Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ángel Juez escriba una noticia?

Antecedentes históricos del estrés

20/10/2009 23:07

0 El concepto de Estrés se remonta a 1930 cuando un joven austriaco de 20 años y estudiante de segundo año de Medicina en la Universidad de Praga-Checoslovaquia, Hans Selye

0

Selye Observó que todos los enfermos a quienes estudiaba, presentaban iguales síntomas: cansancio, pérdida del apetito y baja de peso, que denominó “Síndrome de estar enfermo”.

Se graduó de médico y realizó un doctorado en Química orgánica en su Universidad. Y a través de una beca de la Fundación Rockefeller, se trasladó a la Universidad John Hopkins en Baltimore-USA, para realizar un post-doctorado.

Lo terminó en Montreal-Canadá, en la Universidad McGill.

El Estrés es la respuesta no específica del organismo a cualquier exigencia. El calor, frío, alegría, tristeza, esfuerzo muscular y mental, drogas y hormonas, producen respuestas altamente específicas. Sin embargo todos estos agentes le exigen al organismo que aumente su capacidad de adaptación para restablecer la normalidad.

El estrés puede afectar a todos en cualquier momento y a cualquier edad. El estrés es una sobrecarga para el individuo, la cual depende tanto de las demandas de la situación, como de las reservas con que cuenta la persona para afrontar el reto. Cuanto mayores sean las demandas y menor sea la resistencia, mayor será la sobrecarga.

Hay 3 fases en la producción del Estrés:

a) Reacción de Alarma: El organismo amenazado se altera fisiológicamente por la activación de las glándulas, hipotálamo e hipófisis.

b) Estado de Resistencia: Cuando una persona es sometida en forma prolongada a la amenaza de agentes lesivos físicos, químicos, biológicos o sociales, el organismo aunque prosigue su adaptación a dichas demandas, puede ocurrir que disminuyan sus capacidades de respuesta debido a la fatiga que se produce en las glándulas del estrés.

c) Fase de Agotamiento: La disminución del organismo frente al estrés prolongado, lleva a un estado de gran deterioro con pérdida de las capacidades fisiológicas sobreviniendo la fase de agotamiento, en la cual la persona puede morir ya que se reducen sus capacidades de adaptación con el medio.

Mujeres que habían pasado la mayor parte de sus vidas cuidando de un hijo discapacitado, tenían genéticamente hablando, 10 años más de edad

Escala de Estrés

Es conocida una escala de estrés con los puntajes:

100 a 60: Muerte de la pareja, Divorcio, Separación, Cárcel, Muerte de un familiar, Pérdida del trabajo, Enfermedad grave, Embarazo

60 a 30: Problemas económicos, del trabajo, cambios en la vida diaria

30 a 0: Época de Navidad, Cambios en la vida social, Cambio de colegio.

Influencia negativa del Estrés en el Envejecimiento

En la intimidad de los delicados mecanismos genéticos que rigen la división y la multiplicación celular, se han hallado pruebas de que el estrés anticipa el envejecimiento.

Los científicos encontraron que las células de la sangre de mujeres que habían pasado la mayor parte de sus vidas cuidando de un hijo discapacitado, tenían genéticamente hablando, 10 años más de edad que las mismas células de las madres que llevaban menos tiempo en la difícil tarea.

La acumulación de situaciones estresantes, son capaces de añadir muchos años más al ADN de una persona, que los de su edad cronológica real. Sabemos que al envejecer, tenemos más tendencia a engordar, a tener enfermedades del corazón y diabetes. La personalidad y la educación cuentan mucho para lograr un control contra el estrés.

Estudios indican acerca de la influencia negativa del estrés en la función inmunológica, inflamación, curación de heridas y en la edad de las células.

Cualquier estado anormal moviliza mecanismos de corrección tendientes a mantener su organización, integridad y permanencia. Involucra al conjunto de reacciones biológicas del organismo frente a las demandas y exigencias internas y externas, a las cuales nos vemos constantemente sometidos. Los cambios biológicos consisten en la fase de preparación, mantenimiento y agotamiento.

El Estrés es la respuesta no específica del organismo a cualquier exigencia

Información tomada del libro “Cómo vivir cien años”, del Dr. Rafael Velasco Terán, especialista en medicina anti-envejecimiento.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en