Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Peter Ve escriba una noticia?

Andrea Rincon:`Lo dudé dos segundos y acepté bailar para Clinton´

19/06/2009 00:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Espontánea, tal como lucía en la última edición de Gran Hermano, Andrea confirmó que le pagaron mil dólares y narró, paso a paso, el episodio del inesperado streaptease para el siempre animoso Bill Clinton.

Son los hombres más poderosos del planeta, pero no pueden reprimir sus bajos instintos, y son estas pasiones las que suelen generarles los mayores escándalos de su vida, superando a polémicas decisiones de estado o negocios controvertidos.

Es y fue su gran debilidad y también su condena. Sin embargo, a Bill Clinton nada lo detiene y entonces llegó a Buenos Aires ansioso por apreciar la belleza de las mujeres argentinas. El ex Presidente de Estados Unidos junto a su comitiva arribó a uno de los nights clubs porteños más reconocidos y eligió a una de morocha exhuberante: la ex Gran Hermano, Andrea Rincón, quien descubrió todos sus atributos ante uno de los hombres más importantes del mundo por la suma de mil dólares.

Lejos de Hillary, a quien la demanda su agenda de secretaria de Estado, después de las visitas protocolares y de conferencias sobre la protección de los intereses globales, rodeado de la comitiva, en un salón que se cerró exclusivamente para él y sus amigos, Bill se dio lugar para las pasiones mundanas y vivir una noche caliente.

Según la protagonista, azarosamente se encontraba en Cocodrilo -el cabaret más concurrido por empresarios y personajes reconocidos en Buenos Aires- cuando se cerró uno de los salones y vio entrar a un numeroso grupo de hombres de negro.

"Eran doce monos, todos de tragedia", comentó Rincón quien destacó que esa noche no tenía programado subirse al escenario y sólo estaba acompañando a una amiga y comiendo una ensalada -"porque estoy con algunos kilitos que incorporé demás en este último tiempo"-, cuando Bill la vio y la eligió entre todas las chicas presentes.

El ex mandatario quiso que sea ella quien se desnudara y bailara para él. Entonces, le ofreció una seductora suma en dólares y sin vacilaciones, la morocha aceptó improvisar vestuario y coreografía y mostrarle a Clinton todos sus encantos.

"Sólo en dos oportunidades había hecho un show en Cocodrilo. No tenía programado actuar esa noche, pero se acercó Omar Suárez -el gerente del lugar-, estaba como loco y me dice que Bill Clinton quería que baile para él. Pensé que me estaba cargando. Me dice mirá, está ahí, quiere que seas vos. No imagino qué me vio, ja. Yo ya había hecho el baile en la ducha, pero no había ido preparada. Sin ropa, sin baile, sin ensayo. Lo dudé dos segundos, fui a ver a Fabiana, la coreógrafa con quien ya había trabajado y armamos la coreografía".

Baile ¿y algo más?

Los mil dólares ofertados a cambio de cinco minutos de baile fue lo que terminó de decidir a la ex Gran Hermano. "Era buena guita, en dólares. La ropa que usé fue prestada. Además, era el ex presidente de los Estados Unidos el que me había pedido, no me podía negar", confesó Rincón, quien volvió a recorrer revistas y programas de televisión, después de un tiempo de estar fuera de los medios, para contar su experiencia ante el ex mandatario.

En pocos minutos, la joven improvisó el vestuario y la coreografía del show, un striptease que concluyó con un baile erótico bajo la ducha -especialidad que Rincón ya daba cuenta durante su encierro en la Casa de Gran Hermano 5-.

Mientras, Bill, conocido por sus aventuras amorosas con Mónica Lewinski, y sus debilidad por el habano, sigue girando por el mundo brindando conferencias y en busca de un poco de relax

Rincón confesó que haber resultado la elegida fue "un halago", que le elevó la autoestima, pero que en el momento "mucho no podía pensar, estaba nerviosa". Luego del show, la bailarina bajó a saludar a cada uno de los acompañantes de Bill y al mismísimo Clinton.

"Lo saludé y no hablamos nada", dijo la chica que más allá de las barreras idiomáticas, aseguró que el presidente se quedó mudo tras el baile y no confirmó ni rechazó que le hayan ofrecido otra suma a cambio de más tiempo Sin embargo, la chica se esfuerza por ser discreta y no brindar más detalles de aquella noche que seguramente será un hito en su vida porque teme "causar un problema en su matrimonio" y tampoco desearía "encontrarme con dos monos en mi casa debido a mis dichos".

"Sí, no te voy a negar que lo vi entusiasmado cuando terminó el baile, como que le gustó, pero yo lo saludé, saludé a todos, me fui a cambiar, la noche duró un poco más y juro que me fui a casa a dormir", aclaró la chica.

Ahora Rincón manifestó que desde entonces es convocada por varios poderosos locales para que también les realice un show privado, similar al que disfrutó Bill. "Pero a mí me da bastante pudor porque me siento muy observada", dijo la morocha.

Y eso que engordó por ansiedad

Rincón se mostró feliz por el presente que está viviendo, dijo que en los próximos días viajará a Río de Janeiro a disfrutar de "unas merecidas vacaciones que no tengo desde hace dos años", y que a la vuelta la espera la co-conducción de un programa para un canal de aire "pero no quiero adelantar más, lo único que puedo decir es que es un proyecto de hace un tiempo, que me tenía muy ansiosa y provocó que me comiera todo y engordara. Va a estar bueno, ya se concretó y era algo que tenía muchas ganas de hacer".

Además aseguró que continúa con sus clases de comedia musical en el instituto de Valeria Lynch y que aún su corazón no tiene dueño, "pero tengo mucha fe en Brasil y quiero disfrutar mucho para volver al trabajo con todas las pilas".


Sobre esta noticia

Autor:
Peter Ve (44 noticias)
Visitas:
116510
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.