Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lucia Aragón escriba una noticia?

Antiguos principios chinos sobre la educación de los niños: Cultivar la moral y la virtud. Primera parte

18/05/2011 01:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Clearharmony

Fan Zhongyan, fue un pensador y educador familiar de acuerdo al confucianismo y al taoísmo durante la dinastía Song del Norte. Tenía fe en el budismo y había servido como asesor político. En su "Torre de Yueyang", escribió la frase inmortal: "Debemos ser los primeros en pensar en el estado y los últimos en reclamar su parte de felicidad". Era muy estricto en la educación de sus hijos. Les enseñó a cultivar su persona y a hacer buenas obras. De sus enseñanzas, sus cuatro hijos obtuvieron un profundo conocimiento e integridad. La familia Fan era frugal y les gustaba ayudar a los demás.

Fan Zhongyan, pensador y educador familiar del Taoísmo y Confucianismo (Dominio público)

Fan Zhongyan le pidió una vez a su segundo hijo llevar sacos de trigo de Suzhou a la provincia de Sichuan. De regreso, Chunren se encontró a su viejo amigo Shi Manqing. Se enteró que la familia de Shi se había quedado pobre. Los familiares habían muerto sin un centavo, no podía pagar el funeral ni los terrenos. Cuando Chunren escuchó hablar de su situación, le regaló los sacos de trigo para ayudarlo a regresar a su ciudad natal. Fan Chunren regresó a su casa y se puso nervioso ante la idea de contarle a su padre, por lo que se quedó en silencio cerca de él por un largo momento.

Fan Zhongyan preguntó: "¿Te encontraste a tu amigo en Suzhou?" Fan Chunren respondió: "Sí, cuando pasé por Danyang, me encontré a Shi Manqing. No podía salir de ahí por no tener suficiente dinero". Fan Zhongyan le dijo: "¿Por qué no le diste el trigo?" Fan Churren respondió a su padre: "Es lo que hice". Cuando Fan Zhongyan supo lo que su hijo había hecho, se puso muy contento y lo felicitó varias veces por haber tomado la decisión correcta.

Aunque Fan Zhongyan había alcanzado un alto rango en el gobierno y tenía un salario alto, no guardó dinero para sus hijos, usó su dinero para ayudar a los pobres y servir de modelo a sus hijos. Cuando el primero, Fan Chunyou, tenía 16 años, siguió a Fan Zhongyan a luchar contra Xixia y recibió numerosas recompensas por su valentía. Fue un gran asistente de su padre.

El segundo hijo, Fan Chunren, más tarde se convirtió en Primer Ministro. En el curso de 50 años, trabajó como funcionario del gobierno, hizo todo lo posible por cumplir con sus responsabilidades.

El tercer hijo, Fan Chunli, fue el Vice primer Ministro.

El cuarto hijo, Fan Chuncui, fue el viceministro de Asuntos Civiles.

Bajo la influencia positiva de su padre, todos los hijos fueron justos y amables con sus ciudadanos. Eran frugales, honestos y derechos. Utilizaron gran parte de sus ingresos para ayudar a los pueblos pobres, vivían ellos mismos una vida frugal.

La vieja filosofía de la educación familiar siempre incluyó la orientación a concebir la ética como el más alto valor moral. Los padres siempre quieren dejar lo mejor a sus hijos.

De hecho, no importa la cantidad de dinero que los padres dejen a sus hijos, son sólo bienes materiales. Solamente enseñándolos a hacer buenas acciones y a centrarse en la virtud será el propósito más deseable a largo plazo para ellos, porque la virtud es la más fundamental y lo mejor de los atributos. Es la fuente de todas las bendiciones. Es la riqueza más confiable que pueden dejar a sus hijos.


Sobre esta noticia

Autor:
Lucia Aragón (982 noticias)
Fuente:
deorienteaoccidente.wordpress.com
Visitas:
5680
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.