Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rogelio Paniagua escriba una noticia?

Los antidepresivos pueden ser mutagénicos y causar cáncer o malformaciones congénitas

06/07/2009 21:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Existe gran cantidad de sustancias químicas, las cuales son relevantes para la salud humana y a las que se les debería realizar ensayos toxicológicos para determinar la seguridad o el riesgo potencial de sus uso

Algunas estimaciones señalan que serían varios miles de compuestos a los que se les debería estudiar con alta prioridad y decenas de miles los que deberían ser investigados en el futuro. Esto representa un enorme y costoso compromiso en favor de la salud pública. Por lo tanto, en el futuro desarrollo de procedimientos toxicológicos no es suficiente adoptar más y más ensayos nuevos, las necesidades logísticas y económicas señalan que las técnicas que existen deben de tomarse en cuenta de acuerdo con su relevancia y eficacia. De manera particular, debe considerarse la importancia de la evaluación toxicológica de las sustancias químicas con apoyo en experimentos en animales. Las mutaciones cromosómicas son altamente indicativas de desarrollo de cáncer en el ser humano y pueden producir efectos teratogénicos en mujeres embarazadas. Aunque en mutagénesis química existen técnicas para utilizar cultivo de células, microorganismos, insectos y otros modelos experimentales, los experimentos toxicológicos deben incluir a los mamíferos, y por cuestiones de ética científica los ensayos deben ser planeados de tal forma que se obtenga la máxima información relevante de cada animal sacrificado.

Desde el punto de vista químico los antidepresivos tricíclicos se caracterizan por tener una estructura de tres anillos; esta estructura está relacionada con la de las fenotiacinas y de manera análoga a éstas, los antidepresivos trícíclicos poseen diferentes grados de acciones anticolinérgicas, adrenérgicas y bloqueadores alfa. Dentro de éste grupo tenemos a la imipramina, desipramina, clomipramina, amitriptilina, nortriptilina, butriptilina, doxepin, opipramol, trimipramina y protriptilina. Todos ellos poseen en general la misma toxicidad; algunas variaciones observadas parecen deberse más a diferencias individuales en su biotransformación. A dosis terapéuticas se absorben rápidamente, no así en casos de sobredosificación en los cuales la absorción es lenta debido a que se ionizan en el pH ácido del estómago y porque, además; causan dilatación gástrica y disminución de la peristalsis. Una vez absorbidos, se unen fuertemente a proteínas plasmáticas entre un 85 y 98% y se distribuyen rápidamente en los tejidos orgánicos, encontrándose una mayor concentración en el Sistema Nervioso Central y en el miocardio. La mayoría alcanza un alto volumen de distribución, se biotransforman en el hígado y sus metabolitos, varios de ellos activos, se excretan por la bilis y entran al círculo enterohepático. Entre el 5 y 16% de estos metabolitos activos se excretan por el jugo gástrico; dado que el pka de estas drogas es básico (en promedio 9.5), fácilmente se ionizan y se vuelven a absorber manteniendo así el estado de intoxicación. La porción reabsorbida gástrica e intestinal se excreta por la orina hasta en un 40%.

Algunas estimaciones señalan que serían varios miles de compuestos a los que se les debería estudiar con alta prioridad y decenas de miles los que deberían ser investigados en el futuro

Los antidepresivos tricíclicos se introdujeron a principios de la década de 1960 de estos la imipramina y la desipramina son compuestos con una elevada actividad terapéutica por lo que su utilización ha sido muy amplia. Ambos compuestos han causado frecuentemente intoxicaciones que han puesto en peligro la vida de muchas personas, siendo los grupos más afectados los pacientes con depresión y niños en quienes se han utilizado como tratamiento para la enuresis. En la bibliografía existe gran cantidad de reportes que se refieren a los efectos tóxicos de estos fármacos, en donde sé les ha relacionado principalmente con efectos a nivel cardiovascular y hepático, no obstante, es poca la información que existe referente a la genotoxicidad de estos medicamentos. Anteriormente se pensaba que el efecto de la imipramina estaba dado por su principal metabolito, la desmetil-imipramina, y aunque ambas sustancias poseen un alto potencial terapéutico, la modalidad y la potencia de estos efectos difieren ampliamente, hoy se sabe que cada uno de los compuestos en estudio ejerce mecanismos de acción independientes. Por esta razón investigadores realizaron una comparación entre la genotoxicidad de ambos compuestos y en el análisis final se puede observar que la desipramina tiene valores menores; en términos porcentuales se puede observar que con las dosis mas bajas la diferencia es del 8%, con las intermedias existe una diferencia del 29%, y con la dosis altas la diferencia se redujo a 7%; esto indica que la desipramina a dosis bajas es menos genotóxica que la imipramina, mientras que a dosis altas la diferencia es mínima.

En dicho estudio realizado por científicos mexicanos se comprobó que ambos compuestos son mutagénicos, la conclusión es clara para el ensayo realizado en un organismo completo: los antidepresivos probados son genotóxicos a dosis altas, esté incremento llega a ser casi tan alto como el observado con el testigo positivo que es un compuesto que está científicamente probado que es mutagénico (ciclofosfamida). Este compuesto es una sustancia alquilante con potentes propiedades inmunosupresoras y que causa efectos tóxicos agudos, tiene un gran potencial de inducción de infertilidad y causa efectos teratogénicos, mutaciones y cáncer. En ese trabajo de investigación, la ciclofosfamida produjo un significativo aumento en el número de Intercambios de cromátidas hermanas (ICHs) lo cual es un indicador en las pruebas de toxicidad y mutagenesis en sustancias, que era lo esperado de acuerdo a las características tóxicas del agente, y que confirma que el proceso experimental fue correcto. La ciclofosfamida presentó un valor equivalente al 323% de aumento en relación al testigo negativo, resultado que es similar al que presentó la imipramina en su dosis más alta cuyo valor fue de 320% de aumento con respecto al testigo negativo. La desipramina presentó menor valor respecto a la inducción de ICHs, por lo que, considerando este parámetro se puede concluir que su genotoxicidad es mas baja. Referente a la dosis mas bajas de tratamiento en este ensayo, los resultados con ambos compuestos no presentaron aumento mutagénico significativo. Estas dosis son cercanas a la terapéutica lo que sugiere cierta seguridad respecto a su utilización como medicamento, sin embargo es conveniente reflexionar en la falta de estudios que se refieran al potencial mutagénico de estos compuestos en su uso crónico, por lo que sería conveniente considerar este aspecto y evaluar el efecto de dosis terapéutica de estos antidepresivos de acuerdo al tiempo de tratamiento médico que puede ser de varios meses, de esta manera se determinaría su riesgo genotóxico contra el beneficio terapéutico.

Las mutaciones cromosómicas son altamente indicativas de desarrollo de cáncer en el ser humano y pueden producir efectos teratogénicos en mujeres embarazadas


Sobre esta noticia

Autor:
Rogelio Paniagua (127 noticias)
Visitas:
24743
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.