Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

La anemia y los trastornos de la sangre

07/09/2009 22:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Glóbulos rojos bajos. la anemia es un síntoma de una enfermedad, factores. Síntomas. Causas. Tipos de anemia. Diagnóstico. Tratamiento

LA ANEMIA Y LOS TRASTORNOS DE LA SANGRE

La anemia es un trastorno frecuente de la sangre que ocurre cuando la cantidad de glóbulos rojos es menor que lo normal, o cuando la concentración de hemoglobina en sangre es baja.

La hemoglobina es un elemento de la sangre que cumple la función de distribuir el oxígeno desde los pulmones hacia los tejidos del cuerpo; en tanto, hematrocrito es la medición del porcentaje de glóbulos rojos que se encuentran en un volumen específico de sangre.

Con frecuencia, la anemia es un síntoma de una enfermedad, más que una enfermedad en sí misma, y en general se desarrolla debido a la presencia de uno de estos factores:

  • pérdida excesiva de sangre o hemorragia;
  • producción insuficiente de glóbulos rojos;
  • destrucción excesiva de glóbulos rojos;
  • disminución de la producción y destrucción de glóbulos rojos, en exceso.
Síntomas

La mayoría de los síntomas se presenta como consecuencia de la disminución de oxígeno en las células. Dado que los glóbulos rojos, a través de la hemoglobina, transportan oxígeno, la disminución en la producción o cantidad de estas células produce "hipoxia" (una alteración de la ventilación alveolar)

Muchos de los síntomas no se perciben si la anemia es leve, debido a que habitualmente el cuerpo compensa los cambios graduales en la hemoglobina.

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes:

  • palidez anormal o pérdida de color en la piel;
  • aceleración de la frecuencia cardíaca (taquicardia);
  • dificultad respiratoria (disnea);
  • falta de energía, o cansancio injustificado (fatiga);
  • mareos o vértigo, especialmente cuando se está de pie;
  • dolores de cabeza;
  • irritabilidad;
  • ciclos menstruales irregulares;
  • ausencia o retraso de la menstruación (amenorrea);
  • llagas o inflamación en la lengua (glositis);
  • ictericia (hígado sobrecargado o dañado), color amarillento de la piel, los ojos y la boca;
  • aumento del tamaño del bazo o del hígado (esplenomegalia, hepatomegalia);
  • retraso o retardo del crecimiento y el desarrollo;
  • cicatrización lenta de heridas y tejidos.

Los síntomas pueden parecerse a los de otros trastornos de la sangre u otros problemas de salud. En razón de que la anemia es a menudo un síntoma asociado a otra enfermedad, es importante que el médico esté informado de los sígnos que reúne el paciente.

Causas

Puede ser provocada por varios problemas, entre los que se incluyen:

  • infecciones;
  • ciertas enfermedades;
  • ciertos medicamentos;
  • nutrición deficiente.
Tipos de Anemia
  • Ferropénica (deficiencia de hierro).
  • Megaloblástica (perniciosa).
  • Hemolítica (insuficiencia de glóbulos rojos).
  • Drepanocítica o de células falciformes (trastorno hereditario).
  • De Cooley (talasemia o disminución de la producción de hemoglobina).
  • Aplásica (insuficiencia de la médula ósea).
  • Crónica (se instala en forma lenta y progresiva).
Diagnóstico

Se diagnostica a partir de estos síntomas:cansancio injustificado, palidez en la piel o los labios, o latidos cardíacos acelerados (taquicardia). Se detecta a través de un examen médico que incluye análisis de sangre para medir la concentración de hemoglobina y la cantidad de glóbulos rojos.

Además del examen físico y los antecedentes médicos completos, los procedimientos para diagnosticar la anemia pueden incluir:

  • análisis de sangre adicionales; .
  • Biopsia por aspiración y por punción de la médula ósea: comprende la extracción de una pequeña cantidad de líquido de la médula ósea (aspiración), o de tejido sólido de la médula ósea (por punción) para estudiar la cantidad, tamaño y madurez de los glóbulos y/o de las células anormales.
Tratamiento

El tratamiento es específico, se basa en lo siguiente:

  • la edad, estado general de salud y antecedentes médicos;
  • la gravedad de la anemia;
  • el tipo de anemia;
  • la causa de la anemia;
  • la tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o tratamientos;
  • las expectativas para la evolución de la anemia.

Esta enfermedad suele ser difícil de tratar y el método para su mejora puede incluir:

  • suplementos de vitaminas y minerales;
  • cambios en la dieta;
  • medicamentos;
  • tratamiento del trastorno causal;
  • cirugía para extirpar el bazo (si se trata de anemia hemolítica);
  • transfusiones de sangre, si fuera necesario (para reemplazar pérdidas de sangre importantes);
  • antibióticos (si el agente causal es una infección);
  • transplante de médula ósea (para la anemia aplásica).

Fuente: Universidad de Virginia, EE.UU


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
23507
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.