosis hepática por alcohol o por drogas, pancreatitis, lipoproteinemia, inflamaciones).

La piel (quemaduras por radiación solar, inflamación por calor, dermatitis de contacto, arrugas, manchas).

Nuestro cuerpo posee sistemas de defensa denominados "antioxidantes" que son sustancias que neutralizan a los radicales libres. Estos sistemas están compuestos por enzimas y algunos nutrientes: beta caroteno, vitamina E, vitamina C, selenio, cobre, zinc y manganeso. En los humanos es muy difícil medir la producción de radicales libres y los métodos que se emplean para ello son indirectos y ampliamente cuestionados en la comunidad científica.

Visítenos en www.longevidadecuador.com

El ejercicio regular incrementa las defensas antioxidantes de las personas que se ejercitan, aumentando la actividad de las enzimas antioxidantes o produciendo cambios en las respuestas del sistema inmune, lo cual las protegería del daño de los radicales libres. No existen evidencias epidemiológicas que demuestren que los atletas sean más vulnerables.

Si la producción de radicales libres fuera un grave problema para la salud, en los atletas se debería esperar una gran incidencia de enfermedades relacionadas con su producción (enfermedades cardiovasculares, cáncer). Por el contrario, las personas mayores que se ejercitan son más saludables que las personas sedentarias.

Nuestro cuerpo posee sistemas de defensa denominados "antioxidantes" que son sustancias que neutralizan a los radicales libres

En la actualidad no existe una posición contundente entre investigadores y organismos internacionales de salud en cuanto a la combinación, interacción, dosis, duración y los efectos a largo plazo de la suplementación con antioxidantes. Por estas razones, el uso indiscriminado de antioxidantes por las personas activas no está ampliamente justificado.

Sin embargo, el ejercicio intenso podría agotar sus reservas y por esto es necesario vigilar la alimentación cuidadosamente, en especial de los nutrientes como la vitamina E, C y el beta caroteno, que no pueden ser producidos en el cuerpo humano y deben ingerirse a través de la dieta. Un consumo adecuado de frutas (3-5 raciones al día) y vegetales (4-6 raciones al día) nos suministrará una cantidad importante de estos nutrientes. Sin embargo, también es necesario fijarse en el color de estos alimentos para garantizar su contenido de antioxidantes.

Es recomendable consumirlos de color verde oscuro o amarillos e ingerir frutas cítricas para obtener la vitamina C. Adquirir suficiente vitamina E a través de dieta puede ser difícil, ya que las principales fuentes son los alimentos ricos en aceites vegetales, como las semillas, nueces y el germen de trigo. Por eso es importante no restringir exageradamente la ingesta de grasas en la dieta.

(Información tomada del libro “Cómo vivir cien años”, del Dr. Rafael Velasco Terán, científico especialista en medicina anti-envejecimiento. Www.rafaelvelascoteran.blogspot.com )

Temas como el descrito en líneas anteriores serán tratados en el Primer Congreso Internacional de Medicina de Longevidad que se desarrollará los días 12 y 13 de noviembre de 2009 en el Centro de Convenciones Simón Bolívar de Guayaquil. Invitamos a la comunidad médico- científica (especialistas, odontólogos, nutricionistas, enfermeras, psicólogos, terapeutas, fisiatras, laboratoristas, etc.) a inscribirse en www.longevidadecuador.com .


Sobre esta noticia

Autor:
Ángel Juez (84 noticias)
Visitas:
10439
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.